Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

DESAPARECIDA

Sospechoso: nuevo giro en caso Madelaine McCann

Por Mujer Dínamo 3 Jun, 2020

Policía identifica a pedófilo alemán y lo relaciona con Maddie y su desaparición en un resort de Portugal en 2007. Los investigadores germanos tratan el caso como “asesinato”.

Sospechoso: nuevo giro en caso Madelaine McCann

En medio de titulares de la pandemia del coronavirus y las protestas anti racismo en Estados Unidos y el mundo, el caso sobre la niña inglesa Madeleine McCann vuelve a hacer noticia. La policía identificó a un pedófilo alemán como sospechoso de la desaparición de la pequeña el 3 de mayo de 2007, cuando ella tenía sólo 3 años.

Scotland Yard señaló que el sujeto -no se entregó el nombre- tiene 43 años y actualmente cumple una larga condena de prisión por delitos no relacionados en Alemania.

La Oficina Federal de Policía Criminal (BKA) germana ahora lidera el caso, que se aborda como una investigación de asesinato. Las autoridades alemanas informaron que el sospechoso es un pedófilo con múltiples condenas, incluso, por abuso sexual de niños.

Cuando desapareció Maddie, el hombre vivía en Portugal. Allí trabajaba en banquetería, pero también se dedicaba a robar departamentos de veraneo y hoteles, además de traficar drogas.

“Hay razones para suponer que hay otras personas, además del sospechoso, que tienen un conocimiento concreto del curso del crimen y quizás también del lugar donde quedó el cuerpo”, dijo la BKA en un comunicado.

“Pedimos explícitamente a estas personas que se comuniquen con nosotros y nos brinden información”, agregó

En Inglaterra, la Policía Metropolitana dijo que todavía estaban tratando el caso como una investigación de persona desaparecida, y que no tenían “pruebas definitivas” que indicaran si Madeleine está viva o muerta.

“A medida que pasan los años, somos realistas sobre lo que podríamos estar tratando, pero siempre hay esperanza”, dijo hoy el Comisionado Adjunto, Stuart Cundy.

“Estamos pidiendo al público ayuda para probar o refutar si este hombre estuvo involucrado en la desaparición de Madeleine. Mantenemos una mente abierta sobre su participación y seguiremos la evidencia donde sea que nos lleve»”.

Los investigadores están pidiendo información sobre una van, un automóvil y un número de celular vinculado al sospechoso, datos que podrían ser “cruciales” para el caso.

El hombre tenía 30 años en el momento de la desaparición de Madeleine -el 3 de mayo de 2007-, cuando la niña estaba de vacaciones con sus padres en el resort Praia da Luz, en Portugal. La pareja la dejó sola en el departamento en un primer piso del centro vacacional para ir a comer al restaurant, al regreso su hija ya no estaba.

Los investigadores calculan que la sacaron entre las 21.10 y las 22.00. Poco más de una hora antes, los registros telefónicos ubicaron al sospechoso en el área, donde recibió una llamada de media hora de otro número celular portugués.

“La llamada recibida por el sospechoso fue a las 7.32 pm y terminó a las 8.02 pm, poco más de una hora antes de que Madeleine fuera vista por última vez”, dijo el inspector jefe de detectives Mark Cranwell.

“No creemos que la persona que llamó estaba en el área de Praia da Luz en ese momento. No estamos diciendo que esa persona sea sospechosa en este caso. Es alguien que realmente necesitamos identificar como testigo clave y les instamos a que se pongan en contacto”.

También se pide información a quien reconozca los números de teléfono o haya visto dos vehículos vinculados al hombre: una camper VW y un Jaguar, que se volvió a registrar con otro nombre en Alemania el día después de la desaparición de Madeleine.

“Sabemos que él estuvo en esa área en la van en las semanas y días anteriores y posteriores”, agregó Cranwell. “Algunas personas conocen al hombre. Me dirijo a ellos directamente. Puede que estén al tanto de algunas de las cosas que él haya hecho, que les haya revelado (información de) la desaparición de Madeleine. Han pasado más de 13 años y sus lealtades pueden haber cambiado. Este individuo está en prisión y somos conscientes de que algunas personas pudieron haber estado preocupadas por contactar a la policía en el pasado. Ahora es el momento de presentarse”.

En el Reino Unido hay una recompensa de 20.000 libras por información que conduzca a la condena de la persona responsable de la desaparición de Maddie, además de los 10 mil euros que se ofrece en Alemania.

“El sospechoso fue sentenciado en numerosas ocasiones a penas de prisión por abuso sexual de niños en el pasado”, detallaron funcionarios alemanes. “Este hecho probablemente no sea conocido por la mayoría de sus contactos”.

Se lo describe como blanco, de un metro ochenta, delgado, de pelo rubio corto.

El acusado vivió regularmente en la región portuguesa de Algarve entre 1995 y 2007. Se mudó a ese país desde Braunschweig. Residió durante varios años en una casa entre Praia da Luz y el pueblo cercano de Lagos, dijo el BKA.

Scotland Yard contó que investigaron al hombre como sospechoso en 2017, después de un llamado público por ayuda que realizó la policía en el décimo aniversario de la desaparición de Madeleine. Esto resultó en la recepción de “información importante”.

Segun los investigadores, el nombre de este alemán se conocía anteriormente porque estaba dentro de las 600 personas consideradas potencialmente significativas.

Los oficiales comentaron que consideran una variada “cantidad de motivos”, pero no pueden confirmar si se sospechaba que Madeleine hubiese sido secuestrada en la van.

En una declaración los padres de la niña, Kate y Gerry McCann, dijeron: “Todo lo que siempre hemos querido es encontrarla, descubrir la verdad y llevar a los responsables ante la justicia. Nunca renunciaremos a la esperanza de encontrar a Madeleine con vida, pero sea cual sea el resultado, necesitamos saber (lo que pasó) para encontrar la paz”.

Lo más reciente

cerrar