Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

SE JUNTÓ CON FIDEL CASTRO

Regina Duarte: vigilada por la dictadura brasileña

Por Mujer Dínamo 22 Ene, 2020

Visita ilustre en Cuba en los 80, la actriz -y favorita para tomar el Ministerio de Cultura con Bolsonaro- fue acusada de infiltrar a la izquierda en la televisión a través de las teleseries.

No son rumores o fake news. Fotos y documentos reaparecen esta semana donde muestran a una ochentera actriz Regina Duarte (72) como una de las figuras ‘peligrosas’ para la dictadura militar brasileña -liderada por João Baptista Figueiredo entre 1979 a 1985- que puso especial atención en ella monitoreando cada uno de sus pasos.

El periodista político Hanrrikson de Andrade, de la cadena brasileña UOL, detalla este periodo para la famosa artista -hace años autodefinida como conservadora, apoyando candidatos de ese sector- que lidera las opciones de Jair Bolsonaro para tomar el Ministerio de Cultura, tras el escándalo del secretario anterior, Roberto Alvim, por dar un discurso tomando las palabras del nazi Joseph Goebbels.

Regina Duarte, quien se mantiene activa frente a las cámaras, fue una de las ídolas del género de las telenovelas en Brasil en los 70 y 80. Un éxito que se replicó a toda Latinoamérica gracias a títulos como Malu Mujer, Roque Santeiro, Todo vale y La reina de la chatarra. Y fue ese estatus de estrella internacional lo que la llevó a conocer al mismo Fidel Castro en Cuba.

La actriz Regina Duarte, hoy bolsonarista, estaba en el radar del régimen militar (1964-1985) y fue vista como una militante de izquierda “infiltrada en la televisión”, como se describe en un informe confidencial de la desaparecida DSI (División Seguridad e Información). El documento, de fecha 10 de mayo de 1982, forma parte de la colección de la dictadura. En ese momento, ella era parte del elenco de la telenovela Sétimo sentido (TV Globo), de la legendaria autora del género Janete Clair.

Durante la dictadura fue supervisada en todo momento por el SNI (Servicio Nacional de Información). Un episodio de especial interés para la inteligencia brasileña fue su viaje a Cuba para ser honrado por la asociación cultural Casa de Las Américas, en 1984.

Durante esa visita a país fue recibida por el mismísimo Fidel Castro. Entre los documentos que componen la colección del régimen dictatorial de Brasil hay uno que narra todos los pasos de Regina a La Habana. La artista llegó a la isla caribeña como la estrella de Malu Mujer. En ese momento, la revista IstoÉ publicó que esa teleserie había sido considerada el programa de televisión más popular en Cuba en 1983. Así, cerca de 5 mil cubano llenaron el teatro Carlos Marx en La Habana para conocer y rendir homenaje a la actriz brasileña.

Hanrrikson de Andrade cuenta para UOL que el reporte producido por SNI informa que Regina Duarte estuvo con Fidel y, más tarde, “visitó centros de trabajo y varias otras entidades, donde inició debates con trabajadores cubanos”. Además, menciona un encuentro entre la actriz y el reconocido poeta comunista Nicolás Guillén.

En otro documento confidencial, a través del cual los militares se dedicaron a investigar el “uso de artistas para la propaganda del régimen cubano”, se menciona una entrevista que dio en el periódico Voz da Unidade, del PCB (Partido Comunista Brasileiro).

Según el texto, la actriz “considera a Fidel Castro como uno de los mejores estadistas del mundo” y “defiende la reanudación de las relaciones entre Brasil y ese país”.

En octubre de 2018, durante la carrera por el Palacio de Planalto, el actor Gregório Duvivier, crítico de Bolsonaro, publicó en una red social una foto que muestra a la actriz junto a Fidel.

En el mapeo de los agentes de la dictadura sobre la visita de Regina a Cuba se incluye una entrevista de la actriz con el filósofo y politólogo Emir Sader, concedida en 1983, poco antes del viaje. En ese momento, él era corresponsal de la revista cultural El Caimán Barbudo. En el texto, ella le dice que no se consideraba feminista, pero reflexiona: “aunque creo que vivo de acuerdo con algunas cosas que las feministas consideran positivas”.

El entrevistador le pregunta con qué “mujeres contemporáneas” se identificaría más. Entre los nombres que cita Regina Duarte cita a la economista Maria da Conceição Tavares, una voz de izquierda que ya era diputada federal por el PT, y la novelista Simone de Beauvoir (1908-1986), una famosa autora feminista. También menciona a la antropóloga Ruth Cardoso.

El periodista De Andrade escribe que bajo el título “Infiltración izquierdista en la televisión”, el DSI, afirma que Duarte era notable por su “militancia izquierdista” y que ejercería “gran influencia sobre otros artistas de telenovelas”.

El informe también enumera otros nombres de actores con un perfil similar en la versión del régimen, como el escritor y actor Mário Lago, el actor Gianfrancesco Guarnieri, la actriz y sindicalista Lélia Abramo, entre otros.

Lo más reciente

cerrar