Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

CULTURA

La nueva ‘vida pop’ de Gabriela Mistral

Por 14 Ene, 2020

Vestida de jeans, bototos, una polera con la letra de Sudamerican Rockers y el pañuelo verde de aborto libre. Esa es la imagen que quedó en el GAM de la ganadora del Nobel tras el estallido social, situándola como ‘compañera’ en el movimiento. En la previa del lanzamiento de un gran libro con sus obras reunidas, analizamos junto a una mistralista el impacto que revive en las nuevas generaciones.

El 10 de enero se cumplieron 63 años de la muerte de Gabriela Mistral, chilena, educadora, poetisa, diplomática y la primera persona latinoamericana en recibir el Premio Nobel de Literatura.

De múltiples trabajos y múltiples nombres (su registro real es Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga), la oriunda de Vicuña es un personaje complejo con diversas facetas, que desde el estallido social de octubre la han convertido nuevamente protagonista. Así su imagen ha sido elevada por la generación de este nuevo milenio como un icono de la lucha social: en materia de desigualdad, educación, feminismo y LGBT.

El mural del GAM

Las demandas sociales quedaron escritas en las paredes de todas las ciudades de Chile en forma de mensajes, algunas amenazas y también arte callejero. Uno de los registros más visto fue el mural de Gabriela Mistral que pintó el artista Fab Ciraolo en el GAM. En éste la Premio Nobel vestía jeans, bototos, una polera con la letra de la canción Sudamerican Rockers de Los Prisioneros, el pañuelo verde de aborto libre. En su mano, llevaba la bandera de Chile completamente negra.

“Esta imagen reivindica el lugar de estrella que tiene Mistral y también el derecho a que nuestros artistas del Cono Sur sean nuestras luces divinas”, explica la doctora en Literatura y académica de la Facultad de Letras de la PUC Magda Sepúlveda, quien está trabajando en la edición de su obra reunida.

¿Sería así la Gabriela Mistral de hoy? “Sus declaraciones sobre Chile parecen actuales”asegura. “Denunció el clasismo, comparó a Chile con un feudo (En el antiguo feudo de Chile hay una inclinación vieja y fatal hacia la dictadura). La manera de decir las cosas -directa y divertida, a veces irónica- la colocan en un sitio privilegiado: el de los que se atreven a tener una posición que no se acomoda con ningún sitio”.

MENOS CÓNDOR, MÁS HUEMUL

Una frase que se repitió mucho entre los rayados de las calles es este título de uno de los ‘recados’ que escribía Gabriela Mistral El Mercurio y otros diarios internacionales.

“En ese recado, ella desprecia Los discursos gritones, en el sentido del cóndor, al que considera cercano al buitre, y se interesa por el huemul al que distingue por la finura de sus sentidos y la gracia de su andar. Parte de esa gracia es la forma de expresarse de Mistral, riendo risa india, dice ella en un poema de su libro Tala.”

LAS MUJERES

“El modo en que Gabriela Mistral llevó su vida personal, la transforma en un icono de la transgresión”, enfatiza Magda. Se le atribuyó una relación con su asistente personal Laura Rodig y luego con la escritora Doris Dana (foto), quien terminó siendo su heredera y albacea de sus derechos tras su muerte.

“Ella decidió hacer una vida no heterosexual. La acompañaron mujeres a las que presentaba como secretarias. No desperdició su tiempo humano en el melodrama pasional y se encargó de aclarar que Romelio Ureta no se mató por ella ni nada parecido, sino porque había sacado dinero de la caja chica de su trabajo y estaba endeudado. Su alejamiento del melodrama inculcado a las mujeres y su construcción de un mundo mujeril entrega guiños al movimiento actual”, comenta la académica.

GABRIELA Y LA PSU

La educación era algo fundamental para ella. Desde joven comenzó a trabajar como profesora en La Serena y luchó tanto por la educación primaria obligatoria como por la inclusión de las mujeres en el sistema educativo. Entonces, ¿qué pensaría de lo que pasa actualmente con la PSU?

“Yo no puedo hablar por ella”, dice Magda. “Sólo puedo resumir algo de lo que ella aconsejó a los que enseñamos:

  1. “Sé fervoroso”, invitando a tener fuego en el corazón porque sólo así se encienden otras llamas.
  2. “Enseñar al aire libre y a la ciudad abierta”. Para ella, la clase encerrada era fría, pero bajo un parrón era alegre. En la urbe la clase debía invitar a conocer la ciudad. Para ella, es necesario que recordemos que las aves enseñan a volar a sus crías al aire libre.
  3. Evitar “el fastidio que lleva derecho a la repugnancia”. En sus palabras: yerran los maestros celando mucho la calidad de la lectura, la matan”.

ESPECIAL MUJERES DISCOVERY CHANNEL

El año pasado, Discovery la destacó en su especial Grandes Mujeres Ilustradas. “Gabriela se convirtió en una referente histórica en la lucha por la educación igualitaria y en símbolo de los derechos LGBT”, se destaca en el video resumen de su vida y sus logros. Otros nombres celebrados son Frida Kahlo, la bailarina Paloma Herrera, la tenista Gabriela Sabatini y también la chilena Isabel Allende.

SU OBRA REUNIDA

Su actualidad también será protagonista en las vitrinas de las librerías de manera estelar. Ediciones Biblioteca Nacional recopila en ocho tomos –el primero se lanzará este mes y el resto durante todo el 2020– las obras reunidas de Gabriela Mistral. En las cerca de 500 páginas de cada volumen hay una amplia selección de su trabajo, tanto lo publicada en distintos formatos como lo inédito que apareció de manera póstuma: poesía, prosa, ensayos y hasta correspondencia.

Y aunque se trata de una de las mujeres más importantes de la historia del país, el equipo editorial está compuesto en su mayoría por hombres: Jaime Quezada, Thomas Harris, Carlos Decap y Gustavo Barrera. La única mujer es Magda Sepúlveda.

“La escritura de Mistral tiene componentes centrales para el mundo actual. El reconocimiento de una América indígena y una mirada hacia las mujeres pobres que crían solas a sus hijos. Sin duda, posee un componente religioso que ha sido leído en su vertiente católica, pero cuya lectura ecuménica está todavía por hacerse (recordemos que se acercó a la teosofía y al budismo). Su poesía tiene imágenes que nos trascenderán, por ejemplo: No te digan como nombre /lo de ‘indio pata rajada’ / sino que te den parcela. Se parece a “que no te manden para tu población”, porque en Chile cabemos todos”.

Lo más reciente

cerrar