Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

EN EL TRABAJO

Nueva lucha: Japonesas se unen contra prohibición de anteojos

Por Mujer Dínamo 4 Dic, 2019

Muchas compañías tienen esa política porque las mujeres tendrían apariencia muy “fría” con los accesorios ópticos. Ayer se presentó una petición en contra de la medida al Ministerio de Trabajo.

El tiempo de ver a todas las mujeres como ‘geishas’ está llegando a su fin en Japón. La población femenina nipona se está rebelando contra los abusos de género. A la lucha contra la obligación de usar zapatos con tacos en el trabajo, esta semana se formalizó el rechazo a la prohibición de usar anteojos ópticos en oficinas y otros ambientes laborales.

En ese país los lentes ópticos darían a las empleadas una expresión “fría” y “no femenina”. Al menos eso fue afirmado por algunos líderes empresariales en el canal Nippon TV el 6 de noviembre. Así estos empleadores explicaron por qué habían prohibido a las mujeres de sus compañías usar este accesorio.

Desde entonces, miles de usuarias de internet han respondido a estos comentarios en Twitter. Así crearon el hashtag “los anteojos están prohibidos” (# メ ガ ネ 禁止), para apoyar a las japonesas afectados por este mandato laboral.

En las entrevistas, algunos gerentes afirmaban que los anteojos darían a las vendedoras una expresión “fría” y distante hacia aquellos que entran a sus tiendas. Pero quien más llamó la atención en las declaraciones al canal Nippon TV fue el ejecutivo de una aerolínea, quien dijo que ese accesorio óptico podrían “obstaculizar” la visión de las empleadas, creando riesgos de seguridad. En restaurantes se negaban a su uso por las meseras ya que no coordinaban con la imagen de trajes tradicionales, como los kimonos.

Como resultado de estos testimonios, la versión japonesa del sitio web Business Insider describió las situaciones desagradables experimentadas por varias mujeres, como la veinteañera Sra. A. (quiso quedar en el anonimato), con una visión muy débil y que atendía en una multitienda con prohibición de usar sus anteojos. Sus momentos de descanso son dedicados a cerrar los ojos para poder darles una pausa al esfuerzo. “Durante esos primeros años de trabajo me dijeron una y otra vez que necesitaba lucir más dulce y femenina”, declaró a ese medio de prensa.

“No está claro si estas llamada ‘prohibiciones’ se basan en políticas corporativas o si reflejan prácticas sociales en estos lugares de trabajo”, informó la cadena la BBC.

Cansadas de estos estándares de belleza obsoletos y restrictivos, las japonesas han estado protestando durante meses contra estos mandatos reservados para las mujeres. Ya en junio más de 20 mil firmaron una petición en línea contra el uso de tacones, que es obligatorio en algunos lugares de trabajo. Una iniciativa que había cobrado impulso con el hashtag de protesta #KuToo (kutsu significa zapato y kutsū dolor), replicando al movimiento #MeToo.

En respuesta, el ministro japonés de Salud Takumi Nemoto dijo que las expectativas del código de vestimenta eran “necesarias y apropiadas” en el lugar de trabajo.

Yumi Ishikawa

Yumi Ishikawa, actriz, activista y escritora detrás de este hashtag, dijo que la prohibición de los anteojos no era diferente a imponer el uso de tacos. Eso la motivó a presentar ayer una nueva petición contra la medida al Ministerio de Trabajo, apoyada por más de 31 mil firmas según AFP.

“Si usar anteojos es un problema real en el trabajo, debería prohibirse para todos, tanto hombres como mujeres”, dijo la activista a Bloomberg News.

“Si las reglas prohíben que sólo las mujeres usen anteojos, esto es una discriminación contra las mujeres”, dijo Kanae Doi, directora de Japón de Human Rights Watch, a la Fundación Thomson Reuters.

No se trata de la injusticia sobre lo que pueden y no usar para trabajar lo que se enfrentan las japonesas. Un informe de 2017 reveló que las mujeres en ese país asumen más del 75 por ciento del trabajo no remunerado y los cuidados en comparación con los hombres. Japón también tiene la tercera brecha salarial de género más alta entre los 36 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

Lo más reciente

cerrar