Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

ACTIVISMO

Protesta de Lastesis se suma a hitos mundiales del feminismo

Por Lucy Willson 2 Dic, 2019

La performance política del grupo de Valparaíso cruzó fronteras y se transformó en himno inmediato para las mujeres en distintos puntos del planeta. Un logro, independiente del idioma, que también lograron otros momentos culturales recientes de la lucha de género en la era de las redes sociales.

Lastesis Foto: Raul Zamora/Aton Chile

“¡El violador eres tú!”. Esa frase todavía resuena en un eco eterno a una semana de que el colectivo Lastesis, de Valparaíso, lo gritara a todo pulmón en una performance de himno, pasos y vendas en los ojos el #25N (25 de noviembre, Día Internacional Contra la Violencia de la Mujer) por distintos puntos de la capital.

El impacto de ese lunes de noviembre llevó a repetir la acción -titulada Un violador en tu camino– el viernes 29 en otras ciudades de Chile y en distintos países, donde mujeres que rápidamente se sumaron al llamado del grupo por redes sociales inspiradas en el mismo sentimiento que reclamaba el himno: “La culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía”. Una culpa universalmente que impuesta por la sociedad sobre la mujer cuando es atacada. No es una afirmación cliché: hace un pestañear de ojos se cuestionó a la joven violada en grupo por La Manada en España, indignando al mundo unánimemente.

Así Lastesis se suman a otros hitos de la cultura popular que también han sido acogidos por el feminismo, traduciéndose con el mismo sentimiento de género. Aquí algunos ejemplos recientes:

Foto: @mihaisurdu

#MeToo

El 15 de octubre de 2017 aparece en Twitter un hashtag que representa hasta hoy el sentimiento de acoso y violencia de género en las mujeres de todo el mundo: #MeToo. Aunque el término había sido creado más de una década atrás por la activista Tarana Burke, fue la actriz Alyssa Milano quien lo hizo viral hace dos años cuando escribió en su cuenta: “Si todas las mujeres que alguna vez fueron acosadas o agredidas sexualmente hubieran escrito#MeToo”. Esto en alusión al caso destapado por The New York Times y el New Yorker sobre Harvey Weinstein. Casi de inmediato, esa red social se convirtió en un confesionario de historias personales en todos los idiomas que iban acompañaos del hashtag.

El traje de la ficción a la lucha en las calles del mundo.

Serie El cuento de la criada

También en 2017 aparece la serie El cuento de la criada, basada en el libro homónimo de Margaret Atwood lanzado en 1985. Pero su adaptación a la pantalla con Elisabeth Moss (Mad Men) como protagonista no sólo tuvo un impacto en la crítica, sino que en las mujeres de todo el planeta que vieron en esa ‘ficticia’ sociedad distópica el maltrato y utilitarismo hacia las mujeres. De hecho, el look de los personajes de las criadas (asignadas por su capacidad fértil a ser violadas) en el programa es reconocido en todo el mundo y se usa como una forma de protesta en marchas y acciones feministas.

Beyoncé

“Who Runs the World”, pregunta en su cancion homónima la ídolad del pop para recibir como coro: “Girls, Girls” en el show del Super Bowl de 2016, con un ejército de mujeres en actitud combativa. No era un declaración de principios sorpresa para todo el mundo, ya que previo al movimiento MeToo, la intérprete apareció en 2014 en los MTV Video Music Awards frenete a una pantalla en que se leía en gigante la palabra “Feminist”. Siempre marcando un antes y después en distintas áreas para el género, como su show en Coachella, donde fue la primera mujer y afrodescendiente en liderar el cartel del festival de música. En todo el mundo, traducido o no, siempre hay en la marchas feminnistas un letrero que dice retóricamente “Who Runs the World”.

Mujer Maravilla

Ya no es sólo la heroína sexy con un lazo dorado y avión invisible con la que varias generaciones crecieron. En el Siglo 21 es símbolo de feminismo puro gracias a la película protagonizada por Gal Gadot y dirigida por Patty Jenkins. Una apuesta inédita ara Hollywood, ya que era una cinta con una mujeres delante y tras la pantalla y que recaudó más de 800 millones dólares en todo el mundo, echando abajo el mito de que las cintas de mujers no eran atractivas para la taquilla. Las niñas de esta era sueñan con ser esa fuerte y determinada Mujer Maravilla, atrás quedó el cliché de disfraz sexy porque hoy es sinónimo de empoderamiento en todo el mundo.

Las rusas Pussy Riot

Los pasamontañas de Pussy Riot

Mujeres de todo el planeta solidarizaron con la agrupación rusa Pussy Riot poniéndose los mismos pasamontañas que caracterizaba a estas jóvenes de punk subversivo cuando en 2012 fueron arrestadas por una protesta en la Catedral de Moscú. Hasta hoy, en el mundo miles de mujeres salen a protestar llevando esta prenda en homenaje indirecto a la rebeldía de estas moscovitas.

Nasty Woman

En el planeta pocos pueden disputarle el título de machista máximo a Donald Trump. Pero, sin saberlo, el mandatario estadounidense lanzó uno de los términos feministas internacionalmente más reconocidos de la actualidad. En 2016, cuando estaba en campaña presidencial contra Hillary Clinton, en un debate televisado en vivo -y mientras ella hablaba- la trató de “Nasty woman” (“mujer desagradable”). Hoy las feministas del mundo usan poleras con la frase, hacen carteles y lienzos porque todas, a ojos de cualquier hombre como Trump, están felices de ser una Nasty Woman.

Lo más reciente

cerrar