Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Entrevista

Astrología para tiempos difíciles: lo que dice el cielo sobre Chile

Por 15 Nov, 2019

La astróloga y socióloga Consuelo Ulloa (@miauastral) nos enseña en su libro superventas el papel fundamental que jugaron Plutón y Saturno en el estallido social nacional y cómo el eclipse de julio está relacionado con los movimientos que se están tomando Latinoamérica. ¿Qué indican las estrellas sobre lo que vendrá? “El 2020 será muy capricorniano: de orden, de estructura, de entender y de armar”, asegura.

Astrología para tiempos difíciles: lo que dice el cielo sobre Chile Foto: David Gómez.

En octubre, la socióloga de la Universidad Católica y astróloga Consuelo Ulloa (@miauastral) publicó su primer libro, Astrología para tiempos difíciles. Un título que, con el paso de los días, probó ser completamente apropiado para el contexto nacional.

“Estamos acercándonos cada vez más a un proceso que va a generar una gran transformación, que se va a sentir hasta el 2021 y que va a tener efectos a largo plazo”, le asegura a Mujer Dínamo.

¿Cuáles son los principales actores astrales que generaron este estallido? A continuación, nos explica:

  • Plutón en Capricornio: “Plutón es el regente de escorpión y habla mucho de abrir las pulsiones que uno puede tener contenidas: las cosas que han sido negadas y evadidas, lo que no hemos querido enfrentar. Plutón está desde el 2008 en Capricornio, que es un signo que se relaciona mucho con la autoridad, las estructuras de poder y la tradición. Entonces, ha estado haciendo una destrucción de las estructuras de poder, de cómo nos relacionamos con la autoridad, con el gobierno y la Iglesia”.
  • Saturno en Capricornio: “Saturno habla de disciplina, de orden y, a la vez, de limitaciones. Entonces, esta conjunción nos hace entender cuáles son las limitaciones que estamos encontrando respecto de estas figuras de poder que están destruyéndose, que se están diluyendo gracias al encuentro de Plutón en Capricornio. Este año Plutón y Saturno han estado muy cerca –a 3º de distancia-, lo que genera que la energía esté muy fuerte y activa”.
  • El Nodo Sur: “Es lo que tenemos que empezar a ‘limpiar’, a evaluar, a dejar atrás para poder abrazar energéticamente lo que tiene nuestro nodo norte. El Nodo Sur también está en Capricornio, entonces hay una triple energía muy fuerte que esta haciendo una destrucción de las estructuras de poder, de cómo nos entendemos en relación con las figuras que están representándonos y nos están imponiendo el poder en relación a nosotros mismos, el poder personal de cómo nos hacemos cargo de nuestra existencia”.
  • La energía de Urano: “Habla mucho de las revoluciones, los cambios súbitos, de los movimientos revolucionarios. Urano está en Tauro, que habla mucho de la energía de la tierra, de lo femenino, del dinero, de lo que valoramos, de lo que nos parece importante. Todo esto es un remecimiento a nivel energético y terrenal, porque está gatillando que nos demos cuenta de que la forma en la que nos estamos relacionando con la vida, la forma en que recibimos el dinero, en que estamos trabajando, en que estamos manifestando nuestra forma de vivir, no se nos hace valorable”.
  • El Nodo Norte: “Está en Cáncer –que habla mucho de la tribu, del pueblo, de la contención emocional- lo que gatilla que nos conectemos como pueblo para poder buscar una mejor calidad de vida”.

“Como está la energía de escorpión muy fuerte, lo que está pasando es un movimiento profundo respecto a revivir traumas antiguos: la violencia desde lo que más nos asusta que son los militares, la violencia policial y las manipulaciones mediáticas. Todo eso está empezando a emerger, porque tiene que ser sanado”, explica Consuelo. “Eso hace que estemos viviendo un cambio pivotal en la forma en la que nos relacionamos con la economía, con el gobierno y con el poder. Llegamos a un punto de inflexión en donde no podemos seguir aguantando, más que el abuso, el desgaste emocional, energético y de cuerpo que nos da la calidad de vida que tenemos”.

¿Qué viene ahora?

Con esta configuración astrológica la gente va a seguir buscando modos para manifestar el descontento. Este año, Júpiter ha estado en Sagitario, lo que ha traído el deseo de investigar la verdad, encontrar una forma de entender el mundo desde la filosofía, la política, la religión y la esoteria. El 2 de diciembre Júpiter va a pasar a Capricornio -lo que va a juntarse con Plutón en Capricornio tres veces en 2020- y eso significará expansión y transformación. El próximo año será muy capricorniano: de orden, de estructura, de entender, de armar. Quizás ahí será cuando podamos armar una asamblea constituyente. Hacia el 2021 se va a hacer una conjunción bien importante: Saturno va a pasar a Acuario en conjunción a Júpiter con Acuario. Esa es una conjunción que ocurre cada 20 años, que marca un antes y un después en la estructura en la cual estamos ordenándonos como sociedad y políticamente. Todos los cambios van derechito a una transformación sociopolítica.

¿Por qué ha habido movimientos sociales en gran parte de Latinoamérica?

Desde la vereda astrológica, el eclipse del 2 de julio (que se dio en Cáncer) está despertando al territorio desde la tierra y el pueblo. Busca terminar con la materialización de la estructura colonialista que nos ha dado Estados Unidos, Europa y todos quienes han venido a extraer recursos naturales y que han intentado meter a la fuerza una estructura política para mantener la dominación económica. Latinoamérica está viviendo un proceso de agotamiento político, estructural y social, de darnos cuenta que la forma que estamos viviendo ni siquiera es nuestra: no respeta la localidad, la territorialidad, las particulares sociales de quienes vivimos acá. Por eso el estallido político de Latinoamérica es tan importante, porque habla de una historia de intentos fallidos de instaurar regímenes desde cosas que funcionan afuera, no acá.

No es un libro de predicciones ni un recetario para tener el control de todos los aspectos que conlleva la adultez. Astrología para tiempos difíciles es una guía para entender tu propia carta astral y así poder sanar heridas, mantener relaciones saludables con quienes te rodean pero, sobre todo, contigo misma.

“Es una invitación a entenderte y conocerte”, cuenta Consuelo. “Eso es lo que te va a permitir hacer el trabajo y empoderarte para saber qué es lo que quieres ser, lo que quieres elegir, por qué quieres luchar, para dónde va tu vida. Lo más importante es hacerlo espiritualmente, volviendo a tu alma y decidir desde ahí”.

¿Cuáles son los principales mitos sobre astrología?

Primero, que es una herramienta adivinatoria, simplista y que sólo se arraiga en la utilización de dos o tres variables para saber si vas a tener plata y amor. Segundo, creer que no tiene una metodología. La astrología es una disciplina que se piensa, que tiene parámetros metodológicos muy científicos y que se enraíza en la astronomía y la filosofía.

¿Por qué la gente está más interesada y más abierta a creer en la astrología?

Por el temor a lo desconocido. Todos buscamos una trascendencia en la vida, tratando de entender por qué estamos acá, por qué vivimos donde vivimos. Ya no creemos en nada: ni en las instituciones, ni en las personas que salen en la televisión, ni en la Iglesia, ni en los políticos, no confiamos ni siquiera en la persona que tenemos al lado. Eso, sumado al ensalce de la individualización, porque ahora tenemos mil dispositivos para poder decir quién somos, qué queremos ser y cómo nos mostramos.

Lo más reciente

cerrar