Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

CONCURSO

Así se planeaba “abrir” el Santa Lucía a la ciudad

Por Mujer Dínamo 30 Oct, 2019

Proyecto de arquitectura y paisajismo.

Así se planeaba “abrir” el Santa Lucía a la ciudad Foto: Tripadvisor

Entre las duras imágenes que cerraron la jornada de ayer, las llamas en el Cerro Santa Lucía conmovieron en todo nivel. Literalmente, el corazón de Santiago, ardía. Y muchos recordaron su nombre original: Huelén (“desdicha” en mapudungún). Sin duda, dolió.

Un peñasco que en 1872 el intendente anticlerical, fundador de la Sociedad de a Igualdad y americanista Benjamín Vicuña Mackenna se empecinó en convertir en un parque verde. Y -con el trabajo físico de reclusos dedicados en exclusiva en ese proyecto- lo hizo fértil con miles de carretillas de rica tierra vegetal, palmas de Ocoa y Cocalán, tubérculos de flores silvestres y semillas de su propia hacienda, la que hipotecó para dar caja a ese sueño.

Juan Grimm, el gran paisajista chileno de renombre internacional, no duda en decir que este cerro es el lugar que más le gusta de Santiago. “Que en una ciudad tenga un cerro en la mitad es una rareza, son pocas las que lo tienen. Pero el Santa Lucía posee una cosa como de escala, de una plaza pública increíble, y con esa topografía. Es una joya metida en el centro de Santiago. Lo lindo es poder caminarlo, y a medida que vas subiendo, te vas metiendo en una cosa natural y te despegas de la ciudad, y ahí miras todo desde arriba”, señaló el año pasado a Qué Pasa cuando lanzaba su más reciente libro.

Este punto de encuentro que toma especial vida en eventos ciudadanos y privados, desde matrimonios hasta el festival gastronómico Ñam que llena de sabores sus senderos y terrazas con miles redescubriendo el Santa Lucía.

En ese último espíritu, hace tres años la Municipalidad de Santiago presentó a los ganadores del el concurso de Ideas para Cerro Santa Lucía. Entre las 19 propuestas que finalmente llegaron a la etapa final del concurso, el tercer lugar recayó en la Fundación Cerros Isla (Antonia Besa, Fernanda Ruiz, Angela Mimica) en asociación con la arquitecta Macarena Gaete Cruz y la historiadora Javiera Maino, quienes buscaron “perfilar al cerro Santa Lucía como un museo abierto, desplegando un guión a través de rutas culturales y patrimoniales”, según el fallo oficial publicado en la web municipal.

El segundo puesto lo lograron el arquitecto Mario Pérez de Arce junto a la paisajista Ximena Nazal por su “integralidad y claridad”, que propusieron la idea de un parque interior y uno perimetral que “reconoce los sectores topográficos que conforman el cerro”.

Lámina: Jadue Livingstone + Juan Hurtado Arquitectos

El veredicto del primer lugar recayó en Jadue Livingstone + Juan Hurtado Arquitectos, por su apuesta por “la apertura del cerro hacia la ciudad, con el objeto de disminuir la fragmentación entre los sectores oriente/poniente”.

El jurado justificó su decisión así: “(Es) una propuesta muy clara que denota profundo conocimiento del cerro y explota sus potencialidades. Es bastante coherente, sutil, sensible y armoniosa, con énfasis en restauración, otorgándole todo el protagonismo y valor al cerro, por sobre sus elementos. La propuesta de restauración pone en valor al cerro como lugar ceremonial y fundacional de la ciudad de Santiago y también pone en valor su topografía”.

La ganadora del concurso, Paula Livingstone, indicó: “Se propone intervenir el cerro de manera respetuosa y solemne intentando otorgarle la identidad que merece”.

Lo más reciente

AUTOCUIDADO

Relajo en el agua

En días tan intensos, nuestra columnista especializada en belleza detrás de…

Por Lía Klarmann
cerrar