Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

DRAMA

Una fanática del fútbol en Irán muere tras prenderse fuego

Por Mujer Dínamo 11 Sep, 2019

Una mujer iraní conocida como la “Chica Azul” se prendió fuego después de recibir una sentencia de prisión por intentar ingresar a un estadio de fútbol. Su muerte provocó indignación en las redes sociales y algunos pidieron un boicot.

Una fanática del fútbol en Irán muere tras prenderse fuego

Cada vez se celebran más los espacios que la mujer se ha ganado en el fútbol. Avances que quedaron demostrados en la reciente Copa Mundial Francia 2019, en la que participó Chile con ‘Tiane’ Endler al arco. Por eso que ayer causó indignación en todo el mundo la noticia de que una iraní de 29 años muriera al prenderse fuego para protestar contra la prohibición en su país del ingreso de mujeres a los estadios.

La manifestante, identificada como Sahar Khodayari, se roció con gasolina y se prendió fuego afuera de un tribunal la semana pasada, tras enterarse de que la habían sentenciado a 6 meses de prisión por intentar ingresar a un estadio.

Khodayari, quien también era conocida como la “Chica Azul” (por los colores de su club), en marzo intentó entrar a ver a su equipo de fútbol favorito, Esteghlal. Se disfrazó de hombre, vestida con un postizo azul y un largo abrigo.

La veinteañera le dijo a los guardias de seguridad que era una mujer después de que intentaron registrarla a la entrada, según relató su hermana. “La arrestaron allí mismo”, añadió en una entrevista el 5 de septiembre con Shahrvandonline.ir.

Tras su iniciativa fue arrestada e inicialmente puesta en libertad bajo fianza, pero su sentencia de seis meses de prisión fue confirmada nuevamente la semana pasada. Las fotos de la mujer cubierta con vendas en el hospital se compartieron ampliamente en las redes sociales.

Se le ha pedido al poder judicial de Irán que investigue su muerte, informaron luego los medios estatales. “Su familia recibió una advertencia y ya no se le permite hablar con los medios”, dijo a la Deutsche Welle Maziyar Bahari, periodista y cineasta iraní-canadiense que tiene un contrato con la familia de Khodayari.

Sahar murió el viernes y los servicios de seguridad la enterraron de inmediato. Las autoridades le dijeron a su familia: Su hija ya nos ha causado suficientes problemas; no queremos saber nada más de ustedes. Sus parientes han sido severamente intimidados”, añadió la profesional.

Lo más reciente

cerrar