Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Rusia

Lyubov Sobol, la mujer que enfrenta a Putin

Por 20 Ago, 2019

La reciente ola de protestas en Moscú tiene a esta abogada como protagonista, una de las figuras de oposición que fueron vetadas de participar en las elecciones municipales de septiembre.

Lyubov Sobol, la mujer que enfrenta a Putin

Durante las últimas semanas en Rusia ha resurgido una nueva ola de protestas sociales que buscan una cosa puntual: elecciones justas. Y entre todos los moscovitas que se movilizan en las calles ha surgido una clara líder: Lyubov Sobol.

La rubia abogada de 31 años se hizo un lugar en la política rusa gracias a su trabajo con Alexei Navalny, uno de los principales críticos del presidente Vladimir Putin, en su fundación anti corrupción FBK. En 2018 fue electa para el consejo central del partido progresista de Navalny, al que se le prohibió participar en las próximas elecciones.

Frente a esa situación, el equipo ha recurrido a otra plataforma para enfrentarse al gobierno, una aún más democrática. Lyubov maneja el canal de YouTube Navalny-Live, que tiene más de un millón de suscriptores ydonde ella con otras figuras desmantelan detalles de la corrupción del país.

 

La rusa se convirtió en protagonista cuando con otros activistas fueron vetados de las próximas elecciones municipales de septiembre –su tercer intento de postulación desde 2014–, ya que según la comisión electoral entregó una lista con un 14% de firmas falsas, acusación que Sobol negó. De hecho, había conseguido más de las firmas necesarias.

En respuesta a la prohibición, Lyubov hizo una huelga de hambre por casi tres semanas, acampando afuera de la municipalidad de Moscú, terminando detenida y multada.

A pesar de su rol como líder, la abogada no ha podido participar de las últimas marchas porque la policía de Moscú la tiene en la mira y la detiene antes de empezar. De todas formas, ella se hace presente enviando mensajes de apoyo a través de su Twitter. “No podré llegar a la protesta, pero saben qué hacer sin mí”, escribió. 

Más de 800 manifestantes fueron arrestados en esa manifestación, mientras que la semana anterior se detuvieron a más de 1.300 personas –muchas de ellas salieron heridas del enfrentamiento con la policía- en una protesta similar.

Nunca antes habían generado tanta noticia las elecciones municipales, pero en esta ocasión es una especie de ‘adelanto’ de la postura política de Moscú, cuyos residentes se han mostrado especialmente críticos del Kremlin.

Si el veto no se levanta, Sobol planea emular la táctica de Navalny de llamar al electorado a votar por cualquier candidato que no pertenezca al partido de gobierno United Russia. Por mientras, esta serie de protestas sociales se suma a la desaceleración económica como factores que están haciendo caer la popularidad de Vladimir Putin.

Lo más reciente

cerrar