Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

A 20 AÑOS DE LA MUERTE DE LA PAREJA

Aparece video del matrimonio secreto de John Kennedy Jr. y Carolyn Bessett

Por Lucy Willson 19 Jul, 2019

La producción JFK Jr and Carolyn’s Wedding: The Lost Tapes contiene el inédito registro realizado por el mejor amigo de John John. Vimos el especial de TV y nos volvimos a enamorar. Aquí te lo contamos.

Aparece video del matrimonio secreto de John Kennedy Jr. y Carolyn Bessett

Guapísimo, educado y gran heredero del linaje más famoso de su país, en 1999 John F. Kennedy (38) simbolizaba lo más cercano a la realeza estadounidense. Su moderna mujer, Carolyn Bessette (33), misteriosa y bellísima, poseía una cautivadora elegancia que encandilaba en cada lugar donde llegara. Juntos proyectaban una imagen soñada, en la que muchos apostaban sus fichas para que evolucionara en futuros carteles de campaña para la Casa Blanca. Por eso, cuando el pequeño avión que él piloteba hacia la isla de Martha’s Vineyard cayó trágicamente al mar con ella y cuñada Lauren a bordo el 16 de julio de ese año, el corazón norteamericano se rompió en pedazos.

Una tragedia más para los Kennedy. La maldición de Camelot reaparecía.

Por eso esta semana, en el vigésimo aniversario de la muerte de “John John” (como lo llamaban, desmarcándolo de su asesinado padre) y Carolyn, apareció su historia en la memoria de los medios. Entre anuncios de nuevas biografías, editoriales en diarios y entrevistas, destaca un debut único: el documental JFK Jr and Carolyn’s Wedding: The Lost Tapes. ¿La razón? Saca a luz las únicas imágenes de video del matrimonio de la pareja.

La producción, que se estrenó por la pantalla del canal TLC, mostró la trastienda, ceremonia y fiesta del matrimonio secreto de la pareja el 21 de septiembre de 1996. Un material único -de tono casero-, que John le encargó a su mejor amigo Billy Noonan, quien sólo ahora compartió.

Vimos el especial -disponibles en varios sitios ‘informales’ de streaming- y es absolutamente romántico.

La casona en la isla Cumberland.

Sólo 32 invitados notificados apenas unos días antes, que salieron de un aeropuerto privado en Nueva Jersey y en el aire el piloto les informó que iban a Florida. Una mentira, porque terminaron aterrizando cerca de la remota isla Cumberland en el sureño estado de Georgia. Un periplo que continuaba, ya que debieron tomar un ferry y caminar por un sendero de tierra hasta una casona en medio de un húmedo bosque. Entre los aventureros estaba el senador Ted Kennedy.

El especial televisivo muestra como nadie sabía las coordenadas del evento. Ni el chef o el director de un coro gospel que contactaron para que cantara en solitario Amazing Grace en la ceremonia. Hasta el propio Billy Noonan estaba con la mínima información. Los convocados debía llevar en todo momento unas monedas que les enviaron con las invitaciones y que se requerirían como contraseña por seguridad.

En The Lost Tapes hablan Noonan y Sasha Chermayeff, la mejor amiga del colegio de John John. Dan cuenta de ese fin de semana sorpresa y también de cómo era la relación de la pareja, que llevaba junta un año. El documental recorre las biografías de ambos novios y el impacto que la relación tuvo en el público.

Cuando retoman las cintas de video, aparecen las risas y el relajo del momento del matrimonio. Los discursos y los preparativos de último minuto como pintar la capilla a poco de partir la ceremonia. También están los invitados subiéndose atrás de camionetas todo terreno para ir a la escondida cita, a un helicóptero paparazzi que los persigue y al que pierden al entrar en el bosque que parece sacado de un set de la serie de vampiros True Blood.

Está el atraso del novio y la demora ¡de dos horas! de Carolyn, quien tuvo un imprevisto con su vestido del diseñador Narciso Rodríguez (amigo y compañero de trabajo en Calvin Klein). Traje que hasta hoy es un referente de los matrimonios famosos y sinónimo de elegancia.

La pequeña capilla iluminada con velas.

Hay cosas inesperadas, como sortear la oscuridad que ya había caído con atardecer. Tuvieron que ir por velas porque no había electricidad en la capilla y una linterna tuvo que iluminar la biblia que leía el cura. Este ‘recurso’ creó una atmósfera aún más romántica cuando aparece Bessette, los novios intercambian votos y se besan en la luz tenue.

Termina el rito y todos vuelven al pickup de las camionetas. Llegan a la casona principal y bajo una carpa y en cinco mesas parten la fiesta. Los novios bailan románticos y logran su cometido: escapar de la mirada intrusa en el día más importante de sus vidas.

En un trágico aniversario, JFK Jr and Carolyn’s Wedding: The Lost Tapes revive a la pareja con una apuesta distinta: una romántica historia de amor.

Lo más reciente

cerrar