Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

GUERRA EN WASHINGTON

The Squad: las mujeres congresistas en la mira del odio de Trump

Por Mujer Dínamo 17 Jul, 2019

Una latina, otra afroamericana y dos musulmanas rompieron barreras en su camino hacia el Congreso. Debutantes en el Capitolio, atraen más fama, polémica y conflictos que muchos legisladores en toda su vida en el Congreso estadounidense.

The Squad: Alexandria Ocasio-Cortez, Ayanna Pressley, Ilhan Omar y Rashida Tlaib.

Alexandria Ocasio-Cortez, Ayanna Pressley, Ilhan Omar (D-MN) y Rashida Tlaib. Se les conoce como The Squad (“El Escuadrón”): cuatro congresistas demócratas, progresistas y color que se han convertido en la nueva cara del partido demócrata, le guste o no a los más veteranos de esa colectividad. Un cuarteto que fue elegido para la Cámara a fines del año pasado y se convirtieron en parte del Congreso más diverso en la historia de los Estados Unidos.

Desde entonces, las integrantes de The Squad han ganado miles de fanáticos liberales con sus ardientes tweets, su apoyo a propuestas progresistas ambiciosas como Green New Deal y sus llamados para destituir al presidente Donald Trump.

Por otro lado, esas mismas posturas les ha generado una avalancha de críticos, incluso, recibiendo amenazas de muerte.

Su agenda activista a veces está reñida con los líderes de su propio partido. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se peleó con The Squad, y en una reunión a puerta cerrada pidió a los demócratas que dejaran de tuitear sus quejas sobre los miembros del partido.

Pero todo escaló el fin de semana, cuando Trump apuntó a este “escuadrón” en una serie de tuits racistas. El pelirrojo mandatario escribió en esa plataforma: “¿Por qué no regresan y ayudan a reparar los lugares totalmente destruidos e infestados por el crimen desde donde vinieron?”. Pese a que tres de las mujeres de The Squad nacieron en los Estados Unidos y la cuarta ha sido ciudadana por dos décadas.

El nunca nombró a ninguna de las congresistas en sus tuits, pero dejó claro en una declaración posterior a quién tenía en mente. Ellas, rápidamente, organizaron una conferencia de prensa para rechazar las palabras racistas del mandatario.

El diario The Guardian asegura que Donald Trump tiene miedo. Sabe que es impopular y despidió a tres de sus cinco encuestadores internos en junio debido a sus sombrías proyecciones. Los republicanos también están al tanto. “Pero tampoco tienen una agenda política sustancial para presentar al pueblo estadounidense, sólo rabia y resentimiento de hombres blancos, racismo y xenofobia, todo lo cual ha culminado en el espectáculo de la administración de una crueldad sin sentido en la frontera sur”, señala el matutino inglés.

Por eso, de acuerdo a esta publicación, pretenden fomentar el odio hacia “el otro” en su base predominantemente blanca, armar falsas acusaciones de antisemitismo contra políticos progresistas (The Squad) y ser incediarios en temas liberales.

Si no las conoces, aquí te presentamos a este “escuadrón”:

 

ALEXANDRIA OCASIO-CORTEZ (29) – NUEVA YORK
Esta hija de portorriqueños nacida en el Bronx es, por lejos, la integrante más popular de la Cámara de Representantes con casi 4,8 millones de seguidores en Twitter y un documental en Netflix que muestra su camino a Washington (Knock Down the House).

Ocasio-Cortez representa un distrito que cubre zonas del Bronx y Queens. Desde su aterrizaje en el Congreso -tras imponerse en las primarias a unos de los nombres fuertes de los demócratas, a Joe Crowley (titular por 10 períodos)- inició la ola progresiva en el Congreso. La veinteañera egresada de la Universidad de Boston en Relaciones Internacionales y Economía, trabajó como bartender y camarera; al ganar en noviembre pasado se convirtió en la mujer más joven en llegar Capitolio.

Ampliamente conocida como “AOC”, ha liderado algunas de las propuestas más prominentes y disputadas de la Cámara controlada por los demócratas: copatrocinó el Green New Deal, un paquete legislativo que exige una reforma masiva de la economía de los EE.UU. para combatir el cambio climático, también apoyó un Medicare para todos, una universidad pública gratuita y una tasa impositiva marginal del 70% para los estadounidenses que obtienen más de US$ 10 millones. Es una de las principales críticas de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). Y pidió que se aboliera toda la agencia.

Ocasio-Cortez también se ha convertido en un ícono de las redes sociales y con frecuencia usa Twitter para promover sus políticas, pelear con sus críticos y animar a sus compañeras en The Squad.

ILHAN OMAR (37) – MINNESOTA
Omar representa un distrito que incluye Minneapolis y sus suburbios. Es una de las dos primeras mujeres musulmanas elegidas para el Congreso. Anteriormente, se desempeñó en el gobierno de Minnesota.

Omar nació en Somalia. Su familia huyó del país para escapar de la guerra civil y vivió durante años en un campo de refugiados en Kenia. Llegó a Estados Unidos cuando tenía 10 años y se convirtió en ciudadana a los 17 años (en el año 2000).

La elección de esta graduada en Ciencias Políticas también la convirtió en la primera somalí-estadounidense en el Congreso y la primera ciudadana naturalizada de Africa. Su victoria gatilló que se diera fin a una prohibición de 181 para usar artículos ‘sombrerería’ en la Cámara, transformándose así en la primera mujer en llevar un hijab.

Ha criticado abiertamente la política exterior de Estados Unidos y el apoyo estadounidense a Israel. Por eso ha sido acusada de antisemitismo, algo que ha negado. También atrajo el reproche generalizado por su discurso en una reunión del Consejo de Relaciones Americano-Islámicas, en la que dijo que el grupo de derechos civiles musulmán “fue fundado después del 9/11 porque reconocieron que algunas personas hicieron algo”. La reacción ante esas palabras fue tan severa que Nancy Pelosi le pidió a la policía del Capitolio que le diera seguridad adicional a Omar.

Donald Trump ha sido particularmente rudo en sus críticas hacia Ihlan Omar, afirmando falsamente que ella “odia a los judíos” y apoya a Al Qaeda. Sobre la última acusación, la congresista señaló: “No lo dignificaría con una respuesta”, además de que no se debe pedir constantemente a los musulmanes que condenen a los terroristas.

AYANNA PRESSLEY (45) – MASSACHUSETTS
Pressley representa un distrito que incluye áreas de Boston, Cambridge y ciudades circundantes. Es la primera mujer afroamericana de Massachusetts en servir en el Congreso y, anteriormente, fue la primera mujer afroamericana elegida para el Concejo Municipal de Boston. Es, sin duda, la que tiene más experiencia entre las integrantes de The Squad.

Al igual que Ocasio-Cortez, derrotó a un titular de 10 mandatos -Michael Capuano- en la primaria.

Esta congresista ha sido abierta para narrar su supervivencia a una agresión sexual cuando era estudiante en la Universidad de Boston (institución que tuvo que abandonar luego de tres años para poder ayudar a su madre desempleada). Por eso ha promovido mejores protecciones para las víctimas y también es una firme defensora de los derechos de aborto.

La primera enmienda de Ayanna Pressley introducida en la Cámara de Representantes fue reducir la edad para votar de 18 a 16 años. No fue aprobada.

RASHIDA TLAIB (42) – MICHIGAN
Junto con Omar, es una de las dos primeras mujeres musulmanas en el Congreso
. También es la primera mujer palestina-estadounidense (hija mayor de 14 hermanos de padres palestinos) en el Capitolio. Representa un distrito que incluye áreas de Detroit y sus suburbios, y anteriormente se desempeñó en el gobierno de Michigan.

Tlaib y Ocasio-Cortez son miembros de los socialistas demócratas de América y las dos primeras mujeres de la organización ingresar al Congreso.

“Creo que es un nuevo momento”, dijo a CBS This Morning en noviembre pasado, días antes de ser elegida. “Es una nueva era del movimiento por los derechos civiles. Y es hora de un cambio”.

Apoya la moción para legislar por un salario mínimo de 15 dólares por hora.

Aunque todas las integrantes de The Squad han dicho que Donald Trump debe ser acusado constitucionalmente, el llamado de esta abogada para un juicio político atrajo la mayor atención debido a un garabato. Poco después de jurar, dijo a una multitud de simpatizantes: “Vamos a acusar al hijo de puta”. Ella se negó a disculparse por el comentario, escribiendo en Twitter: “Siempre le voy a decir la verdad al poder”.

 

Lo más reciente

cerrar