Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Sociedad

Christine Lagarde y Ursula Von Der Leyen: las mujeres que dirigirán los destinos de Europa

Por Mujer Dínamo 3 Jul, 2019
Christine Lagarde y Ursula Von Der Leyen: las mujeres que dirigirán los destinos de Europa

De cara a enfrentar los desafíos que en los próximos años serán prioridad para Europa, como la desaceleración económica y el Brexit, la Unión Europea nombró en dos de sus más altos cargos a dos mujeres.

Christine Lagarde dejará su cargo como directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) para asumir la presidencia del Banco Central Europeo (BCE).

En ese cargo, reemplazará a Mario Draghi, cuyas políticas moderadas tendrían una continuidad con la designación de la abogada francesa.

Entre las tareas más urgentes de su nueva designación, Lagarde deberá impulsar la política monetaria de la zona Euro, tomando acciones como una rebaja en las tasas de interés, según consignan medios europeos.

El nombramiento de Lagarde debe ser ratificado por los países miembros (cuyo porcentaje dentro de la votación varía), pero se espera que su respaldo y prestigioso trabajo al mando del organismo económico internacional sea ratificado en dicha confirmación.

Mientras esto ocurre, Lagarde anunció que suspendía sus labores al mando de la FMI.

«Estoy honrada de haber sido nominada para la Presidencia del Banco Central Europeo», indicó Lagarde en un comunicado. «A la luz de esto, y tras consultar con el comité de ética del Directorio Ejecutivo del FMI, he decidido renunciar de manera temporal a mis responsabilidades como directora gerente del Fondo durante el periodo de nominación», agregó en su breve anuncio.

De Washington a Frankfurt

Lagarde llegó a ocupar las oficinas del FMI en Washington, a unas cuadras de la Casa Blanca, en 2011. Su mandato finalizaba recién en 2021.

Su llegada –histórica, al ser la primera mujer en ocupar el cargo– no estuvo exenta de polémica, ya que en el cargo reemplazó a Dominique Strauss-Kahn, quien debió demitir al enfrentar una acusación por violación.

En ese momento, la votación la favoreció frente al otro postulante, Agustín Carstens, quien era gobernador del Banco de México. 5 años después, fue reelecta sin candidatura contraria.

Entre los logros que en estos años se le han alabado se destacan haber puesto énfasis en la desigualdad, el cambio climático y la desigualdad de género que afecta a los mercados, aumentando la flexibilidad del organismo.

Una de sus tareas pendientes es el programa de préstamos que mantiene el FMI con Argentina, por valor de US$56.000 millones de dólares.

Durante un viaje realizado a ese país durante el año pasado, Lagarde aseguró que la manera en que el organismo internacional estaba llevando a cabo sus políticas era muy distinto al de directores gerentes anteriores.

Ahora estamos más atentos a la gente, a la protección social, miramos todos los aspectos de la economía, tratamos de medir el nivel de protección que necesita la gente al mismo tiempo que medimos cómo reducir el gasto o aumentar los ingresos. Somos una institución diferente”, aseguró en una entrevista a El País.

En ese momento, se refirió a la guerra comercial que protagonizaba Estados Unidos, y que en 2019 se vive también entre ese país y China. Al respecto, Lagarde fue clara al definir su postura: “En una guerra comercial nadie gana. Las guerras comerciales no son juegos que se puedan ganar. Nadie gana. Si hay menos crecimiento, menos innovación, mayor coste de vida, los primeros que perderán serán los pobres, los menos privilegiados. (Los países) tienen que buscar soluciones para las desventajas, la desigualdad que genera el comercio. Nosotros solo podemos ser el foro donde los miembros encuentren una solución. Depende de la voluntad política.”, dijo al mismo medio.

Deportista y feminista

Christine Lagarde es definida como una liberal convencida.

Nació el 1 de enero de 1956 en París, en una familia conformada por su padre, profesor de literatura británica, su madre, profesora de francés, y sus dos hermanos hombres.

A pesar de los altos cargos que ha ostentado, Lagarde no es economista.

Estudió Derechos y Ciencias Políticas y su primer trabajo fue en la firma Baker & McKenzie, en donde se especializó en temas laborales y de fusiones y adquisiciones.

Allí escaló en puestos de gerencia hasta llegar, en 2005, a ser presidenta y responsable del comité estratégico.

Ese mismo año fue nombrada por el entonces Presidente Nicolás Sarkozy como encargada de Comercio Exterior y, dos años después, como ministra de Economía y Finanzas. En este último cargo también fue la primera mujer.

Este perfil, más bien político, ha sido una ventaja al momento de negociar con los países, señalan diversas fuentes a medios extranjeros.

Antes de ocupar altos cargos internacionales, fue campeona de nado sincronizado, y actualmente practica yoga a diario. Además, en sus declaraciones, no ha escondido su perfil feminista.

“Si en vez de los Lehman Brothers (hermanos) hubieran sido las Lehman Sisters (hermanas), el mundo podría ser muy diferente hoy en día”, dijo cuando dicha firma fue protagonista de la última gran crisis económica a nivel mundial.

Uno de los pocos puntos negros de su carrera ocurrió en 2016, cuando el Tribunal de Justicia de la República de Francia la condenó por negligencia, pero la absolvió de cumplir una pena, por su responsabilidad en la atribución de una indemnización multimillonaria al empresario Bernard Tapie mientras era ministra.

Alemana liderará la Comisión Europea (CE)

El nombramiento de Lagarde no fue el único que destacó en el escenario político europeo.

La actual ministra de Defensa alemana, Ursula Von Der Leyen, fue designada como presidenta de la Comisión Europea (CE).

Von Der Leyen, al igual que su par francesa, marcó precedentes en la política germana al ser la primera mujer en acceder al cargo como titular de Defensa de su país.

Su carrera política, que comenzó en Baja Sajonia como ministra regional, ha estado ligada a la trayectoria de la canciller Angela Merkel. Incluso, se mencionaba como su posible sucesora, al tener el cargo de vicepresidenta de la Unión Cristiademócrata (CDU).

En 2005, llegó al gobierno en el cargo de ministra de Familia, Tercera Edad, Mujer y Jóvenes, en donde incentivó politicas que favorecieran a las mujeres con hijos para que regresaran al trabajo.

Cuatro años después, ocupó el cargo de Trabajo y Asuntos Sociales, para llegar en 2013 al ministerio de Defensa.

En caso de que Von Der Leyen sea ratificada por el Parlamento Europeo, será la primera mujer en presidir la CE, y su mandato se extenderá desde el 1 de noviembre hasta el 31 de diciembre de 2024.

Lo más reciente

cerrar