Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

DÍA INTERNACIONAL DE LA SALUD

“No somos superhéroes, muchas veces lloramos y otras veces queremos renunciar”

Por Mujer Dínamo 7 Abr, 2021

“No queremos jugar a ser Dios y decidir quién vive y quién no”, confesó en público Natalia Troncoso, enfermera de la UCI en el Hospital Metropolitano. La profesional de la primera línea en esta emergencia Covid-19 sacó lágrimas a ministro Paris y fue escuchada en silencio por el Presidente Sebastián Piñera en ceremonia en La Moneda. Lee aquí sus palabras:

“Cuando el presidente me invitó a hacer este discurso pensé en cómo poder llegar a todos los chilenos. Y quiero contarles mi historia, que refleja la de muchos:

Al inicio de esta pandemia yo me encontraba haciendo turnos de Urgencia en una clínica, haciendo triage, decidiendo a quién de los que estaban en la sala de espera le daba la última camilla de urgencia. Para mí era realmente desesperante estar ahí y tomar esas decisiones.

Fui llamada para integrarme en la UCI del Hospital Metropolitano y llegé asustada, puesto que no había tenido la oportunidad de pisar una UCI. Para ese entonces ser una enfermera sin experiencia en servicio critico era imposible, aproveché la oportunidad y me fui (de mi trabajo). A pesar de que dejaría un trabajo estable, sentí que al fin era el momento para crecer profesionalmente (algo) que tanto buscaba.

Al principio no fue fácil habilitar camas, recibir pacientes COVID con miedo a contagiarme o a contagiar a mi familia. Con miedo de ser yo la que llegara a esa cama a ser ventilada.

Entramos a ciegas, sin saber de qué se trataba el virus, ni si quiera con esperanza de vacunas. Arriesgué mi vida por vocación y amor a mi patria al igual que todos los que trabajamos en salud.

 

Me han tocado momentos felices y momentos muy duros. Me ha tocado ver familias llorar al despedirse de su ser amado, que es mi paciente… Me ha tocado prometer a hijos que estaré acompañando a su madre o padre en el momento de su muerte. Y, con el corazón roto, he cumplido con esa promesa.

He visto a mis compañeros darlo todo. ¡He vivido en carne propia los extenuantes turnos! Yo sé que ustedes saben que el personal esta cansado y que parece un discurso repetitivo, ¿pero se han preguntado qué hay detrás de ese cansancio?

Bueno les contaré que yo -como tantos otros profesionales- he tenido que dejar de lado a mis hijos, que son mi mayor tesoro, sintiéndome muchas veces impotente… por no estar el suficiente tiempo con ellos y poder educarlos con el amor y compañía que merecen. Ellos han tenido que madurar muy rápido, aprender a ser autosuficientes, a vivir sin su madre. Es triste llegar a la casa y que la mamá este cansada para jugar o leer un cuento, después de que me han esperado todo el día encerrados hace ya… un año.

Afortunadamente mi esposo es un 10 y ha sabido hacer teletrabajo y atender a los niños. Estoy muy agradecida con él y con nuestras familias que nos han apoyado en todo, porque saben lo mucho que amo ser enfermera y todo lo que puedo aportar con mi granito de arena.

No somos superhéroes, muchas veces lloramos y otras veces queremos renunciar en el turno. Y muchos de nosotros ya no están… médicos, auxiliares y (personal de la salud) de todos los estamentos.

Natalia Troncoso, enfermera en la UCI del Hospital Metropolitano.

La realidad es dura y adversa, no queremos jugar a ser Dios y decidir quién vive y quién no… ¡Queremos dar la oportunidad de vivir a todos!

La enfermería partió en la guerra y cuando hice mi juramento de enfermera nunca pensé vivir esta pandemia que ha sido mi frente de batalla, con mis queridos soldados TENs que han sudado la gota gorda por dar abasto en todo lo que se requiere.

Nos ha tocado reconvertir camas, eso conlleva a implementar con muchos recursos físicos y humanos. Todos los que contribuyen a que esto funcione – secretarias, personal de aseo, transportistas, informáticos, personal de mantención, logística y bodegas-, todos aportan a la gran cadena.

A los profesionales de la salud nos ha tocado capacitar personal una y otra vez, abrir servicios completos en 1 ó 2 días, buscar por cielo mar y tierra personas dispuestas a dejarlo todo en el servicio.

Quiero dar las gracias en nombre de Chile a nuestros hermanos extranjeros: venezolanos, haitianos, ecuatorianos, ¡de todas las nacionalidades!, que se han esforzado mucho y no han faltado un solo día al trabajo, ¡además de ponerle sasón a nuestros turnos! Gracias de verdad.

Pensarán qué debo estar “loca para estar ahi” y sí… estoy loca de amor por mis pacientes y si sigo ahí, en el frente de batalla dirigiendo y dándolo todo por mis pacientes es para que sobrevivan porque ¡no hay nada más satisfactorio y que llene mas el corazón que decirle bienvenido a la vida! ¡Eres un guerrero! ¡Estás en el hospital! Tomar sus manos y que con un apretón y una mirada me den las gracias.

Por eso sigo, porque quiero verlos despertar a todos.

Cuando veo noticias de fiestas clandestinas, cuando manejo al trabajo en horario de toque de queda y veo gente en la calle como si nada, cuando veo que les importa nada sacarse la mascarilla…  me da mucha frustración. Porque siento que el esfuerzo que hacemos todos no sirve de nada. De qué sirven que nos llamen héroes y que nos aplaudan si no se están cuidando ustedes y sus familias, si están dando malos ejemplos a sus hijos no respetando las normas de autocuidado, cuando son ellos la esperanza del mañana.

Francamente les digo gracias, ¡pero no queremos los aplausos!

Quiero ver al mismo Chile que se une para una Teletón, un Chile solidario y que se respeta, que nos unamos todos en el autocuidado y en seguir las normas, en que cumplan con el proceso de vacunación. Se han hecho esfuerzos muy grandes para mantenerlos a salvo.

Por último, quiero recalcar que esta enfermedad no tiene color político, ni color de piel. Nos puede afectar a nosotros e, incluso, a nuestros seres más preciados. Esto es serio y necesitamos que nos unamos más que nunca como país. La salud está en tus manos.

Estas son palabras sinceras de una persona común y corriente en nombre de todo el personal sanitario de Chile para conmemorar el Día Internacional de la Salud.

Lo más reciente

cerrar