Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Consejo Salcobrand

Salud digestiva: probióticos y reguladores del tránsito intestinal

Por Daniela Valdebenito 25 Sep, 2020

Los hábitos alimenticios, el estilo de vida y el consumo de medicamentos, son algunos de los factores que influyen en la alteración de nuestra salud intestinal. Este desequilibrio puede provocar molestias en el sistema digestivo, por lo cual el consumo de probióticos y reguladores intestinales es muy importante. 

Salud digestiva: probióticos y reguladores del tránsito intestinal

Tener una buena salud digestiva implica diversos factores, primero que nuestro sistema digestivo realice bien su trabajo para un correcto tránsito intestinal y luego que nuestras defensas sean las adecuadas; porque contamos con una microbiota equilibrada.

¿Qué pasa si no cuidamos nuestra flora intestinal?

Primero, la microbiota o flora intestinal son los diferentes grupos de microorganismos vivos que habitan en nuestro cuerpo, debemos mantenerlos en equilibrio para tener una buena salud intestinal y para la nutricionista Paula Abaroa de Nueva Clínica Cordillera, ese punto de equilibrio es fundamental:

“Cuando este equilibrio se rompe puede asociarse a diferentes tipos de trastornos, podemos nombrar algunos asociados a la microbiota intestinal: como la diarrea infecciosa o la asociada al empleo de antibióticos, las complicaciones sépticas (diverticulitis, apendicitis, etc). También algunas alteraciones de la función intestinal (estreñimiento, síndrome de intestino irritable, etc.), la obesidad, la diabetes tipo 2, el síndrome metabólico, la atopia, las enfermedades autoinmunes, entre ellas, la enfermedad celíaca, o el cáncer de colon”, detalló la experta.

Además, si nuestra salud digestiva se ve afectada, también se ven perjudicados otros procesos corporales, aparece la hinchazón, el estreñimiento e incluso el dolor abdominal.

Por esto, se vuelve imprescindible cuidar nuestra alimentación, sobre todo en estos tiempos de cuarentena. El estrés asociado al encierro y el poco tiempo que destinamos a las comidas interfieren con nuestro metabolismo.

Las recomendaciones de Paula son:

  • Alimentación equilibrada, la cual incluye variedad de frutas y verduras, alimentos ricos en fibra.
    Una buena ingesta de agua en la dieta.
  • Disminución de alimentos procesados.
  • Aumentar el consumo de alimentos prebióticos y probióticos como los fermentados o las conservas.
  • Eliminar o reducir al mínimo los alimentos pre-elaborados, los alimentos ricos en grasas, las bebidas azucaradas, el alcohol destilado y los embutidos, entre otros.

Probióticos tu mejor aliado

Los probióticos están presentes en lácteos fermentados como el yogurt, algunos derivados y medicamentos.

En palabras simples, Paula Abarao explicó que “los probióticos tienen múltiples funciones, entre ellas, refuerzan el sistema inmune (dependiendo de la cepa), colaboran con la formación de vitaminas, favorecen absorción de calcio, hierro y magnesio, disminuyen pH del tubo digestivo, reducen diarrea provocada por antibióticos y favorecen la digestión”.

El consumo de probióticos es especialmente recomendable en algunas situaciones como las operaciones o casos de bajadas de defensas, diarreas o ingesta de antibióticos, ya que los probióticos aportarían a la flora intestinal que tenemos.

“Las personas con una dieta equilibrada y sin problemas digestivos no necesitarían incorporar probióticos a su dieta”, señaló la nutricionista.

Y como tu salud es lo más importante, en Salcobrand contamos con suplementos ricos en fibra prebiótica, como Fiber Mix; Chlorophyl X de VitaminLife, que gracias a su aporte de clorofila nos ayudara con efecto limpieza; y por supuesto Probióticos, como: Probiocol, que permiten mantener el balance de la flora intestinal y a regular el tránsito intestinal.

¡Equilibrio por dentro y fuera!

Tres tips importantes a considerar:

  • Primero, la microbiota o flora intestinal son los diferentes grupos de microorganismos vivos que habitan en nuestro cuerpo, debemos mantenerlos en equilibrio para tener una buena salud intestinal.
  • Las personas con una dieta equilibrada y sin problemas digestivos no necesitarían incorporar probióticos a su dieta.
  • Si nuestra salud digestiva se ve afectada, también se ven perjudicados otros procesos corporales; aparece la hinchazón, el estreñimiento e incluso el dolor abdominal.

Lo más reciente

cerrar