Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

CRISIS OCULAR EN CHILE

“Es doloroso que el ojo sea el símbolo del movimiento”

Por Lucy Willson 14 Nov, 2019

Marcela Pérez, secretaria de la Sociedad Chilena de Oftalmología, y Jimena Schmidt, presidenta de la Sociedad Chilena de Glaucoma, nos hablan de estos días en que los especialistas han sido puestos a prueba. Momento que describen como “una situación muy dramática”.

“Es doloroso que el ojo sea el símbolo del movimiento”

A inicios de año en Mujer Dínamo nos sumamos activamente a la Semana de Prevención del Glaucoma. Entrevistamos a deportistas paralímpicos sin visión. Cubrimos la carrera vertical por las escalinatas de más de 62 pisos del Sky Costanera que promovía la campaña de prevención. Nos hicimos el control gratuito ofrecido por los especialistas en esos días para evaluar nuestra vista. Quisimos sumarnos a esta iniciativa de salud ocular que luchaba contra la ceguera. Por eso las noticias de los últimos días con víctimas de graves daños en los ojos nos tocó de manera especial.

Conversamos con la doctora Marcela Pérez, secretaria de la Sociedad Chilena de Oftalmología, y la doctora Jimena Schmidt, presidenta Sociedad Chilena de Glaucoma para abordar esta triste contingencia que pone a la especialidad en un poco deseado protagonismo.

Dra. Jimena Schmidt

En lo personal, ¿Cómo les ha tomado estos reportes de lesiones oculares producidos por balines usados por Carabineros?

Jimena Schmidt: Como oftalmóloga es un hecho del todo lamentable que tantas personas, casi todos jóvenes, tengan una pérdida visual total o subtotal de forma permanente. Hasta el 11 de noviembre, existe un registro de 229 personas con trauma ocular severo en Chile, con un promedio de edad de 29 años, de los cuales aproximadamente un 47,9%  presentó disminución severa de la visión. Es, en verdad, una situación muy dramática.

Ustedes que mantienen constantes campañas para no perder la vista. ¿Cómo han conversado en la Sociedad Chilena de Oftalmología sobre toda esta crisis de lesiones oculares?

Marcela Pérez: Como Sociedad Chilena de Oftalmología hemos tenido la responsabilidad de exponer la realidad actual de los traumas oculares por balines en Chile, dada la crisis social que estamos viviendo. De manera que las autoridades competentes vean la gravedad de la situación actual. Solicitamos a las autoridades que se revisen con urgencia los protocolos para resguardar el orden público, deteniendo el uso de estas armas que pueden dejar secuelas permanentes en nuestra población.

¿Cuál es el desafío para los especialistas?

Jimena Schmidt: El desafío para nosotros es explicarle a la población y las autoridades la magnitud del problema que estamos enfrentando, que sepan la importancia de proteger sus ojos dado las secuelas permanentes que pueden quedar de un trauma ocular severo. Los centros oftalmológicos que tienen atenciones de urgencia están funcionando adecuadamente, para así atender las demandas de atención de los pacientes que puedan estar afectados por esta situación. Y las cirugías de reparación del globo ocular se han realizado con prontitud cuando se han requerido.

Dra. Marcela Pérez Araya

¿Qué medida tendrá que tomar en el futuro el Estado frente a la salud ocular tras esta crisis? 

Marcela Pérez: Pensamos que la manera más certera de enfrentar esta situación es que el Estado de Chile prohíba el uso de balines antidisturbios, que definitivamente no son seguros para contener las manifestaciones sociales. Incluso disparando a los pies de una persona no es seguro el uso de balines, porque éstos pueden rebotar en el suelo e impactar a las personas con gran energía, arriesgando dañar gravemente el ojo u otras zonas delicadas.

Las especialistas valoran el anuncio del Ministerio de Salud para crear un programa integral de reparación ocular. De la misma manera esperan que la rehabilitación visual esté contemplada y cubierta por los seguros de salud, públicos y privados.

En lo inmediato, las manifestaciones no van a detenerse, ¿qué medidas de prevención recomiendan para proteger la salud ocular?

Jimena Schmidt: Mientras se siga utilizando balines antidisturbios, recomendamos a las personas que se manifiestan a que resguarden sus ojos con lentes protectores o antiparras autorizadas por el ISP y que cuenten con certificación americana ANSI Z87.1 (subtipo Z87+) o europea EN-166, que dan la adecuada protección ante impactos externos de cierta magnitud. Estos pueden ser adquiridos en tiendas deportivas especializadas o de artículos de seguridad en construcción.

¿Qué cambios tiene que haber en el sistema para sumar más especialistas?

Marcela Pérez: Con el paso del tiempo la oftalmología ha dejado de ser una especialidad en falencia. Hoy existen 926 oftalmólogos en Chile, y todas las vacantes en hospitales públicos de Santiago están llenas. El número de nuevos oftalmólogos se ha cuadruplicado en los últimos 10 años. Esta cifra, sumado al número de tecnólogos médicos con especialidad en oftalmología, da un total de 2.433 profesionales capacitados para tratar los requerimientos de lentes y cuidar la salud visual de nuestra población. De esta manera, hay 1,3 profesionales de salud oftalmológica por cada 10.000 habitantes, lo que no implica un problema de falencia actual.

¿Qué piensan del ojo ensangrentado como símbolo del movimiento?

Jimena Schmidt: La verdad es que es doloroso para nosotros que el problema haya llegado a la magnitud actual y que sea específicamente el ojo el símbolo del movimiento. Pero creemos que ayuda a visibilizar la situación real. Si esto sirve para que la gente entienda la importancia de proteger su visión y las autoridades del país puedan prohibir el uso de balines antidisturbios, sentimos que este símbolo ha servido y mucho.

Lo más reciente

cerrar