Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

EMPRENDIMIENTO

La miel ‘astrológica’ de Arica que llegará a Marte

Por 18 Nov, 2019

Aunque han sido días difíciles para las pymes de todo Chile, la apicultora Edith Elgueta sigue trabajando con ánimo. Ella sabe de primera fuente que las abejas son 'lunáticas' y, por eso, la miel que produce en el salado Valle de Lluta respeta el ciclo astrológico, con lo que obtiene distintas consistencias y sabores en el producto final. Hasta el astrónomo José Maza le dijo que llegaría al Planeta Rojo.

La miel ‘astrológica’ de Arica que llegará a Marte

“Las abejas, al igual que las mujeres, son lunáticas”, asegura entre risas Edith Elgueta. Y ella sabe del tema: hace 16 años -desde que renunció a su trabajo de décadas en el servicio municipal- comenzó a vivir con abejas en el Valle de Lluta, en Arica, y trabajar la miel respetando sus ciclos naturales de trabajo.

“El valle es de tierra y agua salada. Ahí no hay árboles frutales y las abejas polinizan solamente la flora nativa, o sea, lo que nadie planta, lo que nadie siembra y lo que todos queman”, cuenta la apicultora.

Edith y sus tres hijos tienen trastornos metabólicos y, buscando la forma de sanar, descubrió que lo que mejor les hacía eran los alimentos no procesados. “’Dijo: Voy a alimentar a las abejas sin químicos, tal como alimenté a mis hijos, como yo me alimentaba y como yo los trataba. Lo hice con la intención de mamá, no con la intención de sacar un producto”, recuerda la ariqueña, quien se especializó en medicina natural.

Así, sus abejas se alimentaron de aloe puro, la planta nativa de la zona que está llena de propiedades medicinales. Por esta razón, la miel que producen es libre de metales pesados, beneficiosa para las personas que tienen enfermedades metabólicas.

Actualmente, tiene el Sello Sustentable de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile,cuenta con el apoyo económico del Fondo Esperanza y el Banco de Chile , que junto al Desafío Levantemos Chile la eligió como una de las mejores mieles del país.

Han sido días difíciles dada la situación social del país, en los que no ha podido viajar a vender a ciudades como Iquique y Santiago. Sin embargo, sigue trabajando –“hay que darse ánimo no más”, asegura–, recibiendo encargos y esperando que la situación mejore para las pymes.

¿Por qué es importante seguir el ciclo astrológico en la producción de miel?

Yo me dediqué a vivir con las abejas y a observar, y así me di cuenta que la abeja se ajustaba al calendario lunar. Empecé a trabajar la miel de acuerdo a lo que ellas hacían y no me picaban, no me agredían y yo tampoco las mataba, porque cuando uno cosecha fuera del ciclo mueren muchas abejas. Hay que respetar su ciclo de trabajo y hay que quererlas, porque no es un ser que se domestica. Cuando dicen Yo tengo una colmena mansita, eso es mentira. Porque las abejas son fregadas y cuando pica una, pican todas (ríe).

¿Cambia su comportamiento según la luna?

Claro, el movimiento y su ritmo de trabajo. La abeja no todos los días hace miel, no todos los días va a buscar agua, no todos los días poliniza. De acuerdo al calendario lunar es el trabajo que ellos van haciendo.

¿Varía el sabor de la miel según el comportamiento lunar?

Sí, mucho. Tuve que aprender de astronomía -el ciclo lunar y solar- y astrología -los elementos aire, agua, fuego y tierra-. La miel no pierde sus propiedades, pero sí cambia. En Cuarto Creciente hay unos días que uno puede recoger la miel de un cajón y sale más ácida y granulosa, porque los granos de polen están arriba. Cuando recoges la miel del mismo cajón en Cuarto Menguante, la miel es más cremosa y suave, porque los granos de polen están incluidos dentro de todo el proceso, no se separan.

¿Cuál es la importancia de las abejas para el resto del mundo?

Acá estuvo el astrónomo José Maza, que escribió un libro sobre habitar Marte, y estaba muy preocupado por las abejas. Le di unos frasquitos de miel del desierto y me dijo: “Estas son las abejas que van a ir a polinizar Marte porque están educadas para producir miel en un clima seco. Tú eres la que llevará las abejas a Marte, tienes que cuidarlas”. Yo no las trato como un animal común y corriente, sino como un ser superior a nosotros por el proceso de evolución que ha tenido durante siglos. La Tierra ha pasado por cataclismos y la abeja sigue viviendo.

  • Encargos: al Whatsapp +569 7349 9969

Lo más reciente

cerrar