Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

CINE

Director Jorge Olguín: “Chile es una gran casa embrujada”

Por 13 Ene, 2020

El 30 de este mes se estrena La Casa, su más reciente película de terror en que se inspira nuevamente en leyendas chilenas. Esta vez su apuesta es urbana, su set es una mansión centenaria que existe en Quinta Normal y en la que se encerró junto al actor Gabriel Cañas para vivir, en primera persona, esa ‘presencia’ que no tiene intención de irse.

Durante años el director Jorge Olguín (47) ha militado en el cine con el subestimado genero del terror y misterio. A través de éste se ha sumergido en populares mitos locales sobre lo fantasmagórico, mágico y desconocido. Ahí están, como ejemplos, producciones como Angel negro (2000), Sangre eterna (2002), Caleuche (2012) y Gritos del bosque (2014). Este mes su nueva apuesta en cine es La casa (2019), en la que invita a indagar en aquellas leyendas que giran en torno a residencias abandonadas, generalmente, asociadas a un trágico pasado.

En ‘competencia’ con la estelaridad de la mansión que da título a la película, el gran protagonista de esta producción es Gabriel Cañas (Perdona nuestros pecados, Río Oscuro). Su personaje es un carabinero, quien -a fines de la década de los 80- se interna por la noche (¡obvio!) en los pasadizos de una antigua residencia en la zona poniente capitalina. Antes de que se dé cuenta, está atrapado en esta construcción con vida propia y es testigo de una serie de sucesos inexplicables que surgen frente a sus ojos.

Gabriel Cañas, como Arriagada, un carabinero en la noche más aterradora de su vida.

La casa se realizó en plano secuencia. ¿Qué significa? No existen cortes, entonces, la cámara sigue al protagonista -casi- en tiempo real para compartir su terror en este misterioso lugar. Así, el espectador no sólo está atrapado en su asiento, también lo está puertas adentro de esta mansión.

¿Cuanto tiempo te tomó materializar La casa?

Surgió de una manera muy espontánea. Con mi productora y pareja

Carol Campos -mientras analizábamos proyectos- apareció la idea de hacer algo veloz con lo que teníamos a mano y, en ese momento, estaba la posibilidad de filmar en una casa antigua.

Así, en unas semanas, Olguín ya tenía ya el guion y en tan sólo en tres noches, cámara lista, rodó toda la película. Eso fue en septiembre del 2018 y de ahí vino `la cirugía’: casi todo un año de trabajo de postproducción, “porque yo mismo la edité e, incluso, terminé haciendo la música”, relata.

Santiago es una ciudad rica en historias de fantasmas. ¿Con qué sorpresa te topaste investigando para La casa?

Es verdad. Chile es una tierra fértil de leyendas y mitos, es una gran casa embrujada. Hay rincones muy oscuros, quizás producto de que hubo una enorme influencia del cristianismo que se impuso de manera violenta sobre la cosmovisión de los pueblos originarios. Eso quedó arraigado en la forma que enfrentamos o explicamos hechos asombrosos y Santiago es una ciudad plagada de estos relatos. En contraste con la modernidad, esta capital se fue convirtiendo en un refugio de situaciones oscuras, actos brutales e irracionales que dejaron lugares cargados con eventos sobrenaturales: hospitales, casas antiguas, etc.

La película se promociona como un relato inspirado en hechos reales ¿Cuál es la referencia?

La casa está inspirada en los eventos reales y leyendas urbanas en torno a la Casona Dubois, que fue construida a principios del siglo XX en Quinta Normal por un ingeniero francés. La tomamos de referencia por la gran cantidad de registros, documentación y cobertura de programas de televisión de eventos sobrenaturales ocurridos ahí. La casona estuvo abandonada por más de 40 años y, sin duda, eso ayudó mucho al surgimiento de sus leyendas urbanas. Hoy es un flamante centro cultural, pero se siguen contando historias paranormales sobre ella.

De hecho, mientras rodaban los participantes de la producción aseguran que no estuvieron ajenos de la vigilancia de alguna ‘presencia’, además de ruidos extraños y situaciones que los dejó con más de una interrogante.

¿Se están abriendo más plataformas para el género del terror?

El terror existe desde la invención del mismo cine. Es un género antiguo y tradicional que continúa hasta hoy con éxito comercial en todas sus plataformas. Pero, a la vez, es una línea subversiva que provoca catarsis en las audiencias. En el caso de Chile, la evolución de los géneros cinematográficos quedó estancada debido al apagón cultural de la dictadura. No fue hasta el regreso de la democracia, en la década del 90, que los directores que regresaron del exilio y formaron a una nueva camada de realizadores. De ahí emergí debutando con mis películas de horror a principios de 2000, en una revitalización del género en Latinoamérica. Desde ahí su desarrollo ha sido enorme en la región, sin embargo, en Chile aun el escenario es muy difícil para los creadores nacionales.

¿Que proyectos se te vienen para el 2020?

Después del reciente paso de La casa por el Festival de Mar del Plata y con el estreno de la película en salas chilenas 30 de enero, con Carol nos ponemos a desarrollar nuevas películas y series: estamos preparamos una secuela de Sangre eterna que se titulará Sol oscuro. La cinta tendrá una atmósfera más apocalíptica. También en carpeta está la preproducción de un filme en torno a un hospital y en otro proyecto sobre hechos reales y dramáticos, que se escapa del género del terror…, porque la realidad puede ser más aterradora que la ficción.

Mira aquí la sinopsis de La casa:

Leonardo de la Cerda

Leonardo de la Cerda es productor de contenidos y comunicaciones, desde más de diez años vinculados al arte en todas sus disciplinas, conocido por sus videos y su acitva participación en la vida social santiaguina.

leitostar

Lo más reciente

cerrar