Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

NUEVA PELÍCULA

Siete lecciones de Diane Keaton

Por Lucy Willson 28 Ago, 2019

Esta semana se estrena Mejor Que Nunca, cinta donde la aclamada actriz se reinventa de… ¡porrista!

Siete lecciones de Diane Keaton

Desclasifiquemos: en la redacción de Mujer Dínamo somos fans de Diane Keaton. Todas las Diane: la dulce Kay Adams Corleone en El Padrino, aquella ‘protohipster’ de Annie Hall, la protagonista con doble vida en busca de placeres nocturnos de Buscando al Sr. Goodbar, yuppie ochentera en Baby Boom, una suegra de temer en La joya de la familia, esa madura mujer enamorada de Jack Nicholson en Alguien tiene que ceder y de monja en The Young Pope. A los 73 años, la actriz ganadora del Oscar se alza como una mujer moderna y vigente en una industria que jubila o deja a sus estrellas femeninas en segundo plano cuando cruzan cierta edad, la que ella ya traspasó hace décadas.

Desde mañana regresa al cine con la película Mejor que nunca en otra de sus reinvenciones, quizá una de las más inesperadas: de porrista. ¡Sí, con minifalda y pompones! Lo que parece una comedia gruesa -que dirige la documentalista Zara Hayes- contiene un subtexto nada ligero, aquel que apela a la pasión por la vida, vigencia y libertad por hacer lo que se antoje en un momento en que la sociedad -o familia- minimiza, relega o infatiliza a aquellas mujeres que están en la Cuarta Edad y tienen derecho a seguir explorando.

Entre carcajadas -y acompañada por un elenco de coestrellas de la talla de Pam Grier (Jackie Brown), Jackie Weaver (El lado bueno de las cosas), Reah Perlman (Cheers), Celia Weston (Hombre muerto caminando) y Carol Sutton (Magnolias de acero), entre otras- Diane Keaton aparece abriendo camino a su generación en otra etapa de la vida.

Pero la artista ya ha dejado varias huellas con una vida hecha a su manera, detallándola sin temor a la opinología del resto. Aquí algunos ejemplos, desde su estilo a romances y la vida familiar:

  • Estilo, no moda: Ya sea por los sombreros, trajes de pantalones, guantes y guiños masculinos como corbatas, Diane Keaton desde Annie Hall estableció un look que ha conservado con el tiempo en un Hollywood donde manda la imagen y estar arriba de tendencias. Sólo lo ha modificado respecto a su edad, pero el sello está. Y para eso guarda su ropa, como lo mostró en su cuenta Instagram. Sustentable antes de que se hiciera un llamado de urgencia a detener el fast fashion.
  • Influencer: Maneja su Twitter e Instagram. Así como nunca ha sido elusiva con la prensa y aborda todo tipo de temas, tampoco se esconde de sus admiradores con un contacto directo en estas plataformas. Sin pose. Supera al millón de seguidores.

  • Anti maquinaria: Es uno de los nombres más conocidos de Hollywood, pero Diane Keaton no tiene publicista que le maneje su imagen. Sólo cuenta con una asistente que le ayuda con las solicitudes de los medios.
  • Tiene su propio vino: Se llama The Keaton. La actriz no sólo pone el nombre, se va de giras promocionales a tiendas de licores pare mostrar su producción a los fanáticos que llegan a verla. (¡Nosotras estaríamos haciendo la fila sí o sí!).

    La actriz y sus botellas de vino.

  • Familia: En privado, sin hacer un declaración de principios en los medios, armó su familia como madre soltera. Hace más de dos décadas años adoptó a su hija, Dexter (23) y más tarde su hijo Duke (16).
  • Romance: Estuvo con los hombres más deseados de su generación, pero se mantuvo soltera porque su pulsión mayor era la maternidad. De hecho, confesó que nadie la había invitado a salir en 35 años.
  • Fiel: El año pasado no temió echarse a todo Hollywood encima -en pleno movimiento #MeToo- al apoyar en Twitter a su ex pareja y director. “Woody Allen es mi amigo y sigo creyendo en él”, aseguró en Twitter ante acusaciones de abusos del realizador -de los que fue exonerado por la justicia- contra su hija.

Lo más reciente

cerrar