Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

EL PROGRAMA DE TV DEL MOMENTO

Madres arman película porno para sus hijos

Por Lucy Willson 25 Mar, 2019

Cansadas de la misoginia y violencia de la oferta disponible de cintas eróticas, un docushow británico sigue a un grupo de mamás que producen, dirigen y realizan su propuesta ‘ética’ en este género.

Dura sólo 12 minutos… Y si son cinco mujeres las que coinciden en el tiempo, lo demás les parece exageración. Así que eso acuerdan como producto final las madres que protagonizan el estreno televisivo del momento en Gran Bretaña: Mums Make Porn. Un docushow de Channel 4 que sigue en tres capítulos a este quinteto de mamás (Emma, Sarah, Anita, Jane y Sarah Louise), quienes no aguantaron que sus niños vieran cintas de carácter adulto con un contenido que ellas consideraban misógino y con sus protagonistas femeninas reiteradamente violadas o vejadas en esas fantasías. Con esa motivación se organizaron para armar su propia cinta que no llega a los 15 minutos en total.

De esta manera parte el viaje de este título que tiene detrás a la productora Fireworks, conocida por sus controvertidos documentales de contenido social. Con sus cámaras siguen al grupo desde su investigación del género porno (incluidas visitas a sets, como el que lidera en Barcelona la famosa Erika Lust), a la elaboración de la ‘historia’, casting y dirección de la cinta.

¿Por qué el tema? Después de Estados Unidos, es el Reino Unido el segundo mayor consumidor de películas pornográficas del mundo. Y, según informan los artículos que han acompañado el estreno de este docushow, el 28% de los niños británicos entre 11 y 12 años ven estas películas en internet. Por lo tanto, más allá del efectismo por rating de este programa televisivo, hay ahí un evidente tema durmiendo en la sociedad. Tanto, que el 1 de abril se pone en efecto en cines e interne nuevas regulaciones en la calificación de edad para el acceso de este tipo de material.

Las participantes coinciden en la producción de su película porno en la eliminación de la violencia en contra de la mujer, un casting de protagonistas con imagen real y el consentimiento entre las partes.

Mums Make Porn ha causado bastante interés en países fuera de Gran Bretaña, desatando análisis y hasta comedia. En Estados Unidos el canal de análisis periodístico Vice no pudo evitar el humor, y en uno de sus programas online una de las anfitrionas dijo: “Si mi mamá dirigiera una porno, su fantasía sería verme graduándome de la universidad, teniendo sexo en posición misionero con Jesucristo y después saliendo con bolsas de descuento de la tienda T.J.Maxx”

Vimos el primer episodio que se estrenó el miércoles pasado y esto es lo que sucede:

Parte con la presentación de cada madre. Hay una religiosa, otra soltera, una activista, la que es fan del porno y una muy femenina. Ninguna se conoce y entre todas tienen 15 hijos.

En su primera reunión analizan clips de porno duro frente al computador -mientras toman té y comen scones– y comentan las escenas más provocativas. Todas coinciden en que el producto está orientado al hombre y con las mujeres como objetos de tal rudeza, que las atemoriza.

Después de entrevistas a escolares sobre su experiencia en estas películas por parte de la producción, se vuelve a las madres para preguntarles por ciertos términos que los niños ya manejan del porno («bukkake», por ejemplo) y en los que ellas están totalmente perdidas.

Individualmente las protagonistas van señalando la ‘línea argumental’ que les gustaría en la cinta que preparan y que al cierre del documental presentarán a sus hijos, amigos y familia.

Así parte el proyecto, con una segunda reunión en la que se abren a lo que quieren ver finalmente en la pantalla. Discuten el foco, empieza la producción, el diseño de set, el estilismo de los protagonistas, elección de la figura femenina que estelarizará la iniciativa, las entrevistas a estrellas del cine erótico para que les cuente cómo funciona en términos de pago por ‘acciones’ en cámara y el acceso directo a la metodología cuando se filma.

Hay risas, nerviosismo y hasta llanto…, tal cual sucede en una película pornográfica.

 

Lo más reciente

cerrar