Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

REALEZA

Entrevista con Oprah acelera quiebre de Harry y Meghan con la Corona

Por Mujer Dínamo 21 Feb, 2021

El anuncio de la conversación exclusiva -que se transmitirá en horario estelar por la cadena CBS el próximo 7 de marzo- sería la razón de que Isabel II formalizara el claro corte de responsabilidades de la pareja con la familia y las organizaciones que patrocinaban en Reino Unido.

Sin duda fue una de las semanas más movidas para el príncipe Harry y Meghan Markle: al anuncio del segundo embarazo de la pareja, se filtró en los medios que ambos dieron una entrevista exclusiva a Oprah Winfrey (90 minutos a transmitirse el domingo 7 de marzo por la cadena CBS) y, sin demora, la Reina Isabel II -mientras acompañaba a su centenario marido hospitalizado- entregó un comunicado formalizando el corte con la dupla en cualquier responsabilidad con la Corona. Todo esto, antes que cerrara el viernes.

Este fin de semana casi todos los medios británicos apuntaban a que el especial televisado con la poderosa presentadora norteamericana habría acelerado el quiebre con palacio.

Libertad querían, libertad tienen pareciera ser el mensaje de Buckigham, especialmente, cuando en territorio británico aumentan los comentarios sobre el supuesto abuso que hacían Harry y Meghan de la posición que tenían en la realeza para armar negocios: allí está el contrato por 100 millones de dólares con Netflix y el de con 40 millones con Spotify, entre otras aventuras comerciales que realizan desde su casa en Montecito, California.

La noticia de la entrevista con Oprah Winfrey -quien asistió de invitada a la fiesta de matrimonio de sus entrevistados- habría caído como un balde de agua fría, ya que recién la familia celebraba haber evitado la exposición, luego de que Meghan evitara -y ganara- su demanda por violación de privacidad contra los medios británicos.

Con esta fotografía la pareja anunció en California que esperan un segundo hijo (a).

Y el regreso de los roces entre el nuevo “príncipe californiano” y su clan quedó manifiesto en el tono del corte de vínculos formales.

El seco texto desde Isabel II decía: “Después de las conversaciones mantenidas con el duque de Sussex, la Reina ha escrito confirmando que, al dejar de trabajar para la Familia Real, no es posible continuar con las responsabilidades y deberes que lleva aparejado una vida dedicada al servicio público”. Y entre los privilegios que pierde el pelirrojo hijo de Diana -y que le habrían provocado dolor- está el despojo de los títulos militares que ostentaba.

Las ceremonias antes del «Megxit».

A lo que fue rápidamente respondido por Harry y Meghan con el siguiente comunicado: “Como demuestra el trabajo que han realizado durante el último año, el duque y la duquesa de Sussex siguen comprometidos con sus deberes y su servicio al Reino Unido y alrededor del mundo, y han continuado apoyando a las organizaciones que han representado, al margen de un rol oficial. Todos podemos vivir una vida de servicio. El servicio es universal”.

Lo más reciente

cerrar