Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

EN NEW YORK TIMES

Meghan relata aborto en dramática carta

Por Mujer Dínamo 25 Nov, 2020

En el texto detalla la pérdida espontánea que tuvo este año del que habría sido su segundo hijo con Harry y dice que lo mismo es “experimentado por muchos, pero hablado por pocos”.

Nuevamente Meghan Markle llega a los titulares de prensa al describir su “dolor insoportable” después de sufrir un aborto espontáneo. En un relato conmovedor escrito para el diario New York Times, Meghan revela cómo perdió a su guagua en julio mientras ella y Harry vivían en Los Angeles.

En el texto -titulado Pérdidas que compartimos– detalla cómo estaba cuidando a su hijo Archie cuando, de repente, sintió un dolor agudo: “Me dejé caer al suelo con él en mis brazos, tarareando una canción de cuna para mantenernos a los dos tranquilos, la alegre melodía contrastaba con mi sensación de que algo no estaba bien”, revela.

Y luego la duquesa de Sussex continúa: “Sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo. Horas después, estaba acostada en una cama de hospital, sosteniendo la mano de mi marido. Sentí la humedad de su palma y besé sus nudillos, húmedos por nuestras lágrimas. Mirando las frías paredes blancas, mis ojos se volvieron vidriosos. Traté de imaginarme cómo nos curaríamos”.

Meghan con Archie este año en un clip de Instagram desde Los Angeles. Foto: @savethechildren

Meghan Markle, de 39 años, continúa describiendo con franqueza cómo, después de su pérdida, trató de mantener una “cara valiente” en público.

Se refiere a una entrevista con el periodista Tom Bradby, grabada durante el viaje de ella y Harry a Sudáfrica, cuando él le preguntó cómo estaba y ella respondió: “Gracias por preguntar. No mucha gente me ha preguntado si estoy bien”.

Ella escribe: “Le respondí con sinceridad, sin saber que lo que dije resonaría en tantos: las nuevas mamás y las mayores, y cualquiera que, a su manera, hubiera estado sufriendo en silencio. Mi respuesta improvisada pareció dar a la gente permiso para decir su verdad. Pero no fue responder honestamente lo que más me ayudó, fue la pregunta en sí”.

Meghan cuenta que estaba sentada en una cama de hospital viendo “cómo se le rompía el corazón a su marido” cuando se dio cuenta de que la única forma de sanar era preguntarse a sí misma “¿Estás bien?”.

Se estima que uno de cada cuatro embarazos termina en un aborto espontáneo según la organización benéfica Tommy’s, que financia la investigación sobre abortos espontáneos, mortinatos y nacimientos prematuros. La mayoría de las mujeres pierden a sus guaguas durante las primeras 12 semanas de embarazo.

Pero la duquesa describe cómo la conversación sobre el aborto espontáneo sigue siendo “tabú, plagada de (vergüenza injustificada)” y “perpetúa un ciclo de duelo solitario”.

Perder un hijo significa cargar con un dolor casi insoportable, experimentado por muchos, pero del que pocos hablan”, escribe.

“Con el dolor de nuestra pérdida, mi esposo y yo descubrimos que en una habitación de 100 mujeres, de 10 a 20 habrían sufrido un aborto espontáneo”.

La duquesa continúa reflexionando sobre los juicios de 2020 y dice que los acontecimientos del año han llevado a muchos “al límite”. Ella señala la “pérdida y el dolor” de aquellos que han perdido a sus seres queridos a causa de Covid-19, y se refiere a la ola de protestas de Black Lives Matter, provocadas por las muertes de George Floyd y Breonna Taylor.

Meghan termina el artículo animando a las personas a preguntarles a los demás cómo les está yendo, invitando a hombres y mujeres a “dar los primeros pasos hacia la sanación”.

“Hemos aprendido que cuando la gente pregunta cómo nos está yendo, y cuando realmente escuchan la respuesta, con el corazón y la mente abiertos, la carga de dolor a menudo se vuelve más liviana, para todos nosotros. Al ser invitados a compartir nuestro dolor, juntos damos los primeros pasos hacia la curación”.

Lo más reciente

cerrar