Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

DETALLES MATRIMONIO SORPRESA

Algo prestado: Beatrice rinde homenaje a Reina Isabel II con vestido e histórica tiara

Por Mujer Dínamo 20 Jul, 2020

Revisa las fotos oficiales de Bea y su marido Edoardo.

Bea y Edoardo se reencontraron en 2018 y empezaron a salir.

Qué fuera pequeño, sin anuncio, en una capilla de palacio y con protocolo Covid-19 no significó que el sorpresivo matrimonio de la princesa Beatrice (31) con el empresario y el conde Edoardo Mapelli Mozzi (36) el viernes pasado estuviera exento de detalles de gran elegancia y estilo. Y en esto tuvo un inusual protagonismo la abuela de la novia, la Reina Isabel II (94).

¿La razón? Desde el vestido a la tiara que llevó la hija mayor del Príncipe Andrés (60) y Sarah Ferguson (60) pertenecían a la nonagenaria monarca británica. De hecho, fue esta abuela la que posó junto a su marido, el Príncipe Felipe (99) -a distancia social- en la imagen oficial de los novios en las afueras de la Capilla de Todos los Santos, en el Royal Lodge del Palacio de Windsor. Un lugar cuya puerta fue adornada por un arco de flores.

Los retratos fueron entregados en totalidad entre sábado y domingo. Un trabajo encargado al fotógrafo Benjamin Wheeler.

Tras ser vinculado al fallecido millonario norteamericano Jeffrey Epstein -acusado de tráfico sexual de menores-, el príncipe Andrés fue la figura ausente de las fotos entregadas por palacio. De hecho, el matrimonio fue la primera vez en que éste se encontraba con la reina desde que él fuera centro de la polémica por el bullado caso -marcado por la perversión de poderosos y niñas de pocos recursos- que todavía se investiga en Estados Unidos.

La monarca y Felipe de Edimburgo a distancia social de los novios en la foto oficial.

Por lo anterior que no extrañó que Isabel II fuera la figura que apoyara públicamente a Beatrice en este importante día, enlace que fue marcado por polémicas de palacio -a lo de su papá se sumó el abandono de Reino Unido de Harry y Meghan– y la pandemia de coronavirus (que obligó a posponer la fecha, originalmente agendada para mayo).

El vestido ‘debutó’ en sociedad en 1967.

La reina le cedió un histórico diseño de Norman Hartnell hecho en peau de soie marfil con incrustaciones de cristal -que la monarca estrenó en su discurso frente al Parlamento en 1967– para que su nieta lo usara como vestido de novia. Beatrice le agregó unas mangas de organza para darle su toque propio, pero los expertos en realeza lo reconocieron de inmediato.

Tiara y novias.

También la novia llevó la tiara Queen Mary de brillantes que su abuela también usó en su matrimonio con Felipe de Edimburgo en 1947. Lujoso accesorio que en 1973 mostró en el altar la hermana de Andrés, la Princesa Ana en su matrimonio con Mark Phillips.

Originalmente la tiara fue un regalo de la mítica Reina Victoria a la Reina María de Teck.

Beatrice y Edoardo tuvieron una “pequeña recepción” después de la ceremonia en una celebración que usó el tema “jardín secreto” como decoración informó la revista Town & Country.

El ramo de flores de la novia fue dejado, como es tradición, en la tumba del soldado desconocido en la Abadía de Westminster. Eso sí, dadas las restricciones de movimiento en Reino Unido y para no atraer a curiosos, Beatrice no lo llevó personalmente, sino que fue enviado discretamente.

Lo más reciente

cerrar