Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

MEGXIT

Meghan detiene trámites para ciudadanía británica

Por Mujer Dínamo 29 Ene, 2020

Tras abandonar Reino Unido e instalarse en Canadá.

Ya están instalados en Vacouver para alejarse del acoso mediático, pero el Príncipe Harry y Meghan Markle todavía no puede vivir la ‘libertad’ de la mirada pública a la que tanto aspiraban. El padre de la ex actriz de Suits da declaraciones televisadas, los paparazzi buscan la millonaria exclusiva de la foto de ambos con su hijo Archie y todavía en Canadá analizan los costos de tenerlos en el país.

Con toda esta abrumadora atención es comprensible que la norteamericana quiera dejar atrás la vida de palacio que provoca su actual aislamiento de la mirada pública. Y su deseo ya fue formalizado.

Markle, según reveló el diario The Sun (el primero en enterarse en que la pareja renunciaría a la Familia Real), habría renunciado a adquirir la nacionalidad británica. Trámite que había comenzado en 2018, después de su matrimonio con el hijo menor de Diana.

Tras el anuncio de su partida a Canadá, al parece, la ex actriz ya no puede adquirir esa categoría y por eso desea abandonar todos los procesos pendientes.

La decisión, detalla el matutino, está motivada por varios criterios. Primero, el proceso para lograr esta ciudadanía es largo. Por lo tanto, es necesario esperar cinco años para obtener esa categoría y seguir las leyes de inmigración británicas al pie de la letra.

Según estas últimas reglas, Meghan no puede vivir fuera de Gran Bretaña durante más de 90 días si espera obtener la nacionalidad inglesa. Un integrante anónimo del gobierno dijo que la remoción de los deberes oficiales de el duque y la duquesa de Sussex dificultaría sus esfuerzos para mostrar “un fuerte compromiso con el Reino Unido y una intención de vivir aquí”.

Por ley, Meghan Markle tampoco debe haber estado fuera del Reino Unido durante más de 270 días en los tres años anteriores a su solicitud. Una regla que no ha cumplido, especialmente, al mantener una relación a distancia con Harry, visitar Chicago antes de casarse y ser vista por el mundo instalándose con maletas en la isla de Vancouver, junto al príncipe y su hijo Archie.

“Deben tener la intención de seguir viviendo juntos de forma permanente en el Reino Unido”, confirmó Michael Maziano, abogado de inmigración de Westkin Associate al diario Daily.Express. Todo lo contrario a lo anunciado por la pareja.

Lo más reciente

Invitados

El rinoceronte blanco

Hace un tiempo, mi hijo que tiene 10, muy abrumado me contó que en lo que iba…

Por Paz Bascuñán
cerrar