Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

TRAS REUNIÓN FAMILIAR

La Reina Isabel II apoya y lamenta salida de Harry y Meghan

Por Mujer Dínamo 13 Ene, 2020

En un inédito tono “personal”, la monarca acepta la decisión de la pareja y revela abiertamente que prefería que su hubiesen quedado tiempo completo en Gran Bretaña.

La Reina Isabel II apoya y lamenta salida de Harry y Meghan

Durante todo el día la BBC y el resto de los medios de ingleses se instalaron en Sandringham, la propiedad real al norte de Norfolk, para despachar el minuto a minuto de la reunión de emergencia a la que convocó hoy la Reina Isabel II para tratar el anuncio de salida de la monarquía del príncipe Harry y Meghan Markle.

El domingo por la noche apareció su hijo Carlos, mientras que hoy llegaron Harry y William para unirse a la monarca. Tras horas de expectativas para saber qué se decidía sobre sus futuros, salió la declaración oficial afirmando que la familia “respeta y comprende” el deseo de los Sussex de dar un paso atrás como integrantes de la realeza.

Isabel II anunció que habría un “período de transición” que tendrá al Príncipe Harry y Meghan viviendo entre Canadá y el Reino Unido.

En una declaración emitida por el Palacio de Buckingham, la Reina dijo: “Hoy mi familia tuvo discusiones muy constructivas sobre el futuro de mi nieto y su familia. Mi familia y yo apoyamos por completo el deseo de Harry y Meghan de crear una nueva vida como familia joven.

Aunque hubiéramos preferido que siguieran siendo miembros de la Familia Real que trabajan a tiempo completo, respetamos y entendemos su deseo de vivir una vida más independiente como familia sin dejar de ser una parte valiosa de mi familia.

Harry y Meghan han dejado en claro que no quieren depender de fondos públicos en sus nuevas vidas. Por lo tanto, se acordó que habrá un período de transición en el que los Sussex pasarán tiempo en Canadá y el Reino Unido.

Estos son asuntos complejos que mi familia debe resolver, y aún queda mucho trabajo por hacer, pero he pedido que se tomen las decisiones finales en los próximos días”.

Es inusual que la Reina emita una declaración en su propio nombre. Dichas expresiones se despliegan típicamente cuando se presentan condolencias después de la muerte de un Jefe de Estado extranjero o en solidaridad después de un desastre natural o ataque terrorista.

Un detalle importante y notorio para los medios es que la monarca no usó los títulos formales de la pareja: duque y duquesa de Sussex.

Harry y Meghan anunciaron el miércoles por la noche que querían retirarse como miembros de la realeza y ser financieramente independientes. Su comunicado fue apurado ya que supieron que el diario The Sun sabía de sus planes y los iba a publicar el jueves.

La pareja dio el proyecto de manera sorpresiva sin decirle primero a la Reina u a otros miembros de la realeza. Esto causó inmediata decepción en palacio.

Meghan regresó a Canadá para estar con su hijo Archie (de ocho meses) y se cree que se unió a las discusiones en Sandringham por teléfono.

También trascendió de que los dos perros de la pareja se quedaron en Canadá, donde Harry y Meghan llegaron en noviembre para un descanso de seis semanas. El traslado de las mascotas provocó especulaciones de que planea establecer su hogar permanente en América del Norte.

Muchos expresaron su simpatía por Harry y Meghan, pero dijeron que no deberían recibir seguridad financiada por los contribuyentes si no realizan actos públicos.

Una encuesta para el Daily Mail encontró que el 76 por ciento de los británicos cree que Harry y Meghan deberían sacrificar su protección especial (subvencionada por los contribuyentes) después de salir de sus funciones en la Familia Real.

Las palabras de la Reina cerraron una jornada que partió con titulares en torno a los Windsor, ya que Harry y William emitieron una declaración conjunta que desestimaba una “historia falsa” publicada en un periódico del Reino Unido, en referencia a un artículo en The Times que incluía acusaciones de bullying del heredero a la Corona hacia el pelirrojo.

“Para hermanos que se preocupan tanto por los problemas relacionados con la salud mental, el uso de lenguaje inflamatorio de esta manera es ofensivo y potencialmente dañino”, señalaron.

Todavía quedan interrogantes que no se aclararon este lunes: ¿podrá la pareja usar la marca Sussex que ya inscribieron para negocios y publicidad?, ¿conservarán sus títulos?, ¿Canadá pagará por su seguridad cuando estén en ese país?

Este jueves Harry será el anfitrión del sorteo de la Copa Mundial de la Liga de Rugby en el Palacio de Buckingham. Tras ese compromiso se espera que vuelva a Canadá para estar con su mujer e hijo. Esta noche en Inglaterra no hubo más noticias sobre si los Sussex perderían el uso de Frogmore Cottage, su remodelado hogar en la finca de Windsor, sus guardaespaldas de la Policía Metropolitana o cómo funcionarían sus asuntos fiscales.

Los asistentes del palacio se negaron a comentar si Meghan Markle quería continuar con su solicitud de doble ciudadanía, cuyo estado actualmente se desconoce, o si aún llevarían a cabo deberes reales después del período de transición.

Una fuente dijo a The Telegraph que la Reina estaba “claramente devastada” por la decisión de los Sussex de mudarse al extranjero, y agregó: “Han ganado, ¿no? Querían tener su pastel y comérselo y lo consiguieron. Nunca he visto algo así en mi vida”.

Joe Little, editor en jefe de la revista Majesty, agregó al mismo matutino: “Nunca recuerdo una declaración que diga así, particularmente de la Reina.

Ella deja en claro que se trata de una abuela hablando, quizás más que una jefa de Estado de 16 reinos de la Commonwealth”.

Lo más reciente

cerrar