Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

FUERA DE PALACIO

Harry y Meghan y el ‘modelo Obama’: libres, famosos y millonarios

Por Mujer Dínamo 13 Ene, 2020

La Reina Isabel II agendó para hoy la reunión de emergencia para analizar el futuro de la pareja. Este será el primer cara a cara del hijo menor de Diana con la monarca.

Harry y Meghan y el ‘modelo Obama’: libres, famosos y millonarios

Todos los ojos están puestos hoy Sandringham, donde la Familia Real intentará encontrar soluciones a la decisión del Príncipe Harry y Meghan Markle de retirarse como integrantes de la realeza. Esto después de que el miércoles pasado, sin consulta con Isabel II, la pareja anunciara en redes sociales que buscará una vida independiente entre Norteamérica y Reino Unido, además de ser financieramente independiente.

Desde la noticia el aluvión de noticias no se ha detenido: Meghan volvió a Canadá a estar con su hijo Archie, se publicó que la actriz ya tiene un contrato con Disney para dar voz a una producción -no descrita- a cambio de su sueldo para a la fundación Elephants Without Borders, y hoy, a primera hora, ambos príncipes negaron el reporte de The Times que aseguraba que William habría alejado a Harry con su constante bullying (“Para los hermanos que se preocupan tanto por los problemas relacionados con la salud mental, el uso de lenguaje inflamatorio de esta manera es ofensivo y potencialmente dañino”, señaló una fuente de palacio).

Pero uno de los enfoques que más interesa es el plan -obviamente ya delineado antes del anuncio de renuncia- que Harry y Meghan planean ejecutar para ganar dinero. Todo apunta a que seguirán los pasos de sus amigos los Obama. Un modelo que los hará millonarios.

Quentin Fottrell, editor de Finanzas de Marquet Watch, aseguró que irse de la Familia Real hará al pelirrojo y a la ex actriz norteamericana “los hará ricos más allá de sus sueños”.

Oprah en el matrimonio de Harry y Meghan.

Y no sólo eso, el experto en el área escribió que con el consejo de Oprah Winfrey, probablemente, seguirán el lucrativo modelo de carrera post-Casa Blanca de Obama con filantropía, ofertas de libros y de producciones para Netflix.

Oprah negó estar detrás del plan de salida, pero aseguró: “Me preocupo por ellos”.

Libres de compromisos oficiales pueden armar una marca con proyecciones millonarias. Ya son considerados influencers de lujo, con un Instagram de más de 10,6 millones de seguidores.

Harry es amigo del ex presidente de Estados Unidos Barack Obama, quien junto a Michelle Obama firmaron un acuerdo de ocho cifras con Netflix otros más para libros (la autobiografía de la ex Michelle Obama fue uno de los sucesos literarios de 2019 por ventas y estadios llenos para verla presentarlo).

Netflix, que cuenta en uno de sus más grandes éxitos a la serie The Crown, le daría al príncipe y la norteamericana una plataforma de 158 millones de suscriptores. Harry, de hecho, se lleva muy bien con las cámaras: ha participado en documentales e hizo un programa especial sobre salud mental con Oprah Winfrey para Apple TV.

Ashley Pearson, comentarista real durante dos décadas, dijo que las conexiones políticas y mediáticas de la pareja les serán de gran utilidad. Y que es Meghan la que impulsó este giro para liberarse de la Casa de Windsor. “Ella no tenía idea de cuán poco glamoroso es realmente ser un integrante de la realeza y, cuando se enteró de que sería una empleada pública en una tiara, dijo: De ninguna manera”.

Markle se maneja en negocios. Tuvo su sitio de estilo de vida The Tig, que tuvo que cerrar al comprometerse con el príncipe británico. Y él sabe de su carisma atrae al público.

Lograr la independencia financiera es algo que Meghan puede afirmar más legítimamente haber logrado por su cuenta. Tiene un patrimonio neto reportado de US$ 6,5 millones de su trabajo en la serie legal Suits de la cadena USA Network. Al igual que muchas ex estrellas de cine y televisión, probablemente también recibe dinero por las retransmisiones de sus siete temporadas en ese programa. Además, cuenta con una casa en Los Angeles.

Harry, por otro lado, heredó una fortuna considerable después de la muerte de su madre: aproximadamente US$ 9,2 millones, calculó la BBC. Por el lado de su padre es mucho más rico, ya que el patrimono de Carlos es de más de US$ 88 millones, según Forbes (por inversiones, propiedades, castillos y tierras).

La pareja sólo renunciaría al dinero que Gran Bretaña paga a la Familia Real, del que sólo le corresponde un 5% por sus apariciones oficiales.

La elección de Canadá como residencia no sería aleatoria, el diario The Daily Telegraph, señaló que como ese país es parte de la Commonwealth del Reino Unido, es posible que deba pagar la seguridad de la pareja y su hijo, Archie.

Lo más reciente

cerrar