Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Realeza

Harry sale a la defensa de Meghan: el Príncipe y su tensa relación con la prensa

Por 2 Oct, 2019

“Perdí a mi madre y ahora veo cómo mi esposa es víctima de las mismas fuerzas poderosas”, declaró el Duque de Sussex en un potente comunicado en defensa de Meghan Markle. Pero esta no es la primera vez que el colorín elige enfrentarse públicamente a los medios.

Harry sale a la defensa de Meghan: el Príncipe y su tensa relación con la prensa

“Lamentablemente, mi mujer se ha convertido en una de las últimas víctimas de la prensa sensacionalista británica que genera campañas en contra de individuos sin pensar en las consecuencias –una implacable campaña que ha escalado en el último año, durante su embarazo y la crianza de nuestro hijo recién nacido”.

Así, sin suavizar las acusaciones ni ocultar su enojo, el Príncipe Harry anunció que tomaría acción legal en contra de medios ingleses por el “bullying” al que ha sido sometida Meghan Markle y por la publicación de cartas privadas de la Duquesa de Sussex en el medio Mail on Sunday.

“He sido testigo silencioso de su sufrimiento en privado por mucho tiempo. Quedarme atrás y hacer nada sería lo contrario de todo lo que creemos”, escribió en un comunicado.

Las constantes críticas a la ex actriz estadounidense no sólo molestan al Duque de Sussex, sino que también le recuerdan al acoso constante que vivió Diana de Gales hasta su muerte en 1997. “Aunque esta acción puede no ser la más segura, es la correcta. Porque mi mayor miedo es que la historia se vuelva a repetir. He visto lo que pasa cuando alguien a quien quiero es convertido en mercancía hasta el punto de que no son tratados o vistos como una persona real. Perdí a mi madre y ahora veo cómo mi esposa es víctima de las mismas fuerzas poderosas”, concluyó.

Esta no es la primera vez que Harry se enfrenta públicamente a la prensa británica. En 2016, cuando aún no se confirmaba su relación con Meghan Markle, el Palacio Real publicó un comunicado, justamente, sobre cómo se le estaba tratando en los medios: “Su novia ha sido objeto de una ola de abusos y acoso. Algunos de ellos públicos: una calumnia en la primera página de un periódico nacional; matices raciales en algunos artículos de opinión y un sexismo y racismo rotundo por algunos trolls de las redes sociales y de los comentarios en artículos online”.

«El Príncipe Harry está preocupado por la seguridad de la señorita Markle y profundamente decepcionado por no haber sido capaz de protegerla”, continuó el comunicado. “No es justo que en los pocos meses de relación la señorita Markle deba ser objeto de este aluvión. El sabe que dirán que este es ‘el precio que ella tiene que pagar’ o que ‘todo esto forma parte del juego’. El está totalmente en desacuerdo. Esto no es un juego: es su vida y la de ella”.

La relación de Harry con los medios no ha sido fácil desde el momento en que murió Lady Di perseguida por paparazzi. Mientras el público se reunía afuera de Buckingham Palace prendiendo velas y llevando flores, fotógrafos y periodistas buscaban ansiosos las primeras imágenes de los hermanos William y Harry, de 15 y 12 años, respectivamente. “En la mente de Harry, fue la prensa la que mató a su madre. Lo sé porque me lo ha dicho muchas veces en privado”, dijo Duncan Larcombe, editor de The Sun y autor del libro Prince Harry: The Inside Story.

En 1999, los periodistas acordaron darle privacidad a los hijos de Carlos y Diana mientras estaban en el colegio. Pero apenas se graduaron, volvieron a ser foco de la atención, y no ayudaron las actitudes ‘rebeldes’ que tuvo el colorín durante su juventud. Fue mostrado como fiestero, se vio involucrado en peleas con fotógrafos y sus relaciones con Chelsy Davy y Cressida Bonas fueron seguidas con mucha atención.

Tampoco estuvo exento de polémicas: en 2005, por ejemplo, fue fotografiado en una fiesta de disfraces con una banda Nazi en el brazo, lo que llegó a las portadas de todos los diarios. Luego, en 2012 –antes de partir a Afganistán como miembro del Ejército–, acaparó los titulares por lo que fue uno de sus escándalos más memorables: fotos de él borracho en una pool party en Las Vegas, donde también fue filmado desnudo. A la prensa se le advirtió que no publicaran esas imágenes, pero lo hizo de todos modos.

Además de publicar comunicados cuando siente que la prensa cruza la línea, otra medida que tomó el Príncipe Harry –junto a William- fue trabajar con un equipo de comunicación más joven que el que tenían en Clarence House con su padre. En cuanto al pequeño Archie, lo más probable es que los Duques de Sussex sigan el camino que tomaron los Duques de Cambridge y limiten su exposición a los medios, compartiendo fotos sólo para sus cumpleaños, primer día de colegio, Navidades y otras ocasiones especiales.

Lo más reciente

cerrar