Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Quiebre

Miley y Liam no son los únicos: los matrimonios más cortos de Hollywood

Por 13 Ago, 2019

La joven pareja no logró cumplir ocho meses casada y decidió separarse. Pero lo que puede parecer fugaz para unos, es una eternidad para otros. Aquí repasamos algunos de los matrimonios que tuvieron un final aún más repentino. Aclaramos de inmediato: había muuuuuucho de donde elegir.

Miley y Liam no son los únicos: los matrimonios más cortos de Hollywood

El 23 de diciembre de 2018, en una íntima ceremonia con la familia y un par de amigos, Miley Cyrus y Liam Hemsworth realizaron su matrimonio. Lo que parecía el final perfecto de una película romántica –tal como la que protagonizaron en 2010-, no lo fue: hace unos días se anunció su separación. Estuvieron casados menos de ocho meses.

Si bien eso en la vida real parece muy poco tiempo, en Hollywood las reglas son diferentes y parece que llegar al primer aniversario es una tarea muy difícil.

Aquí, algunas parejas cuyo ‘sí’ duró menos que el de los jóvenes Miley y Liam:

Britney Spears y Jason Alexander: 55 horas

Un poco más de dos días duró el primer matrimonio de la ‘princesa del pop’ con su amigo de la infancia. En 2004, después de una gran celebración de Año Nuevo, Britney y Jason se casaron pasadas las 5 de la mañana en Las Vegas. Cuando la realidad los despertó al día siguiente, la entonces veinteañera decidió pedir la anulación. “Estaba siendo tonta, rebelde y no pensando en la responsabilidad de lo que estaba haciendo”, dijo después en una entrevista en E!

Carmen Electra y Dennis Rodman: 9 días

¡Otro matrimonio de Las Vegas! En 1998, la modelo y el jugador de básquetbol se casaron en la Ciudad del Pecado a las 7 de la mañana. “Pasó tan rápido. Fue tan espontáneo y recuerdo pensar inmediatamente después: Dios, ¿qué hicimos?”, recordó años después la estrella de Baywatch en una entrevista con Oprah Winfrey. Nueve días después, Rodman firmó una petición de anulación citando que estaba intoxicado cuando intercambiaron los votos.

Drew Barrymore por partida doble: 39 y 163 días

Cuando tenía 19 años, la estrella de E.T. se casó con Jeremy Thomas, el dueño de un bar de Los Angeles a quien había conocido hace sólo seis semanas. Dos meses después le pidió el divorcio. Cuando ya habían pasado siete años, en 2001, la actriz se ‘escapó’ y se casó con Tom Green, figura de MTV (en la foto). El matrimonio duró cinco meses hasta que él le solicitó terminar.

Kim Kardashian y Kris Humphries: 72 días

Fue tal vez el matrimonio más comentado del 2011, y eso que ese año también se casó el Príncipe William y Kate Middleton. La estrella de Keeping Up With The Kardashians se comprometió –frente a las cámaras, por supuesto- con el jugador de la NBA en mayo. Se casaron en agosto con un gran evento -que costó alrededor de 10 millones de dólares- y a fines de octubre ella pidió el divorcio, citando diferencias irreconciliables. Todo fue documentado detalladamente en el reality, incluido el momento en que Kim le confiesa a su mamá que ya no era feliz con su marido.

Nicolas Cage y Lisa Marie Presley: 107 días

La hija de Elvis Presley eligió el día del aniversario número 25 de la muerte de su padre, en 2002, para casarse con el actor ganador del Oscar. Tres meses después decidieron separarse, pero nunca contaron las razones. “Me entristece esto, pero no deberíamos habernos casado en primer lugar”, dijo ella en CNN.

Bradley Cooper y Jennifer Esposito: 122 días

El director de Nace una estrella y la actriz de Blue Bloods se casaron en diciembre de 2006 y decidieron divorciarse en mayo. El actor aseguró que fue un acuerdo mutuo y que “sólo fue algo que pasó”.

Pamela Anderson también x2: 60 y 122 días

La sex symbol de Baywatch y Kid Rock estuvieron juntos intermitentemente durante años, hasta que decidieron casarse en julio de 2006 en un yate y con la novia vestida de un simple bikini blanco. El matrimonio no prosperó y en noviembre de ese año ambos firmaron los papeles de divorcio. Pero a la rubia no le duró mucho el corazón roto: en octubre de 2007 llegó al altar en Las Vegas con Rick Salomon, el otro ‘protagonista’ del video sexual de Paris Hilton. Aún no cumplían las 10 semanas cuando Pam solicitó terminar, citando “diferencias irreconciliables”.

Renee Zellweger y Kenny Chesney: 128 días

Tras de apenas un mes saliendo, la actriz de El diario de Bridget Jones y el cantante de country se casaron en una isla caribeña en 2005. Cuatro meses después, la ganadora del Oscar pidió una anulación citando “fraude” como la razón, lo que generó especulación sobre la orientación sexual de Chesney. Años más tarde ella negó aquello, pero catalogó el matrimonio como “el error personal más grande de su vida”.

Sophia Bush y Chad Michael Murray: 163 días

¡Parecían la pareja perfecta! Las estrellas de la serie juevenil One Tree Hill se casaron en Malibu en abril de 2005, cuando ella tenía 22 y él 23. Cinco meses después se separaron y, como la anulación les fue negada, tuvieron que esperar hasta diciembre del año siguiente para oficializar su divorcio. “Eramos dos niños estúpidos que no deberían haber estado en una relación”, aseguró la actriz en una entrevista en 2014.

Jennifer Lopez y Cris Judd: 218 días

En 2001, la diva latina conoció, se comprometió y se casó con el bailarín de su video de Love Don’t Cost a Thing. Y, al igual de fugaz que el romance, fue el matrimonio: duró un poco más de 7 meses. En junio de 2002 se oficializó la separación, justo a tiempo para que JLo comenzara su famosa relación con Ben Affleck.

Lo más reciente

COLUMNA

Tres años

“En estos tres años estoy agradecida de que esta silla me ha permitido…

Por Bernardita Santa Cruz
cerrar