Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

El 'Insider' más famoso de Inglaterra

Larry, el gato que ha durado más que los últimos Primeros Ministros en la calle Downing

Por 5 Ago, 2019

En el mes de los gatos, celebramos al felino más importante de la política inglesa. Vive en la residencia oficial, conoce desde adentro los secretos del Brexit y hasta ve de arriba a abajo a importantes visitantes. ¿Con Trump? Mira cómo fue su reacción.

Larry, el gato que ha durado más que los últimos Primeros Ministros en la calle Downing

La puerta negra con el número 10 de la calle Downing se abre y los fotógrafos y camarógrafos que están ahí comienzan a tomar fotos y a grabar, expectantes. No sale el nuevo Primer Ministro de Gran Bretaña ni un invitado especial, pero eso no es una decepción. Porque el que sí cruza ese umbral es uno de los personajes favoritos de los ingleses: Larry, el gato.

Este pequeño felino de color blanco y café y ojos verdes pasó de ser un callejero a vivir en la residencia oficial y oficina de trabajo del PM en 2011, después de que las cámaras de televisión captaran a un ratón corriendo fuera de la casa número 10.

Tiene el título de Jefe Ratonero a la Oficina del Gabinete, y es el primero en recibir esa distinción aunque ha sido una tradición de más de 100 años de tener un gato como mascota en este recinto.

Según el sitio oficial del gobierno de Gran Bretaña, las tareas de Larry son: “Saludar a los invitados, inspeccionar los mecanismos de seguridad y probar la calidad de muebles antiguos para dormir siesta. Sus responsabilidades diarias también incluyen contemplar una solución para la ocupación de ratones en la casa”. Sin embargo, el gato está aún en “la etapa de planificación” de esa particular misión.

Larry va y viene como se le dé la gana. Hay veces en que los guardias le deben abrir la puerta y otras en las que no quiere ser visto, como cuando se escondió bajo un auto durante la visita oficial de Donald Trump.

El gato es muy popular en redes sociales con sus cuentas no oficiales de Twitter e Instagram. ¡Hasta tiene un libro! The Larry Diaries narra sus primeros cien días como jefe atrapador de ratones.

David Cameron

El Primer Ministro del Reino Unido desde 2010 hasta 2016 fue el responsable de llevar a Larry a la calle Downing en 2011. En ese entonces el felino tenía sólo cuatro años y venía de un refugio para perros y gatos. Por mucho tiempo los ingleses estaban seguros de que a Cameron no le gustaba Larry y fue tanta la especulación, que él se tomó el tiempo de decir la verdad en su último Prime Minister’s Questions en el cargo: “Lamentablemente no me puedo llevar a Larry conmigo. Él le pertenece a la casa y el staff lo quiere mucho, al igual que yo”.

Incluso entregó evidencia fotográfica:

 Theresa May

Cuando Theresa May asumió como Primera Ministra, Larry ya era técnicamente el dueño de casa. En una de sus primeras entrevistas con el Sunday Times, ella confesó que le gustaban más los perros pero que estaba “muy feliz” de ver al gato, aunque él mantenía su distancia. También contó que Larry se paseaba con toda libertad por la residencia y esperaba sentarse en ciertos lugares, pero la silla de May en su oficina no era uno de ellos. No se sabe si su relación mejoró durante sus casi tres años de gobierno hasta 2019, pero sí dejó una última anécdota. En los minutos previos a lo que sería su discurso de renuncia en mayo, un guardia de seguridad salió y tomó en brazos a Larry –quien estaba tranquilo en la puerta disfrutando del sol– para entrarlo y así asegurarse de que no robaría la atención ni generaría ningún percance.

 Boris Johnson

La duda que quedó instalada con la elección del nuevo Primer Ministro Boris Johnson –además del Brexit y otros asuntos políticos– es ¿qué pasará con Larry? Si nos basamos en los últimos años, el gato debería quedarse en la casa 10. Sin embargo, hace unos días se prendieron las alarmas cuando Johnson, quien está en proceso de mudarse a la residencia, le anunció a su staff que quería tener un perro.

Se podrán imaginar la respuesta del gato:

Lo más reciente

PIEL

¡Malditas bolsas!

Con el paso del tiempo, el contorno de ojos empieza a dar más atención:…

Por Lía Klarmann
cerrar