Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

SE GRADUÓ DE OFICIAL

Actriz de Lizzie McGuire se une como soldado al ejército norteamericano

Por Mujer Dínamo 10 Jul, 2019

Carly Schroeder, también conocida como la pequeña Melina del programa de Disney, Lizzie McGuire abandonó Hollywood al encontrar su vocación en el Ejército de Estados Unidos.

Muchas actrices en Hollywood se lanzan a duros entrenamientos con armas cuando tienen que interpretar un papel de combatiente en alguna película o serie. Pero otra cosa es dejar las cámaras para ponerse el uniforme de soldado en la vida real. Eso es lo que sucedió con Carly Schroeder (28) quien cautivó por años al público infantil como Melina en el programa Lizzie McGuire, del canal Disney. La actriz hoy aparece en titulares de la prensa norteamericana por cambiar totalmente su foco laboral al graduarse como oficial ejército norteamericano.

Pero para la ‘cadete Carly’ este giro no es tan extraño, ya que proviene de familia uniformada: su papá es un Boinas Verdes y tiene un hermano en la Marina. Ambos han estado a su lado en esta decisión.

“Ellos simplemente me dijeron que debería pensarlo, hablar con cada rama de las fuerzas armas y ver cuál me funcionaba mejor. Y yo elegí el Ejército”, detalló Schroeder al portal de noticias TMZ en una video entrevista.

Aunque en un inicio pensó enfocarse en la rama que combate el tráfico humano que se ha tomado el mundo (“En un nivel micro y más tangible, hay tráfico de personas dentro de los Estados Unidos. He escrito artículos, sensibilizándome y, como oficial del ejército, tengo la intención de aprender las habilidades para luego aplicarlas cuando esté en un equipo para ayudar a estas víctimas”), ahora aspira unirse al departamento de Inteligencia del Ejército de EE.UU. Un camino que ella misma va relatando con sus videos de entrenamiento en Instagram.

Carly Schroeder abraza a sus compañeros de armas. Foto: Alexandra Shea

La actriz se graduó en entrenamiento básico de combate, según el sitio oficial Military.com. “La vida del ejército es muy diferente a la de Hollywood. Hay algunas similitudes, pero acá es muy uniforme. Todos somos muy disciplinados y tratados de igual manera”, comentó con esa web.

El sitio informó que Carly Schroeder se hizo amigos fácilmente durante el entrenamiento. Sin embargo, mantuvo su famosa carrera de manera reservada, sin hablar de ese pasado frente a las cámaras, hasta que esas nuevas relaciones con los compañeros se consolidaran porque no quería ser tratada de manera diferente o tener una atención artificial de parte del resto del grupo.

Según informes de la institución, Schroeder es una 09S, finalizó recientemente 12 semanas de entrenamiento táctico y de liderazgo en Fort Benning (Georgia), a la espera de que se la comisione oficialmente.

“Lo más difícil que hice (en el entrenamiento) fueron las marchas de ruck y la comida. Antes de venir aquí yo era vegana”. Schroeder tuvo que adaptar su dieta a una vegetariana disponible en la institución.

“Ella fue una líder increíble», dijo a Military.com Pvt. Cindy Ganesh, otra integrante de la unidad que entrenó junto a Schroeder. “Se tomó el tiempo para ir a ayudar y enseñar. Era una amiga, una verdadera amiga”.

En una publicación de Facebook del 13 de febrero de este año, la ex estrella infantil compartió lo que la llevó a unirse al ejército, explican que los papeles que desempeñó a lo largo de su vida la habían preparado para hacerlo.

“Durante 22 años he jugado a disfrazarme para ganarme la vida. Como actriz me secuestraron, quedé ciega, casi me comieron los leones y me asesinaron en más de una ocasión. Atormenté al hermano pequeño de Lizzie McGuire en Disney Channel, fui entrenadora de delfines, la primera jugadora de fútbol en un equipo de hombres y Harrison Ford una vez me rescató durante una intensa invasión a mi casa”.

Antes de tomar metralletas vestida en color verde oliva, Schroeder se graduó con un título en justicia penal de la Universidad Luterana de California. Después se dedicó a muchos trabajos voluntarios en Estados Unidos y en otros países. Pasó la prueba de la prueba de Aptitud Vocacional de los Servicios Armados (ASVAB, por sus siglas en inglés) con un puntaje de 92 de 99 y aprobó la Prueba de Condición Física del Ejército (APFT). Con sus calificaciones en los exámenes fue aceptada en la Escuela de Aspirantes a Oficiales del Ejército.

Otra razón para enlistarse fue lograr más credibilidad: “Servir a mi país dará más validez a mi voz. Puedo servir mejor y abogar por los veteranos una vez que sea parte de su comunidad. El ejército es una familia y la familia siempre se cuida”.

Lo más reciente

cerrar