Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

COLUMNA

Dame un “like”?

Por 4 Jun, 2019

“Secretamente (algunos no tan secretamente) todos quieren tener likes, aunque ‘lo que gusta’ no es necesariamente lo mejor”, reflexiona nuestra columnista en la era en que un “me gusta” se ve como una validación de tu lugar en el mundo.

Dame un “like”?

Me llama la atención la cantidad de mensajes de seguidores en Instagram que me piden “dale un like a mi foto”. Cuando “doy el like”, veo cómo esa persona me lo agradece de corazón. Es como si le tendiera una mano, como si le dijera a viva voz que existe, que pertenece, que lo está haciendo bien. Es la aceptación y el reconocimiento al mismo tiempo. Un kit tentador.

– ¿Cuántos likes tiene tu foto?, comparan entre ellos mis [email protected] adolescentes. Como si aquello fuera a definir su lugar en el mundo.

Cuando mis posteos tienen likes reconozco que logro experimentar el sabor de ese ‘triunfo’ y empiezo a preguntarme qué hizo que esa publicación fuera más aceptada que la anterior. ¿Soy capaz de transar las cosas que quiero comunicar sólo por el placer de sentir ese ‘triunfo’?

Cuando la necesidad de reconocimiento cobra tanta fuerza es cuando se debilitan los rumbos.

A mí me ha pasado con mi Instagram. Pero, ¿qué pasa si esa necesidad de reconocimiento la experimenta quien legisla, quien gobierna, quien informa, quien hace justicia, quien enseña? 

Nos vamos al carajo.

Secretamente (algunos no tan secretamente) todos quieren tener likes, aunque “lo que gusta” no es necesariamente lo mejor.

Sí, a mis hijos les gusta la Coca Cola, pero no por mi necesidad de tenerlos contentos conmigo voy a darles Coca Cola (mucha azúcar, mucha cafeína, mucho colorante).

Aprendan a tomar agua, les digo.

Menos glamorosa que la Coca Cola, pero cuando sean grandes gozarán de los beneficios de una vida tomando agua.

¡¿Cuando seamos grandes ?! ¿Por qué pensar en tanto tiempo más ?!!!!, reclaman.

¿Quién piensa a largo plazo en los tiempos de la inmediatez? IDEALMENTE: las madres, los padres, los gobernantes, los que legislan, los que enseñan, los que determinan, los que informan.

Que la sensación de aceptación que generan los likes no llegue a confundirnos nunca. Los likes se los lleva el viento, cambian con las mareas y los ciclos de luna, son un candy que le tiras a tu necesidad de reconocimiento. Pero de candys no vive el hombre/mujer. Bien vive cuando lo moviliza un propósito que tiene sentido, cuando tiene horizontes que van más allá de la vuelta de la esquina, más allá de la vacua inmediatez del like.

P.D.: No le pongas like a esta publicación. ?

Paz Bascuñán

Actriz de teatro, cine y televisión. Mamá.

pazbascuactriz

Lo más reciente

cerrar