Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Fitness

Celebra a San Patricio con clase del baile típico irlandés

Por 11 Mar, 2019

En la antesala de un fin de semana que se teñirá de verde, anímate a probar estos brincos al ritmo de la gaita en una academia en el corazón de Providencia.

Desde que tenía seis años la profesora de educación física Sandra Claren ha pasado gran parte de su semana en salas de clases de baile. Empezó con danza española, y una vez que ya estaba enamorada del flamenco, conoció el baile irlandés. Ese fue otro flechazo.

Sin tener sangre irlandesa, a los 32 años partió a Galway a aprender esta danza en The Hession School of Dancing. A los 48 sacó la certificación como profesora, lo que sus pares encontraban increíble porque allá las profesoras son veinteañeras. “Si te interesa y eres estudiosa puedes lograr lo que quieras”, dice Sandra. “El límite está en la mente”.

Y nada la limitó para que abriera su propia escuela de danza en Santiago hace 20 años, en la que enseña baile irlandés en dos modalidades: soft, que se hace con zapatillas deportivas, y zapateo, el típico que se ve en espectáculos y competencias del tipo Lord of the Dance, que corresponde al nivel más avanzado.

En la sala hay alumnos que van desde los 3 hasta los 60 años. Algunos son de la colonia irlandesa y otros simplemente curiosos.

La misión del nivel básico es aprender a bailar en punta (técnicamente, en relevé). Primero se hace el calentamiento en la barra y luego se practican movimientos y coreografías en grupo. Los ejercicios son bien similares al ballet, pero la música es la gran diferencia: aquí no suenan melodías clásicas, sino que el violín, la gaita y flauta.

La danza irlandesa es de mucho salto, por lo que quienes tienen problemas en las articulaciones deben disminuir el impacto. Y una no se vale por sí sola: las coreografías son grupales, con todos los bailarines entrelazados y coordinados.

Si bien a primera vista se ve muy difícil, la fundadora de la academia asegura que, con constancia, todos pueden realizarlo. Tiene alrededor de seis niveles distintos, por lo que todos tienen cupo, incluso aquellos que nunca han bailado antes.

Como no es una danza tan conocida, en la escuela invitan a todos los interesados a que vayan a probar una sesión de manera gratuita antes de matricularse. Pero Sandra promete que les va a encantar: “Es bueno para el cuerpo, para el espíritu, y te sube mucho el ánimo”. ¿Quién no necesita eso?

Dónde: Av. Rancagua 0187, Providencia.
Mensualidad: $ 40.000 (dos clases a la semana).
Instagram: @sandra_claren_danza

Lo más reciente

cerrar