Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

PFW

70 looks para el affaire de Chanel y el cine

Por Tatiana Ramírez 7 Oct, 2020

Inspirada en la larga relación de la casa francesa con el mundo cinematográfico, la nueva colección prêt-à-porter coquetea con el glamour de la gran pantalla. “La colección es urbana, femenina y moderna y mantiene los códigos y valores atemporales de la Maison mientras refresca la versión de la mujer que se identifica con ella”, nos cuenta desde Europa nuestra colaboradora.

Por un momento, las estrellas y las cámaras del mundo se olvidaron de informar sobre mascarillas, PCR y restricciones. Era el día de Chanel en París. Y aunque ayer se ordenaba cerrar bares y otros sitios públicos de la capital francesa por el rebrote del coronavirus, la pasarela estaba totalmente abierta para la casa francesa en la Semana de la Moda. Casi como un sueño. Literalmente, como una película. De esas de total de fantasía, sensación que tanto necesitamos en este año de terror.

Una vez más, la versatilidad llegó a la pasarela de la mano de la creatividad de Virginie Viard. A los pies de las enormes letras de Chanel dispuestas al más puro estilo del famoso letrero “Hollywood” que se posa sobre la clásica colina de Los Angeles, las modelos se pasearon en el Grand Palais con estilismos inspirados en la Nouvelle Vague -el movimiento artístico que surgió en Francia a mediados del siglo pasado y que cambió por completo la forma de hacer películas que se conocía hasta entonces-, en el cine italiano y en el propio… Hollywood.

 

“Estaba pensando en las actrices en el photocall, en la alfombra roja, ese momento en el que los fotógrafos les gritan sus nombres: sus caras un poco distraídas, esa actitud un poco fuera de sincronización con los atuendos que lucen. Y que luego sigue con los fanáticos esperándolas detrás de las barreras, una lado muy vivo de la cinematografía que sucede más allá de la pantalla, eso es lo que me gusta”, explica Virginie Viard su apuesta en esta pandémica  Semana de la Moda de París 2021.

“Esta colección es un tributo a las musas de la Casa. Algunas de ellas están lejos y ha pasado mucho tiempo desde que las vemos (por el Covid-19). Gabrielle Chanel y Karl Lagerfeld vistieron a tantas actrices en películas y en vida real. Estaba pensando en ellas que nos hacen soñar tanto. Sin querer replicar. Sin querer caer en una referencia vintage. Quería que fuera muy alegre, colorido y también vibrante”.

Y allí sentadas disfrutaban la pasarela algunas de las estrellas del celuloide: Marion Cotillard, Vanessa Paradis y su hija Lily Rose Depp, la actriz francesa Joana Preiss y la joven Zoé Adjani -que ha seguido los pasos de su tía Isabelle, quien también estaba en el Grand Palais.

Las invitadas se encantaban con los trajes de bermudas que se paseaban junto a fluidos vestidos, capas asimétricas y a los estilismos que incluían bordados con lentejuelas. Los jeans de colores fluorescentes encontraron también su ruta, junto a los capri en color rosa pálido y a las camisetas que recuperaban el neón para la próxima temporada primavera verano europea.

 

Infaltables los vestidos de flores en blanco y negro o de un tweed ligero, ultra-delgado porque sí, porque es posible llevar tweed también en el verano.

 

 

 

 

“El universo de Chanel evoca tantas imágenes, todo un inconsciente ligado al cine”, agregó Viard. Y ese sentido lo captó perfectamente la pareja de fotógrafos de moda holandeses Inez van Lamsweerde y Vinoodh Matadin, quienes han retratado las siluetas de la colección, personificadas por Rianne Van Rompaey, Mica Argañaraz y Louise de Chevigny, cada una en una serie cinematográfica de situaciones: en el teléfono, mirando por la ventana y sentadas en la cama ó caminando por la calle, como si fueran escenas de una película. No hay duda de que la Maison y el cine siguen inspirándose mutuamente.

 

Lo más reciente

cerrar