Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

1939-2020

Covid-19: Muere Kenzo

Por Mujer Dínamo 5 Oct, 2020

El afamado diseñador japonés estaba internado por coronavirus en un hospital de París. Deja un legado en las pasarelas como un pionero de su país en la escena de la moda.

El diseñador de moda más famoso de Japón, Kenzo Takada, fundador de la marca global Kenzo, murió ayer domingo en París, a los 81 años, después de contraer Covid-19.

Takada, el primer diseñador japonés en viajar a París y conocido especialmente por sus estampados florales característicos, murió en el Hospital Americano de la capital francesa, informó su portavoz en un comunicado.

Su deceso se produce a 50 años desde que lanzara su primera colección en la ciudad francesa que adoptó como su hogar. “Cada muro, cada cielo y cada transeúnte me ayuda a construir mis colecciones”, dijo una vez sobre la París.

El creador nipón se retiró de la moda en 1999, seis años después de vender la marca con su nombre al conglomerado de lujo LVMH. Desde esa fecha se dedicó a proyectos únicos, incluida una colección de diseño a principios de este año.

Nacido en 1939 en una familia de hoteleros, decidió estudiar arte y se convirtió en un alumno estrella en la universidad Bunka Gakuen de Toyko, donde se llevó el primer premio al egresar. En 1960 ganó el Soen Prize, un galardón otorgado por la prestigiosa revista de moda japonesa Soen, y comenzó su carrera diseñando ropa para niñas para Sanai, una importante cadena de tiendas de moda, pero siempre soñaba con París.

Los Juegos Olímpicos de 1964 le dieron finalmente la oportunidad de ir a Europa. ¿La razón? El bloque de departamentos donde vivía se iba a demoler para dar levantar ahí un estadio. Como a todos los residentes, el gobierno le pagó una compensación y decidió gastar ese dinero en un pasaje de ida en barco de carga a Marsella.

Al llegar a París -en el invierno de 1965 y sin apenas hablar francés-, el único trabajo que pudo conseguir fue en un salón de mascotas. En 1970, sin embargo, alquiló un local en la Galerie Vivienne, que entonces era una galería comercial bastante descuidada.

“Con algunos amigos durante tres meses pintamos las paredes con escenas de la jungla como Snake Charmer de Le Douanier Rousseau y lo bautizamos Jungle Jap”, recordó más tarde.

Allí realizó su primer espectáculo con modelos aficionados para ahorrar dinero. Una de las únicas 20 personas invitadas incluyó a la editora en jefe de la revista Elle, a quien le gustó tanto la colección que la publicó en la portada.

Diseño de Kenzo para la revista Vogue en 1971.

Se convirtió en un nombre en la industria casi de la noche a la mañana. Por razones económicas, su primera colección fue realizada en algodón -a menudo acolchado-, un look que los jóvenes que marcaban tendencia en la moda adoptaron al instante. Pero su impacto real fue con su estampado revolucionario y totalmente contemporáneo, que revitalizó la escena. En 1976 estableció su estudio y boutique en la Place des Victoires.

Nunca quiso parecer francés. Kenzo llevó Japón a París. Aquí una creación en su show de 1983.

Pionero, cuando Rei Kawakuba, de Commes des Garcons, y Yohji Yamamoto llegaron de Japón a principios de la década de 1980, Takada ya estaba bien establecido en la escena de la moda francesa. Su primera colección masculina se presentó en 1983 y su primer perfume, Kenzo Kenzo, en 1988.

Desde principios de la década de 1980, abrió boutiques en todo el mundo:  Nueva York, Londres, Milán, Toyko y Roma, seguidas más tarde por Hong Kong, Munich, Venecia, Bangkok y Singapur.

La top model Imán y Kenzo al cierre del desfile con su colección 1983-84.

El estilo romántico de Kenzo, con su ecléctica mezcla de colores, toques de exotismo, estampados étnicos y bordados a mano, se adaptaba al estilo de la década de 1970, pero también a los años ochenta y noventa con un estética más limpia.

En busca de inspiración, tomó de referencias favoritas sus viajes y la ropa de trabajo japonesa, como túnicas y abrigos militares. También incluyó en su historia creativa prendas como mantas de rayas peruanas, mantones de colores, blusas orientales, batas campesinas, terciopelo estampado.

Kenzo 1991, al final de esta década se retiró y vendió su marca.

Su sello fue favorito de copias. El diseñador británico Jasper Conran, entrevistado sobre el problema, dijo que conocía una empresa en Sudáfrica que se especializaba en estafar la marca Kenzo, costura por costura. “Hacen una fortuna, más de la que creo Kenzo, pero él no puede hacer nada al respecto”.

Francia lo nombró caballero de L’ordre des Arts et des Lettres en 1986 en reconocimiento a su carrera. Probó suerte en la realización de películas con Reve apres Reve (1980) y diseñó el vestuario para una ópera de Stockhausen.

Aparte de viajar, su otra obsesión era el juego. Protegió su privacidad construyéndose una casa en el campo en el corazón de París, a solo unos metros de la ópera de la Bastilla, con un auténtico pabellón de té y un estanque de peces.

Lo más reciente

cerrar