Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

DECORACIÓN

Pasa una Navidad a lo Jackie Kennedy o Kylie Jenner

Por Mujer Dínamo 17 Dic, 2019

Este año, sin duda, Noche Buena será más íntima y valorando ese tiempo especial en compañía de familias y amigos del alma. Un 24 de diciembre en que la mesa navideña será el centro de reunión. Aquí te entregamos algunas inspiraciones

Foto: @dulgier

FANTASÍA CLÁSICA

Para su primera Noche Buena en la Casa Blanca Jackie Kennedy eligió como tema central de decoración un clásico de esta fecha: Cascanuces. Así, el gran pino al interior de la residencia presidencial de Washington albergaba los regalos de Navidad bajo ramas de las que colgaban muñecos que hacían un homenaje al clásico infantil, aquel donde los juguetes cobran vida u juegan con los niños. En ese mismo ánimo, un panorama ideal para los más pequeños es ir a una de las funciones del ballet Cascanueces que el Teatro Municipal tiene en su cartelera hasta el 30 de este mes. Un función de fantasía con la música de Tchaikovski, cuyo recuerdo puede extenderse en la mesa del día 24 con alguna pequeñita figura de una bailarina, soldadito de madera o ‘ratón’ en la tabla del queso.

EN MODO #HASHTAG

En un salto al siglo XXI, el clan Kardashian siempre ha sido protagonista de la Navidad. Desde la esperada tarjeta de saludos familiar que sacan en esta fecha, hasta las ostentosas fiestas en que se reúne el clan del reality más exitoso de la última década a nivel internacional. Cada una de sus integrantes tiene millones de seguidores, que tratan de replicar la forma en que festejan. Así que -en modo evasión a cualquier guiño de actualidad por una velada- se pueden seguir las opciones de la menor y billonaria de la familia: Kylie Jenner (22). La dueña de un imperio cosmético con su nombre es mamá de un niña, Stormi (1), por la que no escatima en producción. Pero este año optaron por volver a lo clásico, adornando con figuras como el pino navideño y varias figuras del Viejo Pascuero la mansión que comparte con la pequeña. Además, adelantó la compra de regalos y llevó a su heredera a compartirlos con niños de familias sin recursos. Se sacaron fotos con ellos y, Luego, Kylie le contó a su única hija “cuán bendecida era” y se reunió con su mamá y mánager, Kris (64) para comer un menú saludable. Un ejemplo para seguir de inicio a fin, de la solidaridad a la mesa.

El opulento árbol del Hotel Kempinski Bahía.

ARBOL MILLONARIO

Sí, hablamos de una celebración distinta y enfocada en los más queridos. No por eso tiene que faltar ambiente festivo. Y una de las inspiraciones se puede tomar de algunos árboles de Navidad. Y por qué no del recién estrenado en España, que se presentó como el más caro del mundo: 15 millones de dólares. Este oneroso pino se encuentra en el hall del Hotel Kempinski Bahía cerca Marbella, en la Costa del Sol de España. Y su valor no es por la extensión o particularidad de sus ramas en sí, ni tampoco por ser una especie en extinción, sino que por sus adornos. Cada uno está hecho con materiales carísimos, diseñados por la famosa artista británica Debbie Wingham. La revista Forbes señala que cuelgan de él ‘figuritas’ bañadas de oro y con crillantes rosas, rojos y negros, además de los clásicos blancos. ¿En Chile? Se puede jugar a la opulencia con vajilla dorada, que siempre hace especial cualquier receta que se tenga pensada para la víspera del 25 de diciembre.

NOCHE UNICA

Más allá de cualquier color. Los motivos navideños en la era de la globalización son todavía más universales. Entonces, es cosa de animarse y sacar todo el menaje navideño: Viejos Pascueros, platos con pinos, trineos, duendes, monos de nieve (¡para qué nos vamos a acordar que estamos con más de 30 grados!). ¿Kitsh? En absoluto. Es una noche al año y por eso todas las tiendas y aquellas marcas más exclusivas del mundo -Hermès incluida- tienen diseños únicos para esta fecha. Las casas reales de Europa incluso encargan a artistas que realicen colecciones únicas por año. Casi siempre coleccionable y que nos conecta con una imaginería universal, se convierte en un rito sacarla, desenpolvarla y armar la mesa en grupo con más de alguna carcajada y recuerdo de una Noche Buena pasada.

Foto: @doroshenkova_art

LED O A LA ‘VIEJA ESCUELA’

Una estrella iluminaba el camino a los Reyes Magos hacia el sitio donde nacería un nuevo monarca. Por eso las luces de Navidad son un símbolo de esperanza y alegría. Y su uso no está sólo restringida al árbol que espera los regalos, también se puede llevar a la mesa en distintos formatos: desde la tradicional vela (idealmente no aromática para no mezclar con la comida) para dar calidez a la reunión, hasta guirnaldas con pequeñas ampolletas LED que recorra el mantel y armen el ambiente de fiesta. También hay figuritas que contienen luz y que logran un efecto en el comedor con su reflejo en los muros. Aquí no hay límite para la imaginación, sólo basta un fósforo o carga solar. Además, si piensas bien en ese detalle, tus invitados te celebrarán más allá de lo que hayas preparado como plato principal.

Foto: @melipoole

TOQUE PERSONAL

El inicio del verano, la artesanía ancestral, manualidades, juguetes de la infancia, altares. Hay un universo de alternativas para adornos navideños para hacer de tu espacio una ‘escenografía’ que lleve tu sello. También una oportunidad para cambiar la visualidad en espacios más pequeños que pueden volverse predecibles en el día a día. Basta poner en un buscador de internet cuatro palabras claves: Christmas + Decorations + Small Space. El resultado es una cantidad de cuentas de Instagram, blogs, artículos, tutoriales de Youtube, Pinterest y más con opciones mágicas que dan ganas de mantener todo el año. También Fundación Artesanías de Chile cuenta con guías de pesebres que -en días del lema “Compra Local”- son verdaderas obras de arte y que en esta fecha especial, con religiosidad o no, nos conectan con nuestra historia y el trabajo de otros chilenos.

Carrie Fisher declaró en una oportunidad: “No creo que la Navidad se trate necesariamente de cosas. Se trata de ser buenos los unos con los otros”. Y quiénes somos nosotras para contradecir a la ‘Princesa Leia’… Por eso la mesa navideña es, especialmente en esta etapa de Chile, una oportunidad distinta de conectarse con los demás. Anímate a hacer algo especial, que te ayuden en algún proyecto. Suma a esas personas -cuyos cariños damos tantas veces por sentado- para levantar las copas con ellas por más paz y amor.

 

Lo más reciente

cerrar