Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

MODA

MET Gala: la noche más extravagante del año

Por Lucy Willson 7 May, 2019

Lady Gaga realizando cuatro cambios de vestuario en la escalinata. Katy Perry como un candelabro caminante. Janelle Monae en un vestido que, literalmente, pestañaba. Jared Leto desfilando con su cabeza en la mano. Zendaya como una Cenicienta en un vestido que se iluminaba con una varita mágica. Y Thierry Mugler volviendo al diseño después de 20 años inspirado por las curvas de Kim Kardashian. Eso y más en la mayor fiesta de la moda del mundo.

La fantasía y extravagancia se impuso por sobre la provocación en la fiesta de la moda más glamorosa del año: la MET Gala. Este evento. conocido formalmente como Costume Institute Benefit del Museo Metropolitano de Nueva York, siempre está presidido por un equipo de celebridades de alto nivel, y este año no fue la excepción. El evento está presidido por la editora de Vogue Anna Wintour, quien compartió el rol de anfitriona con Lady Gaga, la tenista Serena Williams, y el cantante Harry Styles.

En cada año se elige un tema para la muestra. Este 2019 fue Camp, concepto basado en la obra Camp: Notes on Fashion , ensayo seminal de 1964 de la escritora Susan Sontag. Este explora la belleza que hay detrás de la exuberancia, lo extravagante. En la muestra del MET parte en la estética de la corte de Luis XIV en Versalles hasta el estilo de la cultura queer que crece en el underground moderno.

Si no conocías este término, no eres la única. Hasta la fashionista Celine Dion se confundió y casi hizo la elección equivocada: cuando escuchó Camp, según admitió, creyó que se trataba de camping.

Andrew Bolton, curador de la exhibición, explicó que lo que se explora en el MET es el impacto constante del Camp en la moda. La exhibición contará con aproximadamente 175 objetos, no sólo de vestuatrio (Cristóbal Balenciaga, Thom Browne, Gucci, Marc Jacobs, Charles James, Christian Lacroix, Karl Lagerfeld, Prada, Versace y muchos más) sino también esculturas, pinturas y dibujos. The Camp: Notes on Fashion estará abierto desde esta semana hasta el 8 de septiembre.

Todos los años la muestra abre con una gala que se realiza el primer lunes de mayo. El propósito de la noche es recaudar dinero y para ello Anna Wintour invita a las celebridades que están al tope de la fama. Cada ticket cuesta 35 mil dólares y las mesas completas (que generalmente compran grandes casas de moda) van entre los 250 mil y 300 mil dólares.

Este 2019, dado el motivo de la muestra, se esperaban los más exuberantes diseños. Y nadie quedó decepcionado, con la coanfitriona Lady Gaga realizando cuatro cambios de vestuario (todos creación de Brandon Maxwell) en su ingreso al MET, efectos especiales como el vestido que pestañeaba de Janelle Monae y aquel que se iluminaba por ‘efecto de magia’ en la figura de Zendaya, los fanáticos de la moda, medios y curiosos tuvieron satisfacción total. Para qué hablar de la aparición de Katy Perry como un candelabro caminante y de luces encendidas.

View this post on Instagram

Yes , Eye’m winking at you .

A post shared by Janelle Monáe (@janellemonae) on

Desde que se informó que Camp sería el tema de este año, muchos asociaron en esta extravagancia en la moda a Cher. Famosa por su sentido atrevido en la moda, la artista fue la inspiración de muchas invitadas de la noche, incluida la top model Emily Ratajkowski en un atrevido diseño de Peter Dundas con clara referencia a la legendaria cantante.

Extrañamente estuvieron ausentes de esta cita algunos nombres que siempre deslumbran: Rihanna, Blake Lively, Taylor Swift, Ariana Grande, Madonna, Sarah Jessica Parker. Todas siempre esperadas por sus arriesgados y espectaculares vestidos para la gala.

Los hombres de la noche que más cautivaron a las cámaras fueron liderados por Jared Leto: el ganador del Oscar apareció en Gucci y con una réplica de su cabeza en la mano. Otro que logró una verdadera ilusión en la entrada fue el actor Ezra Miller en Burberry y con un maquillaje que multiplicaba su mirada en varios pares de ojos, como un verdadero cuadro surrealista. El triunfador de la serie sobre Versace, Darren Criss, también obtuvo la atención por su colorido traje Balmain y su rostro con pinceladas. El coanfitrión Harry Styles apareció en Gucci con un aro de perla colgante, camisa transparente y tacones altos. A modo de puesta en escena, Billy Porter -de la serie Pose– arribó vestido por The Blondes en modo egipcio sostenido en el aire como un faráon.

Muchas de las invitadas eligieron aparecer de dorado completo, propuesta en la que ganó en aplausos la actriz inglesa Emily Blunt en Michael Kors. Entre las que se lanzaron a diseños multicolores están Cara Delevigne en Dior Haute Couture y la impactante Lupita Nyong’o en un Atelier Versace y ‘accesorios políticos’, como las peinetas de puño en alto que adornaban su pelo afro.

En cuanto manicure la triunfadora fue la lindísima Elle Fanning en un modelo retro Miu Miu y con unas uñas que le colgaban accesorios desde las puntas.

Serena Williams, como es su marca registrada, apareció de lujoso Versace amarillo pero sin encaramarse en tacos, ya que fue fiel a sus zapatillas Nike (en coordinación en el tono de su traje).

Y si se trata de materiales poco tradicionales para una noche de lujo, la hiphopera Cardi B destacó con ventaja por su gigante vestido Thom Browne de más de 30.000 plumas (que requirió de 35 personas para hacerlo en más de 2.000 horas de trabajo). Un diseño a prueba de noches frías.

Lo más reciente

LIBRO

Pet friendly

El título ¿Por qué los perros mueven la cola? Y otras preguntas raras que…

Por Ina Groovie
cerrar