Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

COVID-19

Italia reabre sus ‘ventanas del vino’

Por Mujer Dínamo 20 Ago, 2020

Centenarias y utilizadas en la época de la Gran Peste, estas ventanillas toman nueva vida como medio de comunicación entre la barra y clientes en la era del coronavirus.

El verano europeo es distinto este 2020 tras el impacto del Covid-19. Y no sólo en la baja de turistas en zonas que en temporadas anteriores estaban atiborradas de visitantes de todos los destinos de ese continente, sino que también por los nuevos cuidados y costumbres que trajo el virus. Aunque en Italia están yendo paradójicamente en el ‘camino contrario’ para resguardarse: reviven una costumbre del siglo XVII para no contraer el coronavirus.

Según relata Angel Gómez Fuentes, corresponsal en ese país para el diario español ABC, en Florencia y en otras veintisiete ciudades de la Toscana han renacido las “buchette del vino”, unas ventanillas estrechas que se usaban en esa zona cuando fueron asolados por la peste.

Cuatrocientos años más tarde, los bares y otros locales las reutilizan “para servir copas, cafés, aperitivos, cócteles, helados e, incluso, libros”, señala el matutino. De estar cerradas, en algunos casos, con placas históricas y hasta tapadas ahora pasaron este 2020 a ser la nueva moda a la hora de los cocteles.

Hay casi 200 de estas buchette en Florencia –150 en el centro histórico–, y otro centenar en ciudades como Siena, Pisa, Pistoya, Cortona, Montepulciano y San Gimignano. Y siguen descubriéndose más entre las qe fueron reemplazadas con otros materiales.

Originalmente se situaron cerca de las puertas de los antiguos palacios de nobles, a media altura, para vender el vino evitando el riesgo de que el comprador y el vendedor se contagiaran con la peste bubónica, pandemia que asoló Italia desde 1629 hasta 1633 y que produjo más de un millón de muertes, un cuarto de la población de la época.

Para evitar el contagio, se colocaba una vasija de piedra -o con marco de madera o hierro- en las ventanillas. Se llenaban de vino. El cliente entregaba el dinero en una paleta de cobre, que inmediatamente se esterilizaba en vinagre.

“Ventanillas anti-contagio”, así la rebautizaron en 2020. Y con un inicio de año mortal para ese país, los italianos merecen más que una copa de vino.

 

Lo más reciente

cerrar