Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

REINA TAPATI 2020

Nani Tuki Pont: Las duras pruebas de una Ariki

Como Ariki -o reina Tapati- Nani tuvo que cocinar, bailar y dominar historias y conocimientos relevantes de la cosmovisión Rapa Nui. En una de las competencias logró el mejor puntaje en la elaboración de pohe, un postre dulce que se prepara con plátano y mandioca. Debió nadar, sortear olas, conseguir su propio pescado y, desde las rocas, encontrar todos los ingredientes para hacer un ika mata, una suerte de cebiche.

Mas de 100 maget vestidas de plumas y flores de tipaníe en la cabeza bailaban la noche del sábado alrededor de Nani Tuki Pont, la Ariki o Reina Tapati 2020, quien fue coronada bajo fuegos artificiales y una intensa lluvia sobre Hanga Roa.

La joven isleña -quien pertenece a un linaje de más se siete mujeres que también han tenido este cetro- debió sortear duras pruebas para demostrarle a su comunidad que estaba preparada para enfrentar un año de compromisos y tareas que la tendrán al frente de la continuidad de las tradiciones Rapa Nui.

“En mi familia hay muchas arikis, y mi hermana mayor también lo fue. Descendemos de un linaje de reinas: de la gran Avarei Pua, que llegó hace muchos siglos desde Hiva junto al clan de los Tuki, el clan del sol”, dice mientras celebra los resultados en las competencias deportivas, de destrezas físicas y baile.

La nueva soberana también cuenta que, por el lado materno, su abuelo fue un navegante francés que se enamoró de una mujer nativa para iniciar una nueva historia en la familia.

Pío Haoa Riroroko

“Mi misión, desde que comencé con esto, ha sido cambiar un poco el sentido de esta celebración. La Tatapi muchas veces representa pelea, la rivalidad entre los clanes. Pero yo, junto a Pío Haoa Riroroko (el aito o rey que la acompaña y que también es su pareja) queremos cambiar esa visión”.

Como dupla han dejado en evidencia sus capacidades y destrezas en las pruebas de Aka Vanga, corrida con dos cabezas de plátanos, de canotaje y Tau’a o triatlón. Además de demostrar conocimientos culturales de la isla, participar del arte de las pinturas corporales y fabricación de coronas de flores o hei tiare.

Nani Tuki Pont desciende del linaje de la gran Avarei Pua.

“Para nosotros es una instancia para recordar a nuestros ancestros y potenciar lo que nos fue heredado: nuestras costumbres, nuestra música y nuestras danzas. Una cultura muy rica”, dice la reina. “Siempre le estoy preguntando cosas a los sabios y mi misión es transmitir eso. Este año también le pedí al municipio que sumaran a los niños a la competencias y fue algo que resultó muy bien”, añade emocionada.

Cursó tres años Administración de Empresas en Santiago, porque sus papás le dijeron que tenían que estudiar. “Pero la verdad es que siempre estuve preparándome para este momento. Yo nací con esto y mi sueño sólo ha sido representar mi cultura. Los ancianos de la isla me han dicho que lo he hecho bien y están felices. Nosotros, lo más jóvenes, siempre buscamos la aprobación de ellos. Porque si ven que una está interesada, te siguen enseñando”.

Como Ariki -o reina Tapati- Nani tuvo que cocinar, bailar y dominar historias y conocimientos relevantes de la cosmovisión Rapa Nui. En una de las competencias logró el mejor puntaje en la elaboración de pohe, un postre dulce que se prepara con plátano y mandioca. Debió nadar, sortear olas, conseguir su propio pescado y, desde las rocas, encontrar todos los ingredientes para hacer un ika mata, una suerte de cebiche que se sirve en conchas y se perfuma con especies nativas.

Mientras sostiene su corona -,de madera de imacoi y miro tahiti-, recibe flores de tipaníe, hibiscos y nehe nehe. Durante esa ancestral momento es cuando relata su gran sueño para Rapa Nui: “Quiero crear una escuela en mi isla, un lugar donde los niños aprendar a mantener las tradiciones que han hecho posible nuestra supervivencia”. Y luego lanza un emocionado saludo de agradecimiento que se escucha como sonoro Iorana maururo.

  • Más de la Tapati 2020: @culturarapanui @rapanuihaimahatu @tuki_pont

Lo más reciente

cerrar