Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

TENIS

La huella que deja María Sharapova en su retiro del tenis

Por Mujer Dínamo 26 Feb, 2020

En 28 años en el deporte la rusa obtuvo cinco Grand Slams, se convirtió en millonaria estrella publicitaria sin necesitar la raqueta y fue protagonista en una de las rivalidades más atractivas del deporte frente a Serena Williams. Aquí parte de su carta de despedida y cómo se la recordará.

La huella que deja María Sharapova en su retiro del tenis

Un hombro operado una y otra vez desde 2008 impidió que María Sharapova (32) pudiera anunciar hoy su retiro con un nuevo trofeo en sus manos. La tenista rusa entregó una emotiva carta abierta con la noticia de su despedida del circuito, en la que relata una vida deportiva que partió a los 4 años para alcanzar en su carrera cinco Grand Slams: dos Roland Garros, un Wimbledon, el USA Open y el Abierto de Australia. De allí a que en la partida con su balance enfatizara un sentido “Tenis, te digo adiós”.

“¿Cómo dejas atrás la única vida que has conocido? ¿Cómo te alejas de las canchas en las que has entrenado desde niña, del deporte que amas, que te trajo lágrimas y alegrías, en el que has encontrado una familia y en el que te han apoyado aficionados desde hace 28 años? Soy nueva en esto, así que, por favor, perdónenme”, señala en la carta abierta entregada en exclusiva a la revista Vanity Fair.

Una declaración en que no sólo se queda en lesiones, finales de tenis y la vida con una raqueta. Va más allá en lo que imprimió el deporte a nivel personal.

“Las canchas revelaron mi verdadera esencia. Detrás de las sesiones de fotos y mis diseños de ropa para jugar al tenis, las canchas mostraron mis defectos, pusieron a prueba mi carácter, mi voluntad, la capacidad de canalizar mis emociones en un lugar donde trabajaban a mi favor en vez de en contra”.

En este casi ensayo la rubia originaria de la ciudad Sochi no toca un tema sensible: la sombra que cayó sobre su carrera en marzo de 2016, cuando dio positivo por Meldonium (medicamento para problemas en las arterias coronarias y que en el deporte, por ayudar al flujo sanguíneo, ayudaría en el rendimiento) durante el Open de Australia de ese año, por lo que tuvo que cumplir 15 meses de sanción sin poder jugar. Luego de eso, su regreso a los torneos fue cuesta arriba sin alcanzar el nivel con el que deslumbró a los 17 años, cuando ganó Wimbledon frente a Serena Williams, rival con la que el público siempre esperaba verla.

Pronto, en 2005, se encumbró al Nº 1 del mundo, posición muy lejana con la que se despide: 373.

Un éxito que mantuvo -antes de su lesión- con un clave que -con los altos y bajos de su vida- mantiene. “Nunca miré hacia atrás y nunca miré hacia adelante”, confiesa.

¿Su legado? En lo inmediato, esto es lo que elabora el mundo del tenis tras la noticia de su retiro.

  • Hizo historia en Wimbledon: En 2004 se convirtió en la tercera tenista femenina más joven en ganar el legendario torneo de pasto de Inglaterra, con sólo 17 años (Martina Hingis lo hizo a los 16), en una carrera que sólo había partido de adolescente en 2003. Para 2005 era la primera rusa en estar en el Nº1 del mundo.

  • Mentalidad: María Sharapova nunca ha carecido de competitividad y alta autoestima, incluso, tras su regreso al tenis post sanción por consumo de Meldonium. El respetado comentarista australiano Sam Smith enfatizó: “Piensa como una campeona, mentalmente sigue siendo una de los más fuertes”.

  • Rivalidad de lujo: Con una relación cordial fuera de la cancha, la norteamericana Serena Williams (38) siempre fue -ante los ojos del público y la prensa- su rival más atractiva. Ambas divas del circuito, talentosas, estrellas de la publicidad, empresarias. Todo partió desde que, de adolescente, la rusa le arrebatara el título de Wimbledon. Y aunque sólo le ganó una vez más en la veintena de partidos en que se enfrentaron, cada uno de ellos -casi reeditando la Guerra Fría- eran a muerte en cada golpe.

  • Sueño olímpico: En 2012 Londres le dio otro gran momento de su carrera.. En los Juegos Olímpicos de esa ciudad logró la medalla de oro en la final femenina.

 

Publicidad: En un camino que adelantó su compatriota Anna Kournikova -aunque sin los triunfos en algún Grand Slam-, María Sharapova se convirtió en rápida figura de interés para la publicidad dada la combinación de talento y belleza. Con su presencia elegante y ganadora, llegaron los millones sin necesidad de que tuviera que usar la raqueta. NPR toma su perfil de 2018 en la lista Forbes, que estimó que su patrimonio neto era cercano a los US$ 195 millones. La revista financiera describió a la estrella rusa como “una máquina de marketing, que se asocia con empresas que van desde Nike hasta Porsche”. Entre sus emprendimientos está Sugarpova, un negocio de caramelos que lanzó en 2013 y que califica como “una línea de golosinas premium que refleja el lado divertido, moderno y dulce” de la tenista.

Pero más que un ideal de marketing, la rusa deja su huella en la cancha. María Sharapova se instala como un referente en la historia del tenis femenino.

 

 

 

 

 

 

Lo más reciente

cerrar