Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

EL PRÓXIMO DOMINGO

Katie Sowers, la primera mujer coach del Super Bowl

Por Mujer Dínamo 27 Ene, 2020

Asistente técnica ofensiva del equipo finalista San Francisco 49ers, que disputará el trofeo ante los Kansas City Chiefs en la máxima cita deportiva de Estados Unidos.

Katie Sowers, la primera mujer coach del Super Bowl

El próximo domingo los ojos de los estadounidenses no sólo estarán puestos en los jugadores de Kansas City Chiefs y los San Francisco 49ers, los finalistas que disputarán el Super Bowl 2020 en el Hard Rock Stadium de Miami. Al borde de la cancha la atención se la llevará Katie Sowers (30), quien hará historia al convertirse en la primera mujer (y abiertamente gay) en ser parte del equipo técnico de la máxima cita del fúbol americano.

Sowers está en su cuarta temporada en la NFL y es una asistente ofensiva con los San Francisco 49ers. “Ha hecho un trabajo excelente”, dijo el entrenador en jefe del equipo, Kyle Shanahan, a NBC Sports Bay Area.

En un comercial de Microsoft Surface, Sowers comparte una carta en la que se escribió a sí misma cuando era niña: “Espero algún día estar en un verdadero equipo de fútbol”. Luego, en el mismo spot cierra ya como entrenadora de los 49ers enfatizando: “No sólo estoy aquí para ser la mujer símbolo. Estoy aquí para ayudarnos a ganar”.

La coach, según relata CNN, nació en Hesston, Kansas, una pequeña comunidad de aproximadamente 3.800 personas. Creció jugando al fútbol con su hermana gemela, Liz. Se trataba de algo informal, fútbol con los muchachos de su pueblo.

“No había dudas sobre jugar o no jugar”, relató Liz Sowers a NBC Sports Bay Area. “Simplemente, jugábamos. Eso es todo”.

Luego del colegio asistió a Hesston College y luego a Goshen College en Indiana, graduándose en 2009. Obtuvo su maestría en kinesiología en la Universidad de Missouri Central en 2012.

En Goshen, universidad afiliada a la Iglesia Menonita, la rubia compitió en fútbol, básquetbol y atletismo. Fue entonces cuando le contó a familiares y amigos que era gay.

“Cuando se trataba de hablar con mis padres, no era más que amor y aceptación”. Pero cuando postuló en esa universidad para ser entrenadora asistente en el equipo de baloncesto femenino, reveló que fue rechazada por su orientación sexual.

Devastada, especialmente cuando le pidieron que se alejara de las niñas de ese equipo (para no alterar a los padres…), siguió su vocación deportiva jugando fútbol americano con su gemela Liz en la liga femenina.

Primero estuvo en la cancha por el equipo West Michigan Mayhem y luego para las Kansas City Titans de Missouri. Más tarde, ya sin uniforme, se convirtió en gerente general de las Titans.

También entrenaba a chicas en fútbol americano y básquetbol y allí una de las niñas era hija de Scott Pioli, ex director general de los Kansas City Chiefs. Así volvió a su deporte original y entró al mundo técnico. Partió entonces su carrera con los Atlanta Falcons y su prestigio ascendió rápidamente.

En 2017 llegó a San Francisco. Fue contratada como como asistente ofensiva de temporada, convirtiéndola, según la NFL, en la segunda mujer en tener un puesto de entrenadora de tiempo completo en la historia de la liga.

En una publicación de Facebook, Sowers agradeció públicamente a Pioli en Facebook: “Es importante que todos sepan que los sueños se logran al encontrar primero a alguien que vea tu valor, independientemente del género, y que tome los pasos necesarios para despejar un camino, incluso en el camino menos transitado. Es difícil encontrar a esas personas, pero tuve la suerte de comenzar mi viaje en la NFL debido a un amigo cercano y mentor en Scott Pioli”.

Una travesía que tendrá su gran momento este domingo con un partido emocionante y con Jennifer López actuando en el famoso show de medio tiempo.

Lo más reciente

cerrar