Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Deporte

Los nuevos descargos de Megan Rapinoe contra Trump

Por Mujer Dínamo 12 Sep, 2019

Megan Rapinoe reflexiona sobre la “ridícula” interferencia del presidente norteamericano durante la Copa del Mundo Francia 2019. Mientras, él -extrañamente en silencio- hace un lobby con la FIFA para lograr salario igualitario en el fútbol.

El brillo de la Copa del Mundo tras el campeonato de Francia 2019 no ha encandilado las opiniones de la capitana del equipo de Estados Unidos, Megan Rapinoe, hacia Donald Trump. Y eso queda claro en la tapa de la revista Marie Claire dedicado a mujeres destacadas al número especial El Futuro es Femenino.

La campeona es una de las cuatro estrellas elegidas para celebrar el aniversario de la revista que, obviamente, le preguntó sobre el pelirrojo mandatario, la cita -ahora famosa- de la futbolista para negarse a visitar la Casa Blanca y la respuesta extremadamente no presidencial de él, que se produjo mientras el equipo estaba en Francia avanzando en el torneo.

“Ciertamente entiendo la gravedad de un tweet de Trump, cómo usa las redes sociales para irritar su base, atacar a las personas y atacar a las mujeres en particular”, señaló. “Pero parece tan ridículo, para ser sincero. Fue increíble que sucediera, pero eso unió al equipo aún más”.

En la entrevista, Rapinoe también habla sobre su relación con su novia y estrella de la WNBA Sue Bird, a quien describe como la “Benjamin Button de  los deportes”, también sobre su lucha contínua por la igualdad salarial y la forma contradictoria en que la trataban antes y después de la victoria en Francia 2019.

“Incluso cuando llaman a los atletas masculinos arrogantes es casi de una manera positiva. Pero cuando se trata de una mujer, dicen: ¿Cómo se atreve ella? ¿Cómo se atreve a saber que es una de las mejores jugadoras del mundo? ¿Cómo se atreve a tomarse un momento para dejar que 55.000 fanáticos la adoren por completo? ¿Sabes? No permitimos que las mujeres tengan ese espacio”.

Los más anecdótico de esta portada es que, en paralelo, su archienemigo Trump ha mantenido conversaciones con el jefe de la FIFA, Gianni Infantino, sobre cómo el fútbol femenino puede ser “más equitativo”. El mandatario, quien abiertamente se enfrascó en una batalla de declaraciones con Megan Rapinoe, tuco un encuentro con el dirigente deportivo en la Casa Blanca.

El equipo nacional femenino de EE.UU. lleva una batalla de larga duración con la asociación de fútbol de su país para asegurar la paridad salarial con sus homólogos masculinos, un equipo mucho menos exitoso en el escenario mundial en comparación con ellas.

Lo más reciente

cerrar