Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

ESTE MES EN ESTAMBUL

Cae otra barrera: árbitro francesa dirigirá la final de la Supercopa

Por Mujer Dínamo 2 Ago, 2019

La UEFA designó a Stéphanie Frappart para arbitrar el partido el próximo 14 de agosto entre Liverpool y el Chelsea. Los hombres que han estado bajo su silbato destacan su “diplomacia” y la ubican como una de las mejores referí de su país. Ya está confirmada para ser titular en la Pimera Divsión gala de la próxima temporada.

Cae otra barrera: árbitro francesa dirigirá la final de la Supercopa

Los rudos jugadores le tendrán que decir en la cancha “Madame l’arbitre”. Así comentó la prensa francesa el nacimiento de la nueva ídola en la bullante escena del fútbol femenino. Esta vez no viste camiseta de país o club, sino que su protagonismo estará en el silbato: la UEFA designó a Stéphanie Frappart (35) para dirigir el partido por la Supercopa de Europa que protagonizarán el próximo 14 de agosto el Liverpool (campeón de la Champions League) y el Chelsea (triufador de la Europa League). La decisión es histórica, ya que será la primera vez que una árbitro mujer lidere una final masculina de la organización que rige la actividad en ese continente. La cita será en la cancha Beşiktaş Park, en Estambul.

El jefe de arbitraje de la UEFA, Roberto Rosetti no guardó elogios: “Stéphanie ha demostrado a lo largo de los años que es una de las mejores árbitras, no sólo de Europa, sino de todo el mundo”, aseguró.

Al igual que sucedió en el partido final de la reciente Copa Mundial Femenina entre Estados Unidos y Holanda, Frappart será asistida por su compatriota Manuela Nicolosi y la irlandesa Michelle O’Neill. Cerrando la triada de mujeres protagonistas del silbato en la cancha. El cuarto árbitro será el turco Cuneyt Cakir.

El primer titular de Frappart fue en 2014, cuando se convirtió en la primera mujer en dirigir la Ligue 2 -Segunda División- del fútbol francés. Y este año, antes de la Copa Francia 2019.

Esta pionera de 35 años, exigente y discreta, rompió todas las barreras, convirtiéndose en la primera mujer en liderar un juego de la Ligue 1 en abril, un empate entre Amiens y Estrasburgo (0-0) y luego Niza- Nantes (1-1) en mayo, después de cinco temporadas la categoría menor. “Ha logrado hacerse un lugar en medio del fútbol, ​​a veces recibiendo burlas machismo”, contaba el anal galo TV5.

Ella tiene mucha diplomacia… Cuando eres entrenador -y hombre- estás bajo presión, te enojas… Todo lo que necesita es una mirada, una sonrisa, un gesto… y te detiene”, dijo el entrenador de Lille Christophe Galtier, después del estreno de la árbitro en Frappart en L1.

“Habla con una voz baja, pero tiene carisma, personalidad. Usa las palabras correctas, es diplomática y podemos hablar con ella. No trata de lucirse, porque sabe que se trata realmente del juego añadió”, sumó a su descripción el mediocampista Pierre Bouby de Orléans. El futbolista enfatizó: “Era la mejor árbitro en la Ligue 2”.

Aquí está en la élite de hombres (y mujeres) de negro, siguiendo los pasos de la alemana Bibiana Steinhaus, la primera mujer que lideró un partido de la Bundesliga, y también de Nelly Viennot, que ofició en Primera División como árbitro asistente.

Uno de mis roles es también crear vocaciones, motivando a que las chicas quieran iniciar una carrera en el arbitraje. Lo tomo muy en serio porque creo que abrí puertas”, dijo a la agencia AFP a inicios de año..

Como la única mujer que puede vivir, en parte, como árbitro, esta nativa de Herblay (Val-d’Oise) todavía trabaja tres días a la semana en una federación deportiva. “Una especie de semi-profesionalismo con una asignación mensual fija y asignaciones de partidos”, según Pascal Garibian, jefe de los árbitros franceses.

En 2011 ingresó al staff de la FIFA de juezas internacionales. Y al año siguiente fue la titular en la final del Campeonato de Europa Femenino Sub 19 2012. El mayor logro, hasta el anuncio de hoy, fue su designación del cierre del Campeonato de Europa Femenino entre Holanda e Inglaterra.

A la designación de Frappart la antecede otra mujer dando un paso importante. La primera elegida para dirigir un partido masculino por la Unión Europea -no una final- fue la suiza Nicole Petignat en la fase de clasificación de la Copa de la UEFA entre 2004 y 2009.

 

 

 

Lo más reciente

cerrar