Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Deporte

Trump suma una nueva enemiga en su guerra con Megan Rapinoe

Por 3 Jul, 2019
Trump suma una nueva enemiga en su guerra con Megan Rapinoe

La basquetbolista Sue Bird, estrella de la WNBA y pareja de Megan Rapinoe, se ha pronunciado en ‘The Players Tribune’ sobre el cruce de declaraciones que han tenido la capitana de la selección estadounidense y el Presidente de Estados Unidos.

«Supongo que el presidente debe de odiar realmente a mi novia», afirmó la deportista en su artículo. La jugadora va más allá en sus palabras, preguntándose si Trump no tiene «nada más importante a lo que dedicar su tiempo».

A Megan Rapinoe se la conoce por ser la nueva superheroína de la que todos hablan, máxima goleadora de la selección de fútbol de EEUU y por ser una activista incansable por los derechos LGTBI. Megan no teme enfrentarse públicamente a Trump, y es que ha reiterado varias veces que no no visitaría la “jodida” Casa Blanca si el mandatario la invitase a la selección estadounidense.

«Así que el presidente odia a mi novia»

¿Qué hace el Presidente de los Estados Unidos reaccionando como adolescente en contra de tu novia? Bueno… es muy raro”, apunta en su tribuna sobre el momento en el que Trump empezó a tuitear contra su pareja. “Tuve una reacción normal: me asusté un poco. Hay algo que tienen que saber: nuestras tendencias políticas son similares, pero no nuestra forma de exteriorizarlo. Lo que realmente asusta es que no es solo sus tuits, de repente llega la gente de MAGA (Make America Great Again, eslogan de los seguidores Trump) apareciendo hostilmente en las menciones de Twitter, los blogs escribiendo cosas terribles sobre una persona que quieres mucho. Y ahora hay ataques a Megan en Fox News y quién sabe en dónde más”, apunta.

Rapinoe es “la reina a la que más ganas dan de besar en todo el mundo”.
 “Estoy muy orgullosa de Megan y toda la selección de Estados Unidos. Hay que apreciar lo que hacen, dejando al lado las “otras cosas y enfocarnos solo en futbol”, expresó.

Bird alaba en la carta la actitud moral y responsabilidad deportiva de su pareja. “A Megan no hay forma de sacudirla. Ella hará lo suyo, a su velocidad, a su ritmo y no pedirá disculpas por nada. Cuando lo de Trump comenzó la semana pasada, Megan no se mostraba nada preocupada. Es raro decirlo, pero fue lo único normal de todo esto. No es una farsa o algo para desviar atención, es Megan en nivel ‘jefa’ de un videojuego en autoconocimiento. Ella siempre ha tenido esa confianza, pero eso no quiere decir que sea inmune. Es sensible como todos, quizás hasta más, pero ha encontrado la forma de controlar esa sensibilidad y eso hace que luce por otros”.

Por último, elogió a la que posiblemente haya sido la figura del Mundial femenino: «La Megan que ven ahora es una versión más fuerte de la que hincó la rodilla en el suelo. Todas las amenazas, todo el criticismo, todas las reacciones y superarlas es lo que hace que no le importen todos los imbéciles del mundo».

 

Lo más reciente

cerrar