Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

CHILE EN FRANCIA 2019

Tiane vs. Hope: tan lejos y tan cerca una de la otra

Por Johanna Cruyff 14 Jun, 2019

El domingo Christiane Endler entra como la gran estrella al arco en el partido de Chile ante la poderosa selección de Estados Unidos. La razón de su protagonismo es la ausencia a 100 metros al frente de uno de los referentes bajo los palos, la famosa Hope Solo, quien con todas las copas y medallas con su país cedió su puesto en el torneo de Francia. Una norteamericana que ya alabó a la guardameta nacional por su último partido. Su opinión no pasó inadvertida, ya que hay un espejo de talentos extraordinarios y un océano de diferencia de estilos y biografías. Aquí nuestra columnista experta te lo detalla.

El padre de Hope Solo terminó en la cárcel acusado de querer secuestrarla cuando ella tenía 7 años. Ella no lo volvió a ver hasta que entró en la universidad, que fue el momento en que decidió dejar de ser la goleadora del equipo de fútbol del lugar para convertirse en arquera, llegando a la selección de Estados Unidos y convirtiéndose en campeona olímpica en Pekín (2008) y Londres (2012) y campeona mundial en Canadá (2015). Hope superó todo y es considerada una de las mejores porteras de la historia y es una celebridad mundial, con autobiografía llena de discursos resilientes en sus páginas.

Christiane Endler tuvo el apoyo total de sus padres cuando decidió dedicarse a ser arquera profesional en el fútbol y ha mostrado en su carrera un camino de esfuerzo y madurez, aprendiendo, estudiando, probando suerte. Jugó en Inglaterra, en España, iba y venía a Chile, hasta lograr convertirse en una de las mejores del planeta en su puesto y jugando en un club grande de Francia. Tiane, como la llaman los amigos, sólo tuvo la mala suerte de nacer en un país donde el fútbol femenino comenzó hace apenas un par de años su despegue masivo. Y aunque logró su meta de llegar a jugar una Copa del Mundo, sus aspiraciones son realistas: ojalá pasar una fase en el torneo.

¿Dónde se unen ambos caminos? El domingo Christiane Endler entra como la gran estrella al arco en el partido de Chile ante la poderosa selección de Estados Unidos. La razón de su protagonismo es la ausencia a 100 metros al frente de uno de los referentes bajo los palos, la famosa Hope Solo, quien con todas las copas y medallas con su país cedió su puesto luego de más de una década de triunfos en el torneo en tierras galas. La norteamericana, además, no escatimó en elogios hacia la guardameta nacional. Y su opinión no pasó inadvertida, ya que hay un espejo de talentos extraordinarios y un océano de diferencia de estilos y biografías.

No es común en el mundo del fútbol que las miradas de los fans estén puestas en los arqueros. La atención casi siempre está en la camiseta 10 que siempre se lo pasan al talentoso, en el 9 que supuestamente tiene el don del gol o el líder carismático (la 3, la 5 o la 6) que ocupa el puesto de defensa central.

En la tradición futbolera (hasta ahora, y como todo lo anterior, basado en el ejemplo histórico masculino), el arquero casi siempre es algo fuera de la norma, un poco extraño, casi un loco. Es el que llama la atención, ya sea por el atuendo, la forma en que se mueven, por el rol que le compete cuidando las espaldas de todos.

Es cierto, también los hay del estilo sobrios, que no cometen excentricidades bajo los tres palos, que imponen liderazgo y cordura. Existen, sí, pero son los menos.

En esta dicotomía de los estereotipos, Hope y Tiane quedan ubicadas en estos extremos. Porque más allá de los elogios y éxitos deportivos, la estadounidense nacida en Richland en 1981 y que ya está en el período final de una exitosa carrera, tiene material para más de un libro autobiográfico (ojalá no autorizado). Además de lo relatado de su padre y de los problemas de alcohol de su madre, la lista de su vida tiene varios hitos que llenaron páginas de los medios sensacionalistas: ella misma confesó que estaba borracha en el juego final en que salieron campeonas el 2008 en los Juegos Olímpicos de Pekín; en su rol de celebridad, participó en el programa de TV Dancing with the Stars llegando a las instancias finales; si faltara algo de acción, fue separada un tiempo de la selección por sus inapropiados dichos, se vio involucrada en escándalos de violencia doméstica y unas fotos suyas desnuda circularon en redes sociales gracias al hacker de turno.

La excentricidad del arquero carismático en todo su esplendor, aunque cuando le toca salir a la cancha trata de portarse bien y cuenta con la ayuda de sus compañeras que la hacen trabajar poco al ser las mejores del mundo.

Al otro lado del péndulo, Tiane (nacida el 91) es la líder del equipo chileno, la que aboga por concentración, espíritu y pasión en sus compañeras, la que ataja tiros increíbles y que a base de esfuerzo y trabajo ha logrado sobresalir en un campo donde las mujeres chilenas hasta hace un par de años no existían. Tiane, además, no tiene complejos de responder de todo. No le teme a decir su tendencia política, ni opinar de temas como el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo. Va de frente ante la vida como cuando sale al achique en su área y es un personaje diferente en comparación a lo que hemos visto siempre en el mundo del fútbol masculino, siempre lejano a la opinión y más cercano a los autos de moda, la mezcla incendiaria que se logra con la farándula y a la ostentación. Desde ese rol de arquero lleno de sobriedad, pero con los focos bien puestos, Tiane se ha ganado el respeto y la admiración no solo de los fans chilenos, sino que también de la prensa especializada en fútbol femenino a nivel mundial.

Por eso el domingo, más allá de los esfuerzos titánicos que hará La Roja Femenina por salir airosa ante las estadounidenses, estas dos mujeres lo vivirán a su manera. Seguramente, Tiane tendrá muchas más apariciones en la transmisión (ojalá no buscando la pelota al fondo del arco), luchará como siempre por salir adelante y llevar el bastión chileno en busca de un nuevo hito histórico.

Mientras, apoyando al bando rival, la famosa Hope mirará a su colega de puesto tratando de salir adelante, como lo hizo ella en esa peculiar vida que le tocó y que la puso en el arco, cuidando las espaldas del resto.

Lo más reciente

cerrar