Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

CHILE EN FRANCIA 2019

Un primer paso lleno de pasión y dignidad

Por Johanna Cruyff 12 Jun, 2019

Independiente del 0-2 frente a Suecia, la Roja Femenina regaló pasión y dignidad a raudales, en un debut que ya está en los libros de historia.

Un primer paso lleno de pasión y dignidad Foto: ANFP

Los rostros de las seleccionadas chilenas en el túnel antes de entrar a la cancha lo decían todo: emoción, ansiedad, alegría; diferentes sensaciones mezcladas a solo segundos de debutar en un Mundial. Y luego, al momento del himno nacional, el fervor contagioso al cantar, al mirar la bandera en lo alto, encaramadas en un sitial de orgullo por el hecho de vestir la camiseta roja y representar al país.

¿Qué más se puede pedir en un debut histórico, en una Copa del Mundo, para este puñado de mujeres que ha demostrado hace rato –aunque no salgan todos los días en los medios o apenas les den un párrafo casi de consolación en tiempos normales– que se ganaron el respeto en el machista contexto del fútbol en un país como Chile?

Lo que ocurrió en la cancha de Rennes es un hito desde todos los ángulos posibles. No sólo porque en estos días los auspiciadores de siempre se preocuparon de hacer spots publicitarios con igualdad de género y con rostros de estas gladiadoras que han hecho de esta pasión un verdadero motivo de lucha. No sólo porque en esas dos horas de partido, las mujeres convocaron a mirar fútbol: en los colegios, en las oficinas, en los smartphones.

Es más que todo ello. Este partido en Rennes es una piedra angular, donde este grupo de mujeres lo demostró en la cancha. Corriendo todo. Luchando a pesar de las diferencias. Porque ese esfuerzo encomiable en el pasto francés es sólo el reflejo de una verdadera cruzada, de años de sacrificios en pos de un sueño. Un sueño que al fin se hizo realidad.

Sí, estamos aún a muchos pasos de Suecia, el rival del debut. En los noventa minutos (y más con rayos incluidos) de partido, en el desarrollo del fútbol femenino, en la participación igualitaria de género, en los rankings de la OCDE, Pisa y cualquier medición que hable de desarrollo económico y social.

Pero las guerreras vestidas de rojo en la cancha de Rennes, independiente del 0-2 final, regalaron pasión y dignidad a raudales, en un debut que ya está en los libros de historia.

Lo mejor de todo es que apenas es el primer paso adelante. Hacia un futuro esplendor.

Lo más reciente

PIEL

¡Malditas bolsas!

Con el paso del tiempo, el contorno de ojos empieza a dar más atención:…

Por Lía Klarmann
cerrar