Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

EMPRENDIMIENTO

“En días como los que corren la belleza es más necesaria que nunca”

Por Lucy Willson 27 Nov, 2019

Javiera Díaz de Valdés lanza su línea cosmética Libra, una aventura de negocio que dudó en presentar. Pero dada su inspiración natural y muy chilena, sintió que era la “comprobación de que vivimos en un país hermoso”. A la cita también acudió Alejandra Mustakis (Asech), quien aprovechó la contingencia para destacar: ““Nada mejor que partir sueños en este nuevo Chile”.

No era decoración. Se trataba de una pensaba instalación que pudiera traducir lo que mantuvo por 10 meses en secreto Javiera Díaz de Valdés; ese proyecto que adelantaba con Antonia Moro en el podcast de Mujer Dínamo un tiempo atrás. Finalmente, ayer la actriz no levantó el telón, sino que reveló el misterio en un largo mesón lleno de naturaleza marina, otra del norte y austral. Casi camuflados entre ellos, como unos elementos más salidos de una marea o bosque, estaban los productos de Libra, una línea de belleza natural en la que apostó como un emprendimiento que extendiera su filosofía por la slow life, lo orgánico, la elegancia de lo simple.

“Fue una especie de revelación súbita de lo que hoy es Libra”, contó Javiera en el íntimo lanzamiento de los productos en un verde jardín del Hotel Bidasoa, donde su hija Rosa con un desplante espectacular la ‘teleoneó’ antes de que la actriz mostrara cada una de sus creaciones.

Javiera dijo que durante este tiempo no revelar en qué trabajaba fue su opción no por estrategia, sino que quería que fuera algo realmente personal. “No quería contaminarme con opiniones ajenas”, explicó.

Sólo su mejor amiga, Francisca Rojas, supo de esta idea y la ayudó a hacer algo más concreto lo que la nueva emprendedora tenía como nociones en su cabeza. ¿Qué eran esas ideas? Hablar de la belleza más allá de un tema cosmetológico.

“Por muchos años se nos ha impuesto una idea de la belleza muy estresante, que es luchar contra el paso del tiempo”. Javiera quería recalcar con Libra que “hay que abrazar el tiempo y no combatirlo”.

“Una vejez equilibrada, cuidada es tan bella como una juventud esplendorosa”, explicó. También insistió que su apuesta no está restringido al mundo femenino, ya que todos los productos están hechos para hombres y mujeres.

El nombre Libra (su signo), además de ser personal reflejaba el mismo concepto de balance, equilibrio y justicia.

La actriz confesó, dados los últimos días de agitación social, que dudó sobre hacer el lanzamiento de su marca. “Pero me di cuenta de que, precisamente, en días como los que corren la belleza es más necesaria que nunca. Alguna expresión de belleza, alguna comprobación de que vivimos en un país hermoso”.

Su inspiración no puede ser más chilena: un aceite facial que toma como principal ingrediente a las algas marinas del océano Pacífico; el tónico hidratante de lúcuma que evoca los paisajes del norte del país y una máscara desintoxicante de arcilla y maqui como escencia de lo que son los bosques del sur.

En todo este tiempo fue probando ingredientes y texturas, adquiriendo un nuevo conocimiento que jamás pensó explorar y estudiar tan a fondo. “Muchas veces me sentí como una alquimista medieval”.

En esta aventura tuvo la colaboración de Laboratorio BellCos, experto en cosmética natural.

En la presentación fue a darle su apoyo a Alejandra Mustakis, presidenta de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), que aprovechó de destacar lo que hay detrás de una Pyme: “Una persona que hace los sueños en realidad”.

“Eso significa entrar en una cancha de días buenos y días malos”. Y continuó: “Aprender a navegar. Además, estamos en un país en que estamos aprendiendo a navegar”.

Por eso que este período de crisis “es una oportunidad preciosa de darnos cuenta de la importancia de las pymes y la importancia del hacer”. Y terminó: “Nada mejor que partir sueños en este nuevo Chile”.

Lo más reciente

cerrar