Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

DE MÁS DE 2 MIL AÑOS

Arqueólogos recrean el perfume de Cleopatra

Por Mujer Dínamo 19 Ago, 2019

Enviaron las vasijas que contenía la fragancia -usada supuestamente por la reina del Nilo- a científicos para que las analizaran.

Arqueólogos recrean el perfume de Cleopatra Elizabeth Taylor interpretando a la mítica reina del Nilo en la película Cleopatra.

Dicen que las cosas mejoran con la edad y este podría ser el mejor ejemplo. Un perfume de 2.000 años que Cleopatra, la reina del Nilo, habría usado reaparece a partir de una receta histórica de la fragancia.

El profesor Robert Littman y el Dr. Jay Silverstein  de la Universidad de Hawai trabajan actualmente en Tell Timai -la antigua ciudad egipcia de Thmuis- en un extenso proyecto que ya ha revelado muchas imágenes, sonidos y, lo más importante, aromas de la Atigüedad. Está muy lejos de su territorio en la Universidad de Hawái pero, al parecer, no es menos agradable para los sentidos.

Al descubrir una serie de hornos que datan del siglo III adC., el equipo encontró “un área de fabricación para algún tipo de líquido”, según el comunicado de prensa de la universidad. En el lugar habían “monedas de plata y joyas de oro y plata cerca de los hornos, lo que sugiere que posiblemente se descubrió la casa de un comerciante de perfumes”.

Littman y Silverstein llevaron los residuos hallados en botellas antiguas a los expertos en perfumes Dora Goldsmith y Sean Coughlin, quienes siguieron sus pasos para dar vida a la historia.

¿Cómo se hizo el perfume en los tiempos del Reino Ptolemaico, que Cleopatra gobernó entre 51 y 30 adC? La revista Smithsonian dice que “se agregaron cardamomo, aceite de oliva y canela para producir los perfumes antiguos” que, junto con una consistencia más espesa, “produjeron aromas fuertes, picantes y ligeramente almizclados que tendían a durar más tiempo que las fragancias modernas”.

Los olores más fuertes de la época, en términos de estatus como de aroma, eran mendesianos y metopianos. Un ingrediente clave para ambos fue la mirra, la resina quizás mejor conocida por su inclusión en la Biblia.

El Dr. Silverstein le dice a IFL Science que el Mendesian tiene “un olor muy agradable a incienso ligero”, mientras que el Metopian “es mucho más almizclado y áspero”.

Es especulativo sobre si Cleopatra misma usaba los aromas. Si lo hubiera hecho, habría favorecido a Mendesian, señala Silverstein, en referencia a lo que cuentan antiguos textos griegos.

La perfumista Mandy Aftel, quien en 2005 ayudó a reproducir un perfume utilizado para perfumar a una momia infantil basada en los raspados de una máscara mortuoria, explica que, en realidad no es seguro que Cleopatra haya usado ese perfume, ya que la dirigente tenía su propia fábrica de perfumes y creó fragancias exclusivas en lugar de usar lo que sería el equivalente relativo de ponerse una marca comprada en la tienda. De hecho, incluso hay una leyenda que relata que roció las velas de su barco real con tanto olor que Marco Antonio podía olerla llegar a la orilla cuando lo visitó en Tarso.

Lo que sabemos sobre el régimen de belleza de la legendaria gobernante de Egipto es bastante exótico. Se cree que se bañó con leche agria de cabra y usaba estiércol de cocodrilo seco en la cara. Smithsonian escribe: “Ella tenía su propia fábrica de perfumes y creaba esencias exclusivas”. Algo en que siguen sus pasos las celebridades de hoy.

La forma en que la gente olía tenía un significado profundo. El Dr. Silverstein revela a IFL Science que los perfumes “eran importante en los rituales, para la curación, incluso, asociándolos con la inmortalidad… Los aromas tenían el poder de mejorar la calidad de su vida y probablemente la vida después de la muerte”.

El Museo National Geographic en Washington DC ha incluido el perfume de Cleopatra en su exposición Queens of Egypt. Su dulce olor del éxito está disponible para sentirse hasta septiembre.

Lo más reciente

cerrar