Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

BELLEZA Y SALUD

Problema y solución: guía especializada con tratamientos de belleza

Por Germán Romero 15 Jul, 2019

Hablamos con una lista de doctores y especialistas que nos detallaron que las nuevas técnicas de rejuvenecimiento y procedimientos mínimamente invasivos son hoy la tendencia para actuar en las áreas de cara, cuerpo y pelo.

Problema y solución: guía especializada con tratamientos de belleza

ROSTRO
Una cara descansada que proyecta energía y emociones es una meta para muchas. Y el foco, para varias de ellas, es más específico: lograr aquella mítica “eterna juventud”. El mismo deseo que tuvo Cleopatra con sus baños de leche y la contemporánea Julia Roberts con el uso de agua mineral, a quienes que se suma Demi Moore con el método de sanguijuelas para detoxificar la piel de su rostro.

La doctora Monserrat Fontbona, integrante de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, señala que los primeros signos de envejecimiento son la alteración de la calidad de la piel, la pérdida de luminosidad y la aparición de arrugas de expresión. Para ella, lo más importante es la prevención de esos efectos y el daño causado por las agresiones ambientales (sol, principalmente). Ante ‘batallas’ que cuesta combatir existen métodos que ayudan a ganar terreno. “Cuando ya existen arrugas de expresión cómo las ‘patas de gallo’ es posible tratarlas con aplicación de productos como la toxina botulínica que produce un efecto de atenuar o desaparecerlas. En el caso de la comisura de los labios se puede mejorar su aspecto inyectando rellenos faciales para levantar las zonas que presentan surcos o depresiones”, explica la doctora Fontbona, quien afirma que la sumatoria de todos estos efectos dan un aspecto rejuvenecido, vital y natural de la cara.

Según la profesional, la prevención es el pilar fundamental de cualquier tratamiento antiedad: “Una buena limpieza diaria, adecuada hidratación y lubricación de la piel, evitar la exposición solar o en caso de estar sometida a esta, usar constantemente bloqueador y evitar el consumo de cigarrillo ayudan a retrasar el envejecimiento de la piel”.

PELO
Más que diamantes o cualquier accesorio de diseñador, un pelo brillante, sedoso y fuerte llama la atención en cualquier lugar. Aquel seco y también el graso representan los problemas más comunes de las mujeres, que exigen cuidados completamente diferentes.

El pelo seco tiende a tener más frizz, ya que el cabello dilata las cutículas para captar moléculas de agua en el ambiente; también suele ser más quebradizo por su poca flexibilidad. Lo ideal es utilizar líneas de productos con aceites esenciales que contengan aceite de coco o glicerol que hidratan y evitan el quiebre. Para pelo graso se recomienda comenzar con un champú de limpieza profunda y seguir con un acondicionador, que es más bajo en concentración de ingredientes”, afirma Rodrigo Ramírez, estilista del Salón Siena y embajador de L’Orèal Professionnel.

Junto con esos cuidados también recomienda peinados: “Para el pelo graso en verano es ideal hacer trenzas o tomarlo con pinches para no tocarlo demasiado, ya que eso estimula más la gratitud. En el caso del seco ojalá tomar un lado, idealmente con pinches plástico que no lo dañen, además de siempre aplicar dos o tres veces por día alguna crema hidratante o aceite”.

¿Algún corte que las favorezca? “En pelo graso se recomienda aquellos en capas porque este tipo de cabello tiende a no tener movimiento. Un long bob (melena hasta los hombros) es un clásico. En cuanto a los secos optaría por dar más textura en las puntas, sin capas muy pronunciadas para que no se note poroso y se tenga más control”.

CINTURA
Según especialistas, las visitas en búsqueda de bajar el abdomen, marcar cintura o reducir el molesto ‘rollito’ del costado equivale a 70 por ciento de las consultas que reciben diariamente.

El cirujano plástico de la Clínica Imagen Patricio Covarrubias explica que son variados los factores que influyen en esa situación: “En pacientes jóvenes y sin hijos las principales causas son la alimentación, falta de ejercicio y genética. En mujeres que ya han tenido hijos se suma la separación de los músculos abdominales luego del embarazo y parto”.

El médico señala que hoy existen variados tratamientos no invasivos y quirúrgicos: “La liposucción es lo que más se usa, con nuevas tecnologías como el Lipo Vaser (ultrasónica) y Microaire (PAL). Estas permiten una mejor retracción de la piel mejorando así el resultado. En caso de mucho exceso de piel y de separación de los músculos abdominales la abdominoplastía es la alternativa”.

Para aquellas con temor a una cirugía hay opciones no invasivas como la criolipolisis coolplas, que ‘congela’ la grasa, también está la radiofrecuencia viora para retraer la piel y la cavitación que disuelve la grasa con ultrasonido. “No existe un único tratamiento ideal, dependerá de cada caso. Lo importante es que el paciente se asesore bien con un profesional certificado y calificado para realizarlos”, enfatiza el especialista.

OJOS
Si bien hasta hace algunos años las famosas ‘patas de gallo’ o arrugas de expresión alrededor de los ojos eran la principal preocupación estéticas de las mujeres chilenas, hoy quitar las bolsas o excesos de piel y grasa del párpado inferior se ha vuelto en una de las operaciones más requeridas. ¿La razón? Un rostro cansado se delata con una mirada exhausta, ojos caídos y, por supuesto, unas bolsas oscuras que intensifican la sensación de agotamiento, aunque no sea así.

Para el cirujano plástico Eduardo Costa las ‘bolsas’ o blefarochalasis inferior se produce, entre otras causas, por la relajación y el descenso de las partes blandas de la cara (piel y músculos), la pérdida de grasa y el adelgazamiento óseo de los pómulos. Según el profesional, prevenir no es tan fácil, ya que hay un gran componente genético en relación a la pérdida y a la laxitud que van tomando los tejidos con el paso del tiempo.

El cirujano nos cuenta que existen procedimientos mínimamente invasivos y quirúrgicos que ayudan con este problema. “El primero busca rellenar con ácido hialurónico las zonas que van perdiendo volumen para devolver el contorno facial y levantar las depresiones que se forman. Su efecto dura entre 12 y 14 meses y tiene muy pocas complicaciones”. Por otro lado, está el procedimiento quirúrgico -también llamado blefaroplastia– que tiene por finalidad remover el exceso de grasa de las bolsas del párpado inferior, el exceso de piel y de ser necesario reposicionar la grasa para devolver el volumen a los pómulos. “La indicación del tratamiento dependerá de cada paciente; de la magnitud de sus bolsas y de lo que desee como resultado”, explica el doctor.

CASPA
Para muchas personas el simple hecho de pasar su mano por el pelo es un problema, pues este simple movimiento no sólo agita el cabello, también la caspa. Y no se trata únicamente de tema estético, también es de salud. Se estima que esta condición inflamatoria crónica del cuero cabelludo afecta aproximadamente a la mitad de los adultos a nivel mundial.

“Produce enrojecimiento, descamación y picazón. Si bien su causa se ha atribuido por años a la presencia de un hongo llamado malassezia, la evidencia actual apunta a una alteración en la microbiota (bacterias y hongos que viven en nuestro organismo), sumado a factores genéticos como, por ejemplo, la cantidad de sebo que producimos”, señala el dermatólogo Marcelo Lefimil, de Clínica Santa María.

Según el profesional, la caspa se puede combatir con tratamientos cosméticos y también de prescripción médica dependiendo de la severidad del problema: “Estos últimos se utilizan para casos más severos y consisten en medicamentos antimicóticos y corticoides tópicos. En casos rebeldes se ha utilizado incluso la fototerapia”.

Lefimil explica que la mayoría de productos cosméticos para la caspa contienen pitirionato de zinc, sulfuro de selenio o ácido salicílico que, en general, son bien tolerados por los pacientes y aparecen como una buena opción antes de pasar a una segunda línea de tratamiento.

El especialista nos cuenta que si la caspa no responde a ningún tratamiento es necesario consultar un dermatólogo, pues puede ser el síntoma de otra enfermedad como la psoriasis, dermatitis o tiñas del cuero cabelludo.

ACNÉ
Desde la juventud, el acné es un fantasma que ronda el rostro de muchas, incluso, acompañándolas hasta la adultez.

Lorna Velásquez, dermatóloga de la Clínica Opia, detalla que el acné es una enfermedad de la piel que se produce, principalmente, por un aumento en la producción de sebo de la glándula sebácea por influencias hormonales; también porque se tapa el conducto de salida de la glándula y por el aumento una bacteria en la piel llamada P. Acnes.

La doctora explica que la genética es importante en este tema, porque el número, el tamaño y la actividad de la glándula sebácea es heredada. Y si bien no se puede evitar, sí se puede tratar correctamente para impedir que aparezcan lesiones.

El tratamiento para el acné se elige según la severidad de las lesiones y debe ser indicado por un dermatólogo para evitar que se agrave”, afirma. También señala que para algunos tipos de acné los tratamientos tópicos con cremas y jabones son suficientes, y se pueden apoyar con otros procedimientos como peelings, microdermoabrasión y láser.

“Si amerita se indican tratamientos vía oral, que pueden ser antibióticos con efectos antiinflamatorios o también medicamentos que actúen en la pared de la glándula sebácea disminuyendo su tamaño y la cantidad de secreción del sebo. Lo importante del tratamiento temprano es evitar las cicatrices, desde manchas oscuras hasta depresiones profundas en la superficie de la piel”, dice Velásquez.

 

 

 

 

Lo más reciente

cerrar