Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

PIEL

¿Qué piel tengo?

Por 17 Jun, 2019

Mixta, grasa, madura o seca…. Todos tenemos un tipo de piel en parte determinado por nuestra genética, fluctuaciones hormonales, alimentación y el entorno en que vivimos. Por es fácil confundirse y, peor aún, usar productos que no nos hacen ningún favor. Hoy nuestra profesional de la belleza y pluma tras la cuenta @adiccionbeauty nos explica cómo erradicar confusiones con métodos certeramente simples.

¿Qué piel tengo?

Obviando condiciones dermatológicas como eczema, rosácea o psoriasis -que requieren de un diagnóstico y tratamiento médicos-, no puedo recordar la cantidad de veces que amigas, conocidas y seguidoras me han asegurado que tienen una piel X sólo para después darles la mala noticia de que han estado usando los productos equivocados.

Y aunque lo ideal es acudir a un dermatólogo para saber a ciencia cierta qué cutis tenemos, existen algunos trucos caseros que nos pueden ayudar a determinar con bastante exactitud nuestro tipo de piel.

La forma más fácil es lavarnos la cara, esperar un par de horas sin aplicarnos absolutamente nada y luego, frente al espejo, determinar cómo se ve y se siente nuestra cara:

  • Piel normal: se siente suave y no muestra rasgos de oleosidad.
  • Piel grasa: exceso de brillo y una sensación de grasitud son dos de sus características indiscutibles. Además, suele lidiar con espinillas y otras impurezas de forma bastante habitual.
  • Pieles secas: se sienten tirantes, suelen verse algo opacas e, incluso, evidenciar zonas descamadas.
  • Piel mixta: si lo que advertimos es la zona de la frente, nariz y mentón con más brillo del que nos gustaría, mientras que la zona de las mejillas se ve normal.

Otra forma más rápida de determinar nuestro tipo de piel es con la ayuda de los siempre útiles papeles matificantes. Basta con aplicarlos en distintas zonas de la cara (mejillas, frente, mentón, nariz), sostenerlos contra la luz y ver cuánta oleosidad podemos ver. Si la presencia de sebo es mínima o nula, nuestra piel es seca. Si éste se concentra en la llamada Zona T, entonces tenemos piel mixta y si todas las zonas presentan exceso de grasitud, entonces la piel es grasa.

Cabe destacar que hay condiciones cutáneas como enrojecimiento que pueden afectar a todas las pieles por igual, independiente de su tipo. Lo mismo sucede con las espinillas, que si bien son más frecuentes en una piel grasa también pueden afectar a alguien de piel seca. En cuanto a la sensibilidad, ésta suele “medirse” por las reacciones a productos cosméticos y otros factores como la radiación solar o la presencia de alergias estacionales e incluso asma. Y si aún con estos métodos seguimos indecisos, lo mejor es agendar una cita con nuestro dermatólogo.

Lía Klarmann

Lía Klarmann es periodista experta en belleza, dicta talleres de cuidado de la piel y es asesora de belleza

adiccionbeauty

Lo más reciente

LIBRO

Pet friendly

El título ¿Por qué los perros mueven la cola? Y otras preguntas raras que…

Por Ina Groovie
cerrar